31.10.2020 |
El tiempo
sábado. 31.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Ejecutivo estudia el control del ocio nocturno y pedir un registro en los locales públicos

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, informa a los medios sobre los dos nuevos brotes en la región. EFE/ROMÁN G. AGUILERA
El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, informa a los medios sobre los dos nuevos brotes en la región. EFE/ROMÁN G. AGUILERA
El Ejecutivo estudia el control del ocio nocturno y pedir un registro en los locales públicos

La Consejería de Sanidad está analizando, «en función de cómo va la situación» de contagio con coronavirus en Cantabria, aplicar medidas que ya están en marcha en otras comunidades autónomas para controlar el ocio nocturno y pedir un registro de personas que acuda a los locales públicos. Tras dar a conocer dos nuevos brotes en la región, en una fiesta de jóvenes y con la llegada a Cantabria de tres ciudadanos de otro país, Rodríguez ha reconocido que estas dos situaciones, junto a las reuniones familiares, son las que están centrando el incremento de contagios por la covid-19. Y, aunque reconoce que «brotes se van a producir», ha explicado que su departamento pretende plantear al Consejo de Gobierno de Cantabria ampliar las medidas que recoge el decreto por el que se impuso el uso obligatorio de la mascarilla entre la población, aunque se mantuviera la distancia de 1,5 metros. Sobre esa medida, Rodríguez ha recordado que la mascarilla y la distancia de seguridad «no son excluyentes» y ha insistido en que si la gente está comiendo o bebiendo sin la mascarilla, debe estar separada del resto en 1,5 metros.

Nuevas medidas. Miguel Rodríguez ha reiterado en que habrá que valorar adoptar alguna medida respecto al ocio nocturno «o juvenil», pero, sobre todo, ha apuntado a una propuesta de que los locales públicos lleven a cabo un registro de las personas que acceden a ellos.

El consejero de Sanidad ha afirmado que con ese registro los 87 rastreadores «formados» que tiene Cantabria, verán facilitada su labor de seguimiento de los contactos con los que ha estado una persona positiva en la covid-19. Lo que no se plantea el Gobierno cántabro es, según su consejero de Sanidad, reducir los aforos.

Rodríguez ha reconocido que «la ventaja» ahora es que ningún caso de los detectados en los dos últimos brotes, ha requerido hospitalización, son «leves» y «están controlados y estudiados».

«Eso disminuye la preocupación de cara a la estructura sanitaria, pero no debe disminuir la preocupación en la población porque esto demuestra que el virus sigue estando ahí y que hay que evitar las situaciones de riesgo», ha advertido el consejero, quien también reconoce que son casos en personas más jóvenes. Los síntomas que tienen esos nuevos positivos en covid-19 son «fundamentalmente fiebre y malestar general» y se ha detectado algún caso asintomático, sobre todo en los contactos de los primeros positivos.

Positivo en Asturias. Sobre el positivo detectado en Asturias a un hombre que había pasado una estancia en Santander, Rodríguez ha explicado que aún no se ha tenido comunicación oficial del Gobierno asturiano de ese caso y que cuando se tenga se empezará a estudiar el caso y sus contactos. Miguel Rodríguez también ha hablado de las sanciones impuestas en Cantabria por el no uso de las mascarillas y, aunque no ha especificado número, sí ha dicho que «hay varias decenas de expedientes» en tramitación por el incumplimiento de la orden del Ejecutivo regional de obligar a que se utilicen.

El Ejecutivo estudia el control del ocio nocturno y pedir un registro en los locales públicos
Comentarios