23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

PRC - PSOE

Frialdad en el en primer Consejo de Gobierno tras la crisis

Frialdad en el en primer Consejo de Gobierno tras la crisis
El Ejecutivo cántabro ha celebrado la primera reunión de su Consejo de Gobierno tras la amenaza de ruptura entre PRC y PSOE en un ambiente marcado por el voto regionalista en contra de la investidura de Pedro Sánchez y a expensas de que el presidente, Miguel Ángel Revilla, hable tras haberse materializado ese no.

Revilla comparece en breve en la sede del partido con el diputado del PRC en el Congreso, José María Mazón, para hablar de la situación política.

A nadie se le escapa que el tema central será lo sucedido en los últimos días, la amenaza de ruptura verbalizada por el PSOE y la situación del Gobierno regional después de que los socialistas hayan decidido seguir en él menos de una semana después de haber denunciado la "traición" de sus socios en el Ejecutivo.

El presidente, el vicepresidente y los consejeros han acudido esta mañana a la sede del Gobierno de Peña Herbosa a este primer Consejo de 2020.

Era una reunión con pocos puntos en el orden del día y marcada por la crisis de gobierno a raíz del no del PRC a la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno de la nación.

Todos los consejeros, salvo el de Obras Públicas, José Luis Gochicoa (PRC), se han sentado un jueves más en torno a la mesa del Consejo de Gobierno, pero a diferencia de semanas anteriores las miradas estaban puestas en el presidente y el vicepresidente y en cualquier palabra o gesto que pudieran cruzar tras la tensión de los últimos días.

Quizás para quitar presión, o bien como tema recurrente tras las fiestas navideñas que acaban de pasar, las primeras frases que han intercambiado los consejeros regionalistas y socialistas ante los medios de comunicación que estaban grabando imágenes se han centrado en las comilonas típicas de estas fechas y los riesgos que suponen al enfrentarse a la báscula.

El último en entrar en la sala ha sido el presidente, poco después de que lo hiciera Zuloaga. Revilla ha dirigido un 'buenos días' general y se ha sentado en su sitio, flanqueado por el propio Zuloaga a un lado, y por la consejera de Presidencia y secretaria de Organización del PRC, Paula Fernández, al otro.

De entrada no hubo ni saludo específico ni cruces de miradas entre el presidente y el vicepresidente, al menos en los minutos en que los medios de comunicación han podido tomar imágenes antes de que abandonar la sala y que empezara la reunión, que es a puerta cerrada.

Fue el anuncio que hizo hace una semana el diputado nacional del PRC, José María Mazón, de que la Ejecutiva del partido había decidido por unanimidad votar no a la investidura de Pedro Sánchez al considerar "inasumibles" las condiciones del pacto con ERC lo que precipitó esta crisis de gobierno.

Esa misma noche el PSOE cántabro convocó una Ejecutiva extraordinaria para el día siguiente, tras la cual la secretaria de Organización, Noelia Cobo, anunció que los socialistas entendían que con su no a Sánchez el PRC había roto el pacto de gobierno y pedían una rectificación.

Ese cambio en el sentido del voto no llegó y tanto en primera como en segunda votación Mazón dijo no a Sánchez. Ayer, en una nueva Ejecutiva del PSOE de Cantabria, los socialistas decidieron continuar en el Gobierno pese a todo para garantizar que Cantabria sigue teniendo un futuro "progresista".

De nuevo la secretaria de Organización, Noelia Cobo, fue la que habló y dijo que el PSOE no quiere abrir la puerta a que las políticas de las derechas puedan aplicarse en la región.

Comentarios