19.09.2020 |
El tiempo
sábado. 19.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

INUNDACIONES

El Gobierno de Cantabria desactiva el Plan de Inundaciones aunque permanece en situación de preemergencia

De la Sierra ha visitado este sábado algunas de las zonas afectadas

Vecinos de Santa Olalla limpian sus enseres tras las inundaciones de estos días. / Aguilera
Vecinos de Santa Olalla limpian sus enseres tras las inundaciones de estos días. / Aguilera
El Gobierno de Cantabria desactiva el Plan de Inundaciones aunque permanece en situación de preemergencia

El Gobierno de Cantabria ha desactivado, a las 13.30 horas de este sábado, el Plan Especial de Inundaciones de la comunidad autónoma (INUNCANT), aunque, no obstante, permanece en situación de preemergencia siguiendo la evolución de las incidencias abiertas y coordinando los efectivos que trabajan en la recuperación de las infraestructuras, viviendas y negocios dañados.

Además, ha informado de que, ante la "mejora" de la situación meteorología, la estabilización de las cuencas de los ríos y la finalización de las principales acciones encomendadas, los 229 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que han venido a Cantabria han comenzado este mediodía su repliegue a base en dos fases, la primera que ya se está acometiendo y una segunda que tendrá lugar esta tarde.

Como principales acciones han acometido un dique de contención para reencauzar el río Saja a su paso por Ontoria (Cabezón de la Sal), han realizado un baipás en la CA-180, a su paso por Ruente, para garantizar la circulación de vehículos en un punto en el que el agua se había llevado parte de la carretera.

Además han trabajado en la limpieza de argayos, apertura de las bocas del puente de 'Los Italianos' en Torrelavega, y en el achique de agua de bajos de locales garajes y vías anegadas, con 23 autobombas, electrobombas, motobombas portátiles y un Equipo Medio de Bombeo de Agua (EMBAL) de gran capacidad que permite evacuar 320m3/h.

En fase de preemergencia, sin planes especiales activados, personal de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ejecutivo, y del 112 continuarán realizando, de manera preventiva, un estrecho seguimiento de la evolución meteorológica ya que se esperan lluvias para la próxima semana, aunque sin avisos activados, y se centrarán en la vigilancia de las incidencias abiertas, y de aquellas que pueden tener evolución, como el desprendimiento que cubre la CA-180 en Ruente.

Continuarán, asimismo, coordinando el operativo que trabaja en la recuperación de las infraestructuras afectadas y vigilando, de manera activa.

DE LA SIERRA VISITA ZONAS AFECTADAS

El consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, Rafael de la Sierra, ha visitado esta mañana dos de los puntos más afectados por las inundaciones sufridas en Cantabria en los últimos días.

En primer lugar se ha dirigido a Ontoria donde, junto al alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Manuel Reinoso, ha podido conocer el dique de contención del Saja, realizado por la UME, para evitar que nuevas crecidas causen daños en la localidad, y los importantes daños provocados por la riada, con la destrucción de escolleras, en una zona cercana de la cuenca del Saja.

Posteriormente, se ha trasladado a Ruente donde, también junto al alcalde del municipio, Jaime Díaz, han acudido al punto en el que se encuentra el argayo que ha cortado la CA-180, y ha comprobado el estado de puentes y carreteras afectados.

El consejero ha explicado que con la mejora de la situación y la desactivación del INUNCANT "toca centrarse en la reconstrucción de las zonas afectadas por las inundaciones, que han dejado un panorama desolador, con importantísimos daños en la naturaleza e infraestructuras".

Estas labores se llevarán a cabo en la fase de preemergencia en la que, además, se realizará el seguimiento de la situación meteorológica, por la llegada de lluvias la próxima semana.

Para el consejero la activación de la preemergencia de manera previa a las inundaciones generalizadas que se ha vivido, ha dado "excelentes resultados" porque población e instituciones han sido advertidos de la situación que podía darse, lo que ha permitido minimizar daños en bienes y personas".

De la Sierra ha explicado que se ha trasladado también a la UME que permanezca "en un estado de alerta preventivo" por si las nuevas precipitaciones hicieran necesarios sus servicios.

En último término, ha querido agradecer a todos los efectivos que han trabajado, tanto en la fase de atención de la emergencia, como en las labores de recuperación de las zonas dañadas, "toda su dedicación, esfuerzo y compromiso con una tierra que ha sufrido un importante revés".

El Gobierno de Cantabria desactiva el Plan de Inundaciones aunque permanece en situación de preemergencia
Comentarios