26.01.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

VIRGEN DE LA PEÑA

La crecida del Saja derriba uno de los apoyos del puente en construcción

La crecida del río Saja ha derribado uno de los apoyos provisionales del puente que se construye en Virgen de la Peña, lo que ha obligado a cortar el tráfico del puente viejo ante el riesgo de derrumbe

Puente que se construye en el Saja y que perdió uno de los apoyos. / SAJA
Puente que se construye en el Saja y que perdió uno de los apoyos. / SAJA
La crecida del Saja derriba uno de los apoyos del puente en construcción

La fuerte crecida de las aguas del río Saja derribó ayer uno de los dos soportes provisionales construidos en el cauce, para aguantar la plataforma antes de colocar los tirantes definitivos. Ello obligó a cortar el tráfico, a medida mañana, del puente viejo, que une las localidades de Villanueva de la Peña y Virgen de la Peña, ante el temor de que pudiera resultar afectado por la inestabilidad de la nueva construcción.

Javier Camino, alcalde de Mazcuerras, ya había advertido del riesgo que corría la construcción del nuevo denunciando enérgicamente la situación y pidió la adopción de medidas preventivas.

La construcción de este puente arrastra un largo retraso, ya que la Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria adjudicó el proyecto en el mes de  julio de 2018, con un presupuesto de 3.354.861 euros, a la UTE formada por las empresas Ascan, SU y Emesa, SL. El presupuesto original era de 5 millones.

El puente unirá las localidades de Virgen de la Peña (Cabezón de la Sal) y Villanueva de la Peña (Mazcuerras) con una infraestructura que tiene un diseño «emblemático», según dijo el entonces consejero de Obras Públicas y Vivienda, Jesús Mazón, cuando presento el proyecto en la casa consistorial cabezonense en el mes de mayo de 2018.

Este puente, en palabras de Mazón será «una de las obras más importantes de esta legislatura». Según el anterior consejero, la infraestructura «tiene una historia muy antigua, puesto que ya se contemplaba en el Primer Plan de Carreteras». La calificó de «emblemática» y de «muy interesante», a la vez que explicó que para su realización su Consejería se ha tenido que coordinar con el Ministerio de Obras Públicas para poder adaptarla a la carretera N-634.

El actual puente que salva el Saja, de una seguridad vial complicada, soporta un tráfico de 5.000 vehículos al día. El nuevo puente será colgante de 100 metros de longitud, quedando los apoyos fuera del cauce del río Saja y sustentándose sobre una catenaria de la que cuelgan los enganches cableados, lo que hará que resulte «muy vistoso». Tendrá 13 metros de ancho con aceras peatonales a ambos lados, que conectarán con las de Villanueva de la Peña. Su entronque con la carretera nacional se hará por medio de una amplia rotonda de 32 metros de diámetro exterior. Tiene un periodo de ejecución de 14 meses.

La obra se adjudicó con un periodo de ejecución de 14 meses, plazo que se ha sobrepasado ampliamente. El actual puente, una vez que entre en servicio el nuevo, será demolido.

La crecida del Saja derriba uno de los apoyos del puente en construcción
Comentarios