29.05.2024 |
El tiempo

SANIDAD LISTAS

El Gobierno de Buruaga lanza un ambicioso plan para reducir las listas de espera

En un movimiento audaz hacia la excelencia sanitaria, el Gobierno de Cantabria ha anunciado un plan estratégico sin precedentes, dotado con una inversión de 65 millones de euros durante los próximos tres años, para atajar el problema crónico de las listas de espera en el sistema de salud de la región.
La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga (c), junto al consejero de Salud, César Pascual (d), presenta el plan integral de reducción de listas de espera este viernes en Santander. EFE/Pedro Puente Hoyos
La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga (c), junto al consejero de Salud, César Pascual (d), presenta el plan integral de reducción de listas de espera este viernes en Santander. EFE/Pedro Puente Hoyos
El Gobierno de Buruaga lanza un ambicioso plan para reducir las listas de espera

Bajo la presidencia de María José Sáenz de Buruaga, este ambicioso proyecto se perfila no solo como un desafío a la inercia administrativa, sino como una apuesta decidida por la eficiencia y la calidad asistencial.

Con datos que reflejan una demora media de 173 días para intervenciones quirúrgicas a finales de 2023, y con 18.050 pacientes aguardando su turno, la magnitud del reto es considerable. La estrategia de Buruaga y su equipo se centra en un incremento sustancial de la actividad sanitaria: 24.100 intervenciones quirúrgicas adicionales, 60.000 consultas más y 71.000 pruebas diagnósticas suplementarias respecto a los números actuales.

El plan contempla, además, un enfoque innovador en la gestión de los recursos humanos, con la introducción de incentivos basados en la productividad para el personal médico a partir del segundo año, y una dotación de 5 millones de euros anuales destinados a este fin. Este esquema de incentivos representa un cambio paradigmático en la relación entre administración y profesionales sanitarios, alineando los intereses de ambos en la búsqueda de la eficiencia y la mejora continua.

La colaboración con el sector privado, invocada desde el principio de complementariedad, y la previsión de 20,25 millones de euros para conciertos con centros privados, señalan un pragmatismo que trasciende ideologías en favor de la agilidad y la capacidad de respuesta del sistema sanitario.

Los objetivos trazados para 2026 son, en palabras de la presidenta, “un récord absolutamente histórico”. La reducción de la demora media para ser operado a 80 días, así como la disminución de los tiempos de espera para consultas y pruebas diagnósticas, implican una mejora sustancial en la calidad de vida de los cántabros y un alivio para un sistema presionado por la demanda y las expectativas ciudadanas.

El consejero de Sanidad, César Pascual, ha hecho hincapié en el carácter colaborativo del plan, que ha sido consultado con los profesionales del sector. Las metas y acciones se integran en los contratos de gestión, lo que introduce un elemento de seguimiento y evaluación de resultados que hasta ahora no se había explotado en la región.

Este plan no es solo una declaración de intenciones, sino un compromiso firme con la optimización de los recursos disponibles. La presidenta Buruaga ha recalcado que el sistema público de salud será el eje de las acciones, reservando a la sanidad privada un rol complementario pero esencial.

La estrategia para Laredo, con un plan específico que incluye la puesta en marcha de nuevos quirófanos y la contratación de personal adicional, ejemplifica el enfoque detallado y adaptado a las necesidades específicas de cada área.

En resumen, el plan estratégico 2024-2026 del Gobierno de Cantabria para la reducción de las listas de espera no es solo un proyecto sanitario; es una apuesta por la dignidad de los pacientes y por un futuro en el que la salud no sea un bien postergado, sino un derecho efectivo y accesible para todos los ciudadanos de la región.

El Gobierno de Buruaga lanza un ambicioso plan para reducir las listas de espera
Comentarios