16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

«No creo que podamos afrontar el próximo curso con total normalidad»

El rector de la Universidad de Cantabria Ángel Pazos. / AGUILERA
El rector de la Universidad de Cantabria Ángel Pazos. / AGUILERA
«No creo que podamos afrontar el próximo curso con total normalidad»

El rector de la Universidad de Cantabria (UC), Ángel Pazos, no cree que, tras dos cursos marcados por la pandemia y las restricciones sanitarias, el próximo se vaya a afrontar con una normalidad del «cien por cien», pero sí espera que sirva para avanzar en los objetivos que se ha marcado para su recién inaugurado segundo mandato en esta institución y que la Covid-19 apenas le ha permitido iniciar. «Sí creo que será más relajado, eso seguro, pero tendremos que mantener medidas de seguridad», apunta Pazos en una entrevista con EFE, en la que valora con «una nota muy alta» la respuesta dada por la UC a la pandemia, con incidencias por debajo de las de Cantabria gracias a toda la comunidad universitaria, con una mención especial a la «responsabilidad enorme» mostrada por los estudiantes.

También desgrana los objetivos de su nuevo mandato, del que tomó posesión en enero con diez meses de retraso por la covid-19, en el que quiere poner en marcha el consorcio Unice en alianza con otras seis universidades europeas, que marcará «un antes y un después» para la UC, y aumentar la financiación para la institución académica gracias a los fondos europeos y a un nuevo contrato-programa con el Gobierno de Cantabria que comenzará a negociarse «en seguida».

De momento, Pazos está «satisfecho» de como la Universidad de Cantabria ha afrontado este año de pandemia, en el que ahora, con los datos en la mano, no se plantea cambiar el programa de exámenes presenciales de este curso que cuenta «con el apoyo de los estudiantes», con lo que la institución ha quedado al margen de la polémica abierta sobre este asunto entre el ministro Manuel Castells y algunos rectores. La clave para ello, a su juicio, es que la «última palabra» en una pandemia la tiene la Consejería de Sanidad», como ocurre con la vacunación, para la que ofrece todos los espacios que puedan ser adecuados del campus de la UC y que llegará a la comunidad universitaria cuando «toque», aunque en el caso de los docentes y estudiantes de Medicina y Enfermería ha recordado que están en primera línea al acudir a los centros sanitarios.

De esta forma, el rector confía en que el próximo curso, aunque no se desarrolle con la normalidad que había antes de que irrumpiera el coronavirus, sí que sea «clave» para empezar a reforzar lo que se ha sembrado en éste para aplicar las líneas maestras de su propuesta para los próximos cinco años que pasan por incidir en la calidad de la oferta, la innovación tecnológica y abundar en el contacto diario con la región, y que se recupere la movilidad internacional de estudiantes que ha registrado una reducción «enorme».

«Yo sí creo que el curso 21/22 será en el que ya plenamente podamos desarrollar el programa electoral», espera Ángel Pazos, quien ve «obvio» que para desarrollar todas esas propuestas la UC necesita más financiación, que reclamará con «lealtad» al Gobierno de Cantabria para el próximo contrato-programa, que determina las transferencias que recibe la universidad, y que tendrá que entrar en vigor en 2022, por lo que ya va tarde en su negociación por la pandemia.

De todos modos, considera que se «llegará a buen puerto» y señala la «voluntad» del Ejecutivo regional de dotar de más fondos a la UC, que responderá con una «rendición de cuentas con indicadores específicos». «Nunca pediremos más fondos así, no, pedimos más fondos para el programa A y el programa A vamos a demostrar que ha tenido éxito», subraya el rector, que recuerda que la universidad cántabra es la cuarta más productiva de España.

Pazos también espera que el Gobierno cántabro «sea sensible» y que la universidad pueda optar a los fondos europeos de reconstrucción que lleguen a la región en ámbitos como la digitalización o la rehabilitación de edificios para mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad, que es donde, a su juicio, la UC tiene una «mayor necesidad».

«Hemos estado en la crisis, la pre-crisis, la pos-crisis, como diez años sin actualizar todo nuestro parque de edificios y de espacios que son cientos de miles de metros cuadrados y decenas de edificios, algunos muy viejos, y ahí esos fondos tienen que ser críticos para reestructurar, redefinir y hacer nuevas obras», argumenta el rector, que confía en que la UC pueda aprovechar el dinero de Europa «en positivo». «Sería un sinsentido que no fuera así», apostilla.

Sin embargo, Ángel Pazos apunta al Consorcio Eunice «sin duda» como objetivo «clave» de la Universidad de Cantabria para los próximos años, una alianza con las universidades tecnológica de Poznan (Polonia), de Mons (Bélgica); la politécnica de Hauts-de-France (Francia); la de Vaasa (Finlandia); la técnica de Brandeburgo (Alemania); y la de Catania (Italia). El rector aclara que su desarrollo pleno irá más allá del final de su mandato y tardará «entre ocho y diez años» hasta que estas siete universidades europeas diseñen un programa de licenciaturas y máster conjuntas que sus estudiantes puedan seguir en cualquiera de ellas con un único título, investigaciones coordinadas y una enseñanza en valores europeos.

Este proyecto a largo plazo, según Pazos, «va a cambiar» la Universidad de Cantabria y va a tener tal impacto que va a incidir en la transformación de la propia región. «Si lo hacemos bien, cuando un profesor o una profesora, un estudiante o un trabajador del personal, dentro de diez años enseñe su tarjeta de visita, y donde ahora pone Universidad de Cantabria pondrá también Eunice University. Eso marcará un antes y un después», concluye el rector Pazos.

«No creo que podamos afrontar el próximo curso con total normalidad»
Comentarios