21.06.2021 |
El tiempo

Diez municipios cántabros no podrá abrir el interior de la hostelería

En el nivel muy alto (4) se encuentran Colindres, Marina de Cudeyo, Santa María de Cayón y Liérganes, mientras que el riesgo alto (3) están Castro Urdiales, Reocín, Medio Cudeyo, San Felices, Valdeolea y Los Corrales, según el mapa del semáforo covid-19 que publica el Servicio Cántabro de Salud
Vista de la playa en la localidad de Castro Urdiales en Cantabria. / TONO REGUERA
Vista de la playa en la localidad de Castro Urdiales en Cantabria. / TONO REGUERA
Diez municipios cántabros no podrá abrir el interior de la hostelería
El 90 por ciento de los municipios cántabros verán mañana, miércoles, flexibilizar las restricciones frente a la covid-19, entre ellas, la apertura del interior de los establecimientos de hostelería que llevan casi un mes cerrados, además de las terrazas, mientras que en el resto no se podrá hacer al encontrarse en nivel de alerta alto o muy alto de la enfermedad.

En el nivel muy alto (4) se encuentran Colindres, Marina de Cudeyo, Santa María de Cayón y Liérganes, mientras que el riesgo alto (3) están Castro Urdiales, Reocín, Medio Cudeyo, San Felices, Valdeolea y Los Corrales, según el mapa del semáforo covid-19 que publica el Servicio Cántabro de Salud en su página web.

A estos diez municipios se les aplicarán las medidas más restrictivas para luchar contra la enfermedad, que recoge la resolución que la Consejería de Sanidad ha publicado en la tarde de este martes en el Boletín Oficial de Cantabria y que entran en vigor a las 00.00 horas de mañana, miércoles.

Los 92 restantes, entre ellos los más grandes como Santander, Torrelavega o Camargo, se sitúan en nivel medio de riesgo (2) y por lo tanto podrán abrir el interior de sus establecimientos de hostelería aunque con un aforo limitado.

En todo caso, se mantiene el límite horario y los establecimientos abiertos al público en la región deberán cerrarse a las 22.30 horas como máximo, salvo los centros, servicios y establecimientos sanitarios, las farmacias, los servicios de urgencia de centros de atención veterinaria, los centros residenciales de servicios sociales y las gasolineras o estaciones de servicio.

La resolución de la Consejería de Sanidad establece las restricciones que se aplicarán por municipios en función de la situación epidemiológica de cada uno con el objetivo de mantener el control de la enfermedad, después de que desde esta pasado domingo finalizasen el confinamiento perimetral y el toque de queda en la comunidad autónoma.

Este sistema denominado "Semáforo Covid en Cantabria" marcará el nivel de riesgo y las restricciones sanitarias que llevará asociadas, que se actualizará cada semana en función de los datos, pudiéndose aplicar otras medidas, y entrará en vigor a partir de esta medianoche.

Cantabria, a pesar de que la situación epidemiológica mantiene una tendencia a mejorar, se mantiene en nivel de alerta alto (3) con una incidencia acumulada a 14 días de 193 casos por cada 100.000 habitantes y sus UCI en riesgo extremo, con una ocupación del 25,7 % de sus camas por enfermos con covid-19.

SEMÁFORO COVID

EL nuevo sistema de vigilancia epidemiológica por municipios y medidas sanitarias se establecerá en función del nivel de incidencia presente en cada uno de ellos, con criterios de evaluación diferentes para los que tengan más o menos de 5.000 habitantes y teniendo en cuenta dos indicadores fundamentalmente: la incidencia acumulada a 7 días para la población general y para el grupo de 65 años o más.

Se mantienen los cuatro niveles ya conocidos, de riesgo bajo (incidencia de menos de 25 a 7 días), medio (de 25 a 75), alto de (75 a 125) y muy alto (más de 125), con las medidas asociadas a cada nivel.

