16.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 16.06.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

OPERACIÓN "PLUSIL"

Desarticulada una línea de abastecimiento de hachís a Cantabria con 3 detenidos

Las diferentes investigaciones condujeron a un piso en Mogro (Miengo) en el que no vivía nadie, pero donde se detectó que uno de los investigados introducía bolsas pesadas, lo que hizo sospechar a la Guardia Civil que se utilizada como "guardería" de la droga.
Un agente de la Guardia Civil extrae el hachis escondido en un coche. / OPC
Un agente de la Guardia Civil extrae el hachis escondido en un coche. / OPC
Desarticulada una línea de abastecimiento de hachís a Cantabria con 3 detenidos
La Guardia Civil de Cantabria, dentro de la operación "PLUSIL", ha cortado una línea de abastecimiento de hachís en la región tras detener en Santander, Sarón (Santa María de Cayón) y Gijón a tres hombres de origen marroquí, de entre 29 y 48 años, por tráfico de drogas tras intervenirles cerca de 15 kilos de hachís y más de 14.000 euros.

Las detenciones se han producido a raíz de que el equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga obtuviera información de que un vecino de Santander podía estar dirigiendo una trama para la introducción de hachís en cantidades notorias.

Las diferentes investigaciones condujeron a un piso en Mogro (Miengo) en el que no vivía nadie, pero donde se detectó que uno de los investigados introducía bolsas pesadas, lo que hizo sospechar a la Guardia Civil que se utilizada como "guardería" de la droga.

Durante la investigación también se comprobó que este hombre mantenía constantes contactos con un compatriota suyo que residía en Sarón, del que los agentes ya tenían constancia de su relación con el tráfico de drogas.

Según ha señalado la Guardia Civil en una nota de prensa, el pasado 20 de noviembre, este último se trasladó a Santander, donde "el cabecilla de la trama le entregó una bolsa" para después irse dirección Asturias.

A su llegada a la zona del barrio Cimavilla de Gijón, se dirigió a un piso llevando la bolsa que le habían entregado, que según la Guardia Civil era dinero, para salir con dos bolsas grandes aparentemente cargadas.

El sospechoso se ocultó en un garaje subterráneo donde los agentes pudieron ver cómo manipulaba la zona del motor para esconder las bolsas y regresar a Cantabria.

A su llegada a Sarón, los componentes de este operativo le interceptaron y registraron su vehículo momento en el que descubrieron un doble fondo en uno de los faros antiniebla de la defensa delantera del coche, de donde extrajeron un total de 142 pastillas de hachís.

El sospechoso fue detenido, al igual que "el cabecilla de la trama", que fue abordado a la salida de un centro comercial en Santander.

Posteriormente, la Guardia Civil detuvo en Gijón al supuesto vendedor del hachís incautado y último sospechoso de la línea de abastecimiento de esta droga Cantabria.

La operación ha finalizado con cuatro registros en viviendas de Santander, Sarón, Mogro y Gijón, y con la incautación de cerca de 15 kilogramos de hachís, incluyendo lo que se transportó en el vehículo.

Además, en la vivienda de Mogro, a parte del hachís, la Guardia Civil ha encontrado envoltorios de paquetes que habían contenido esta sustancia, reafirmando la hipótesis de que se trataba de la "guardería" de la droga.

La Guardia Civil ha destacado esta operación, ya que, según han señalado, se ha cortado uno de los pocos puntos de introducción de hachís en Cantabria, siendo en la actualidad complicado su tráfico en cantidades notorias en la región. 

Desarticulada una línea de abastecimiento de hachís a Cantabria con 3 detenidos
Comentarios