22.04.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

«Dolor» por la muerte de Eva y su bebé

Cientos de personas se concentraron ayer para expresar su «dolor» por el asesinato de Eva Jaular y su hija de 11 meses cuyos cuerpos fueron encontrados sin vida cerca de su vivienda en LIaño, Villaescusa

Un momento de la concentración contra la violencia machista, ayer sábado en Santander. /P. p. Hoyos
Un momento de la concentración contra la violencia machista, ayer sábado en Santander. /P. p. Hoyos
«Dolor» por la muerte de Eva y su bebé

Cientos de personas se  concentraron ayer sábado en Santander, ante la Delegación del Gobierno, para expresar su «dolor» por el asesinato de Eva Jaular y de su hija de 11 meses, presuntamente a manos de su expareja y padre del bebé.

«Estamos aquí porque queremos trasladarle nuestra solidaridad y nuestro dolor a la familia de Eva y de sus hijos e hija», ha señalado Ana Bolado, portavoz de la Comisión 8 de marzo, convocante de la concentración, y ha añadido que los dos huérfanos de madre que deja la mujer asesinada el viernes en Liaño de Villaescusa «son ya nuestra responsabilidad».

Ana Bolado ha leído un manifiesto en el que subraya que «peligran» las leyes para proteger a las mujeres que se han conseguido «con tanto esfuerzo» en España porque «hay organizaciones políticas que pretenden acabar con ellas, porque niegan la violencia de género, porque desprecian el trabajo, el activismo social y político del movimiento feminista», lo que, a su juicio, «puede costar más vidas». También ha lamentado que «tras 17 años de vigencia de la ley integral contra la violencia de Género «no estamos consiguiendo que funcione como debiera, que salve nuestras vidas -ha dicho-». Por ello, se ha pregunto: «¿Cómo les vamos a decir a las mujeres denuncia, no estás sola, te protegemos, después de estos resultados?».

«Una sociedad democrática no puede permitir esta hemorragia, esta carnicería de mujeres y niños que nos pasamos la vida contabilizando», ha añadido Bolado y ha enfatizado que «Eva Jaular y su niña deberán ser las últimas».

REPULSA COLECTIVA

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha acudido a la concentración donde, acompañado por el alcalde Villaescusa, Constantino Fernández, ha expresado su «repulsa ante un hecho terrible» que «reúne todas las condiciones de ser lo más tremendo, no solo por matar a su mujer, también a una niña de once meses». «La mente humana es un misterio», ha opinado Revilla asombrado de que una persona pueda «hacer eso». Y ha explicado que ha acudido a la concentración para solidarizarse con la familia y «protestar». Además, ha instado a ser «muy rigurosos con esta gente» que, como el detenido, tienen «orden de alejamiento», con precedentes de malos tratos. «Es una desgracia que nos ha aplanado a todos», ha afirmado Revilla, quien ha precisado que «conocía a la mujer» asesinada, porque le había «atendido muchas veces» en el restaurante en el que trabajaba. «Era una persona amable, trabajadora», ha explicado Revilla y añadiendo que la víctima «sacaba adelante» a sus hijos.

«Era una persona excepcional que se ha tropezado con este desalmado y ha ocurrido la tragedia», que considera que hechos con este «no tienen explicación y te preguntas cómo es posible, qué habrá en la cabeza de esas gentes».

Y ha pedido «que se extreme muchísimo el control de esta gente y las precauciones, cuando hay denuncias previas de malos tratos», como había en este caso.

Por su parte, el alcalde de Villaescusa ha apuntado que «está confirmado» que los asesinatos se han cometido «con arma blanca» y que el hombre que ha sido detenido como presunto autor de los hechos «se ha declarado inocente». Además, el vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha opinado que «hace pensar cómo se ha podido llegar a este fatal desenlace», cuando la víctima había denunciado a su expareja por violencia machista y «venía siendo seguida» por las Fuerzas de Seguridad del Estado. Zuloaga ha apuntado que, cuando se confirme que es caso de violencia de género, el Gobierno de Cantabria planteará a la familia de la víctima la posibilidad de que el Ejecutivo cántabro «actúe como acusación popular».

«Dolor» por la muerte de Eva y su bebé
Comentarios