Además, de estos parámetros, en los municipios de menos de 5.000 habitantes se hará una lectura pormenorizada de otros indicadores como el número absoluto de casos confirmados, el nivel de alerta de los municipios limítrofes, la distribución geográfica de los casos, los positivos nuevos asociados a brotes o el número de contactos por caso, entre otros.

NIVEL DE ALERTA 4

Con la actual situación epidemiológica, según la resolución de la Consejería de Sanidad, en los municipios con nivel de alerta muy alto (4) los interiores de los establecimientos de hostelería y restauración permanecerán cerrados, mientras que los clientes podrán ocupar un 50 % del aforo de las terrazas, con un máximo de cuatro personas por mesa.

En ese nivel el comercio minorista podrá abrir con un tercio del aforo, al igual que los monumentos y los equipamientos culturales, que solo podrá acoger grupos con un máximo de cuatro personas.

También los cines, teatros y espectáculos culturales podrán ocupar como máximo un tercio de su aforo, con un límite de 300 personas en interiores y de 1.000, en exteriores.

Los velatorios, funerales y otras ceremonias en interiores no podrán superar un tercio del aforo, con un máximo de 10 personas, mientras que en exteriores se podrá llegar a 20 personas.

No estará permitida la actividad física en interiores, con el cierre de instalaciones, mientras que en el exterior se permitirá un tercio del aforo, con un límite de 150 personas, mientras que no podrá asistir público a los eventos deportivos.

NIVEL DE ALERTA 3

El nivel de alerta alto implica que la hostelería en esos municipios también tendrá que mantener cerrados los interiores, aunque las terrazas podrán elevar su aforo al 75 %, con un máximo de 6 personas por mesa.

El comercio minorista podrá abrir con un tercio de aforo, mientras que los monumentos y equipamientos culturales podrán elevarlo al 50 %, con grupos de un máximo de 6 personas.

Los cines, teatros y espectáculos culturales también podrán admitir un aforo del 50 %, con un límite también en este nivel en el interior de 300 personas y de 1.000, en el exterior.

Los velatorios, funerales y otras ceremonias mantendrán el aforo de un tercio, con un máximo de 10 personas, que podrá subir a 20 personas en el exterior.

Al contrario de lo que ocurre con el riesgo muy alto, en este nivel la actividad física sí estará permitida con un aforo de un tercio y un máximo de cuatro personas en sala, aunque la práctica deportiva en interior seguirá prohibida y en el exterior se permitirá con un aforo de un tercio y una asistencia máxima de 300 personas.

Tampoco se permitirá la asistencia de público a eventos deportivos en el interior, mientras que en el exterior estará limitada a un tercio del aforo y a 1.000 personas.

NIVEL DE ALERTA 2

Finalmente, en los 92 municipios cántabros que están en nivel de alerta medio sí podrán volver a abrir el interior de los establecimientos de hostelería y restauración con un aforo máximo de un tercio y seis personas por mesa. En las terrazas el aforo permitido es del 75 %, también con seis personas por mesa.

El comercio minorista elevará su aforo al 50 %, mientras que los monumentos y equipamientos culturales podrán cubrir un 75 % de su capacidad y atender a grupos de 10 personas como máximo.

Los cines, teatros y espectáculos culturales también tendrá un aforo del 75 %, con hasta 300 personas en el interior y 1.000 en el exterior.

En velatorios, funerales y otras ceremonias se mantiene el aforo de un tercio en el interior, hasta un máximo de 30 personas.

En el nivel de alerta medio también se permitirá la actividad física con un aforo del 50 % y un máximo de seis personas en sala.

La actividad deportiva también se podrá desarrollar con la mitad del aforo y un límite de 16 personas en el interior y 300, en el exterior, y el público en los eventos deportivos podrá llegar también a un 50 % del aforo, con un máximo de 300 personas en interior y 1.000, en exteriores.

Diez municipios cántabros no podrá abrir el interior de la hostelería
Comentarios