05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

PABLO G. HERMIDA

El día de cierre, con La Vuelta como protagonista

Un agente de la Guardia Civil en un control ayer por la tarde. / Hardy
Un agente de la Guardia Civil en un control ayer por la tarde. / Hardy
El día de cierre, con La Vuelta como protagonista

La normalidad en el transporte, las calles y las carreteras, con controles que aumentaron durante la jornada, marcó el primer día de cierre perimetral de Cantabria, en el que el paso de la Vuelta Ciclista a España ayudó a restringir la circulación por la comunidad. En esta primera jornada con la prohibición de entrar o salir de Cantabria para evitar la evolución del coronavirus, el pelotón de la Vuelta a España que cruza de oriente a occidente la región, desde Castro Urdiales hasta Suances, es en sí mismo «una restricción» a la movilidad de los cántabros.

La normalidad que refleja la continuidad sin problemas de esta prueba ciclista es espejo de lo visto también en el servicio de trenes y autobuses de Cantabria, aunque 1.144 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil velaron porque las restricciones se cumplan.

Los que han notado diferencia han sido los vecinos de las zonas limítrofes como Unquera, localidad cántabra separada de Asturias por el puente sobre el río Deva, y en la que el cierre de Cantabria se ha dejado sentir, sobre todo, en la hostelería, según dicen a EFE sus vecinos. «Nosotros vamos a cerrar desde mañana», asegura una trabajadora de uno de los bares de Unquera más cercanos al límite asturiano, en el que sus clientes coinciden en que los más damnificados van a ser los del lado de Asturias.

Begoña, que regenta un supermercado en Bustío (Asturias) -junto al puente que une ambas comunidades-, dice que se sienten «un poco marginados» porque mucha de su clientela es de Cantabria y no puede comprar en su establecimiento. «Estamos en desventaja», enfatiza. Los agentes de la Guardia Civil echan hacia atrás a algunos de los asturianos que pretenden hacer compras en el lado cántabro, instándoles a ir a Llanes (Asturias) -a 23 kilómetros de distancia-, aunque la mayoría de veces, lleguen a pasar.

A escasos metros de esa tienda, opera una imprenta de la cántabra Noelia Martínez, que reside en San Vicente de la Barquera.

conversaciones entre los ayuntamientos de val de san vicente y bustio. Explica que comprende las medidas para ambas comunidades, pero pide «un poco de flexibilidad» para zonas limítrofes y medidas como las que han decidido ayuntamientos como el cántabro de Val de San Vicente y el asturiano de Ribadedeva, que están en contacto para que se pueda normalizar el paso de personas de un municipio a otro.

En las carreteras, el tránsito también ha sido normal a primera hora, sin apenas presencia de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en una mañana y media-tarde marcada por el paso de La Vuelta Ciclista. Sin embargo, fuentes de la Guardia Civil recuerdan que, a partir de la tarde, se intensificaron los controles en los límites de la comunidad con País Vasco, Asturias y Castilla y León. «A partir de la tarde porque por la mañana, al estar pasando La Vuelta Ciclista por Cantabria, los movimientos están lo suficientemente restringidos», insisten las mismas fuentes, que precisan que los controles de la tarde fueron «de forma esporádica e intermitente» para garantizar el cumplimiento de las normas.

Aun así, la Guardia Civil confía en que la gente ya tiene asumido que debe cumplir esas limitaciones y no prevé problemas. En los trenes, Renfe afirma que «no ha habido ningún cambio» en los horarios y se cumplen los rangos impuestos, porque en estos momentos no hay trenes nocturnos. «El mismo servicio», incide. El servicio de autobuses también mantiene sus frecuencias de los últimos meses, que, eso sí, han mermado notablemente respecto a 2019, pero ya desde el primer estado de alarma. Donde sí se ve un cambio por el cierre perimetral de la comunidad es en las programaciones festivas, culturales o sociales de los municipios, ya que varias instituciones, asociaciones y colectivos han anunciado que aplazan o suspenden los actos que tenían previstos en los próximos días.

Junto a la cancelación de toda actividad deportiva para menores de 18 años hasta el 9 de noviembre y el aplazamiento de la competición de Tercera División y de Liga Nacional de fútbol durante quince días, algunos ayuntamientos, como el de Torrelavega, suspenden los pasacalles de Halloween y el de Santoña cancela el concurso de murgas del carnaval 2021.

Todo para evitar concentraciones y que se cumpla que los grupos no pueden tener un máximo de seis personas no convivientes, para intentar que el «riesgo» de aplicar más restricciones sea un hecho.

El día de cierre, con La Vuelta como protagonista
Comentarios