19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRIBUNALES

Declarados culpables los acusados de quedarse con dinero de la chatarra

El jurado ha considerado que los tres responsables de mantenimiento del Puerto se quedaron con una cuantía inferior a los 4.000 euros, en lugar de los casi 22.000 que señalaba la acusación

Un momento del juicio. / José Ramón
Un momento del juicio. / José Ramón
Declarados culpables los acusados de quedarse con dinero de la chatarra

El jurado popular ha declarado por unanimidad a los tres responsables de mantenimiento del Puerto de Santander culpables de apropiarse de dinero de la venta de chatarra del recinto portuario, aunque ha considerado que se quedaron con una cuantía inferior a los 4.000 euros, en lugar de los casi 22.000 que señalaba la acusación. Así, han encontrado probado que los tres daban órdenes a sus subordinados de gestionar la chatarra entre 2009 y 2011, uno de ellos solo en 2009 y 2010, ya que después se jubiló, y recibían de ellos el dinero de su venta, pero también por unanimidad han indicado que, tras examinar las facturas y documentos aportados, no se demuestra que se quedaran con 21.938 euros, tal y como señalaban la Fiscalía y la Autoridad Portuaria, que ejerce la acusación particular.

Además, por mayoría de cinco votos de nueve, el jurado ha indicado que no ha quedado probado que actuaran sabiendo que estaban vulnerando alguna ley, ya que destinaban el dinero de la chatarra a comidas de empleados y jubilaciones que eran conocidas por los jefes, que también asistían. 

Asimismo, por unanimidad han señalado que debería concederse a los acusados el beneficio de la suspensión de la pena de prisión, aunque por mayoría de siete votos han considerado que no se debería aplicar el indulto. 

Por todo ello, la Fiscalía y la Autoridad Portuaria han rebajado la pena en un grado al manifestar el jurado que los acusados actuaban sin saber que vulneraban la ley. De este modo, piden ahora 13 meses de prisión para cada uno de ellos, en lugar de los cuatro años que solicitaban en principio, y se muestran a favor de la suspensión de la pena, además de una multa de novecientos euros e inhabilitación especial para cargo público durante dos años y seis meses. Por su parte, tras conocer el veredicto del jurado los letrados de la defensa, que consideraban que no había delito y por tanto no debería haber pena, han solicitado el grado mínimo de un año de prisión y una multa de 450 euros.

Comentarios