25.02.2021 |
El tiempo
jueves. 25.02.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El empresario acusado de una estafa millonaria señala que «no vi un euro»

Indica que el Gobierno de Cantabria le «dejó de pagar» hasta 5,5 millones, y ha remarcado que tenía 120 trabajadores que dependían de él | «Yo solo quería cobrar lo que había trabajado», reitera

Imagen del juicio celebrado ayer. / e. p.
Imagen del juicio celebrado ayer. / e. p.
El empresario acusado de una estafa millonaria señala que «no vi un euro»

El principal acusado de una estafa de casi 14 millones a entidades financieras ha pedido perdón si hizo «algo mal», ha destacado que no vio «un euro» del dinero que le atribuyen haberse llevado y ha manifestado que lo que hizo fue por los trabajadores que dependían de su empresa. «Reconozco parte de las cosas, pero no reconozco los hechos que se me imputan», dijo al declarar en el juicio que se está celebrando en la Audiencia de Cantabria contra él, su mujer, un trabajador de su empresa y un empleado de una entidad bancaria a los que se acusa de colaboración en el delito.

Este acusado ha subrayado que el contexto en el que pasaron los hechos fue la crisis económica, en la que el Gobierno de Cantabria le «dejó de pagar» hasta 5,5 millones de euros, y ha remarcado que tenía 120 trabajadores que dependían de él. «Yo solo quería cobrar lo que había trabajado», ha puntualizado.

«Ni comía ni dormía», ha añadido haciendo referencia a la situación de sus empleados, al tiempo que pide perdón si hizo algo mal. Pero ha apuntado que no vio otro camino y ha asegurado que él «no vio un euro». «Por encima de todo estaban esas familias», ha remarcado, antes de apostillar que «solo quería cobrar lo que había trabajado».

El acusado ha señalado también que no llegó a cobrar algunas de las certificaciones de obra que presuntamente falsificó y ha asegurado que algunos bancos también se beneficiaron de ellas cobrando comisiones, mientras que otros sí comprobaron con el Gobierno de Cantabria la veracidad y nunca las abonaron. El tribunal ha rechazado las cuestiones previas que se plantearon en la primera sesión del juicio y, sobre los problemas de competencias entre Policía Judicial y el Servicio de Vigilancia Aduanera que se apuntaron por las defensas, los magistrados han señalado que el proceso «no fue el más ortodoxo» pero que ello no implica la nulidad.

Respecto a la supuesta implicación de su esposa en un delito de alzamiento de bienes, el acusado ha afirmado que no era conocedora de sus problemas, ni tenía nada que ver con las transmisiones de inmuebles, tan solo firmó la venta de uno en calidad de apoderada, pero, ha remarcado, «sin saber lo que estaba haciendo». En este sentido ha asegurado que transmitió todos estos inmuebles para pagar sus deudas, y ha señalado que incluso para ello se hipotecó con varios de los bancos a los que presuntamente estafó.

«Lo hice para ganar tiempo», ha añadido, después de asegurar que los préstamos no le estaban «dejando vivir». Además, ha indicado que «no tenía relación» con el empleado del banco que supuestamente colaboró con él, a quien también se juzga y para el que piden siete años de cárcel por un presunto delito de estafa. Ha señalado que este acusado «era un simple gestor».

La esposa del principal acusado ha asegurado que «no hacía gestiones en las empresas» de su marido, quien, según ha dicho, «siempre» estaba «en la carretera de viaje» por sus negocios fuera de la comunidad. «No tenía conocimiento de la situación patrimonial de las empresas», ha explicado. Y ha afirmado que, los fines de semana, cuando estaba con su marido, le notaba «preocupado» y «nervioso», aunque -ha añadido- él le decía que «iba todo bien». El gestor comercial de la entidad bancaria, que supuestamente era quien «tramitaba y facilitaba» las operaciones sabiendo que las certificaciones eran falsas, lo ha negado. Ha manifestado que no autorizaba las operaciones sin los sellos correspondientes de la Administración, que se asumían como «tomas de razón». El empleado acusado de actuar de testaferro ha negado que participara en todas las operaciones que le ha preguntado su defensa, alegando que en ningún momento percibió ni dividendos ni ninguna otra cantidad de las empresas involucradas, más allá de su salario de entonces.

El empresario acusado de una estafa millonaria señala que «no vi un euro»
Comentarios