22.09.2019 |
El tiempo
domingo. 22.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

TAXIS - VTC

El Gobierno reúne a Federación Taxi y a las empresas VTC para acercar posturas

El director general de Transportes, Felipe Piña, se ha reunido este viernes con representantes de la Federación Cántabra del Raxi y de las empresas de Vehículo de Transporte con Conductor (VTC), a los que ha emplazado a nuevas reuniones tras esta primera toma de contacto.

Reunión celebrada esta mañana entre representantes del sector.
Reunión celebrada esta mañana entre representantes del sector.
El Gobierno reúne a Federación Taxi y a las empresas VTC para acercar posturas

Piña ha explicado al término de la reunión, en declaraciones a los periodistas, que era "oportuno" mantener un encuentro entre las dos partes en conflicto (taxi y VTC) para "ir desglosando uno por uno todos los asuntos".

Aunque se ha tratado de "una primera reunión" en la que "se han puesto discrepancias encima de la mesa", Piña considera que también se ha producido un avance porque todas las partes están dispuestas a exponer sus respectivos objetivos.

Preguntado por cual es el planteamiento de la Consejería ante el conflicto, Piña ha afirmado que la Administración tiene que cumplir la ley. En este sentido, ha apuntado que "hay un Real Decreto y unas directrices del Mercado de la Competencia" que se deben seguir, "mirando de reojo" lo que hacen otras comunidades.

"No podemos estar de brazos cruzados y debemos trabajar por llegar a un consenso", ha enfatizado Piña, para quien conseguir que los dos sectores puedan "convivir de la mejor manera posible" redundará en un servicio de calidad.

Piña ha explicado que las próximas reuniones con taxistas y VTC se producirán después de que se celebre el encuentro del Ministerio de Fomento con los directores generales de Transportes de las comunidades autónomas, en el que Piña espera que el Ministerio "dé algunas directrices de como transferir esta competencia".

Por su parte, el portavoz de los taxistas, Manu Andoni Ruiz, ha explicado que la postura del colectivo que representa es "muy clara" y pasa por la "imperiosa necesidad" de redactar una norma que regule y diferencie ambos sectores (taxi y VTC).

Según ha señalado, mientras la postura de los taxistas es clara, la de los VTC es "dispar", ya que "las tradicionales van de la mano del sector del taxi, porque siempre han estado cumpliendo la normativa al completo" con la diferenciación entre la inmediatez del taxi y la precontratación del VTC; mientras que "las VTC que se han solicitado desde 2015 "se oponen a una regulación absoluta del sector".

"Se nos acusa de monopolio cuando la competencia ya existe", señala Andoni, recordando que en Cantabria "compiten" entre ellos 514 taxis junto con las 39 "VTC tradicionales".

A su juicio, lo que quieren las nuevas VTC es "especular con las autorizaciones que se han solicitado" y, al mismo tiempo, "posibilitar que desembarquen en Cantabria plataformas disruptivas que quieren hacer el servicio que ya presta el taxi".

En parecidos términos se ha expresado Roberto Valiente, representante de una de las VTC tradicionales (Autos Tucan), que ha opinado que la disparidad de criterios se da, principalmente, entre las VTC "clásicas" y las "nuevas licencias que se dieron a partir de la ley omnibus" de 2009.

Además de afirmar que "la mayoría" de estas últimas están trabajando fuera de la comunidad autónoma con una licencia de Cantabria, Valiente ha destacado que "las VTC tradicionales son las que trabajan aquí, cumplen todos los requisitos y no han tenido nunca confrontación con el taxi".

Valiente considera que el mercado cántabro no puede asumir pasar de 180 licencias, como pretenden las nuevas VTC, supondría uno por cada tres taxis lo que sería "una auténtica barbaridad".

Finalmente, Hugo Ruiz, en representación de las "nuevas" VTC, ha valorado que el Gobierno de Cantabria haya convocado esta "primera toma de contacto" entre las partes en conflicto y ha considerado que, aunque cada ciudad tenga sus "particularidades", hay "cuestiones que son única para todo el territorio nacional".

Por ello, Ruiz entiende que tiene que haber una "normativa nacional" que regule las autorizaciones VTC. Además, ha afirmado que mientras no haya una seguridad jurídica sobre el Real decreto ley de 2018 que ampare cualquier modificación, "no se debe hacer con precipitación normas que vengan a restringir o impedir la actividad como ha sucedido en Cataluña".

Para Ruiz, establecer el requisito de la "precontratación", supone "cercenar o estrangular que operen las VTC".

Comentarios