17.05.2021 |
El tiempo
lunes. 17.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

La Covid-19 fue la principal causa de muerte en la región de enero a mayo

Tanto para hombres como para mujeres, la principal causa de muerte es la suma de  Covid-19 identificado y no identificado, que en el caso de ellos supone el 9,9% (138) de las defunciones, y en el de las mujeres el 9,2% (156)

Un sanitario se dispone a realizar la prueba PCR a un vehículo en la zona de pruebas de Santander. / HARDY
Un sanitario se dispone a realizar la prueba PCR a un vehículo en la zona de pruebas de Santander. / HARDY
La Covid-19 fue la principal causa de muerte en la región de enero a mayo

El coronavirus Covid-19 ha sido el responsable de la mayoría de las muertes que se han producido en Cantabria entre los meses de enero y mayo. Con el virus identificado, la cifra se sitúa en 215 defunciones, 103 hombres y 112 mujeres, lo que supone el 7,4% del total de óbitos, según datos del Instituto Cántabro de Estadística (ICANE). Si al Covid-19 identificado se unen las muertes por Covid-19 no identificado (63), es decir sospechoso, el porcentaje asciende al 9,5%, un total de 278 defunciones.

Por grupo de causas, la mayoría de muertes registradas en Cantabria entre enero y mayo han sido por enfermedades del sistema circulatorio con un 25,6%, seguidas los tumores con el 23%, situándose por primera vez en tercera posición las enfermedades infecciosas y parasitarias con el 11,3%, grupo en el que se engloba el Covid-19. El 6,5% corresponde a muertes por trastornos mentales orgánicos, senil y presenil, y el 6,4% a enfermedades cerebrovasculares.

Tanto para hombres como para mujeres, la principal causa de muerte es la suma de Covid-19 identificado y no identificado, que en el caso de ellos supone el 9,9% (138) de las defunciones, y en el de las mujeres el 9,2% (156). Para los hombres, el resto de causas tras el 7,4% de muertes por Covid-19 identificado, son los tumores malignos de la tráquea, de los bronquios y del pulmón con el 5,9%, y otras enfermedades del corazón con el 5,5%. En las mujeres la enfermedad individualizada que más muertes causa son los trastornos mentales orgánicos, senil y presenil con el 8,4%, seguida del 7,3% de Covid-19 identificado, y de enfermedades cerebrovasculares con el 7,2%.

La mortalidad del Covid-19 en conjunto, identificado y no identificado, se distribuye igual a la del conjunto de causas. Así, el grupo de edad con mayor proporción de muertes el de 89 a 90 años (30,6%), seguido de 90 a 94 años (20,1%) y 80 a 84 años (13,7%). Por sexos también se reproduce la distribución del total: en los hombres el grupo más afectado por Covid-19 es el de 85 a 89 años (23,2%), seguido por el de 80 a 84 años (17,4%), y por el grupo de 90 a 94 años (15,9%).

En las mujeres el mayor volumen se encuentra en aquellas entre 85 y 89 años (37,9%), seguido del grupo de 90 a 94 años (24,3%) y del de 95 y más años (12,9%). Entre enero y mayo se registraron en Cantabria 2.918 defunciones de residentes en la comunidad, 194 más (+7,12%) que en los mismos meses de 2019.

El crecimiento es mucho mayor entre las mujeres (+11%) que entre los hombres (+3,4%). Por edad, la mortalidad se ha concentrado principalmente en los grupos a partir de los 80 años.

En datos globales, el grupo con mayor número de defunciones es del de 85 a 89 años, con el 21,6% de las muertes, seguido del de 90 a 94 años con un 20,1%, y del de 80 a 84 años con el 14,9%.

El colectivo en el que mayor volumen de muertes se da es el de las mujeres de 90 a 94 años, que suponen el 13,4% del total de defunciones, seguido de las mujeres de 85 a 89 años con el 12,9% del total, y los hombres de 85 a 89 años, con el 8,8% del cómputo total.

vaivenes. De enero a mayo, la distribución de las defunciones por meses presenta vaivenes, agrupándose la mayoría en marzo (21%) y abril (23,5%), aunque destaca el mes de enero con porcentajes similares (22%). Por sexos se aprecia la misma dinámica. La mayoría de las muertes se producen en centros hospitalarios, el 51% del total, porcentaje que asciende entre los hombres al 55% y en las mujeres baja al 47%.

El segundo lugar está el domicilio particular, con valores ligeramente superiores al 30% en todos los casos, seguido de las residencias sociosanitarias con un 14%. En este último caso, las diferencias entre hombres y mujeres están muy marcadas, pues entre ellos fallecen en estos centros el 9%, mientrasque las mujeres representan el 19%, situación probablemente asociada a la elevada edad a la que fallecen las mujeres. Por otra parte, Cantabria ha registrado la octava tasa bruta más baja de fallecidos por COVID-19 identificado por cada 100.000 habitantes durante los meses de marzo a mayo de 2020, con 36,9 por 100.000 habitantes.

En concreto y según consta en la estadística sobre ‘Defunciones según la causa de muerte’ publicada por el INE sobre el avance enero-mayo de 2019 y de 2020, entre marzo y mayo se produjeron en Cantabria 215 fallecimientos por Covid identificado del total de 1.763 muertes que se tuvieron lugar en la comunidad entre esos meses, lo que equivale a que el 12,2% de las personas que murieron entre marzo y mayo lo hicieron por Covid.

Además, en dicho periodo hubo otras 63 defunciones de casos sospechosos de Covid, lo que supone una tasa bruta del 10,8 por 100.000 habitantes. Si se suman los casos identificados con los sospechosos resulta que el 15,7% de los fallecidos entre marzo y mayo lo fueron por coronavirus.

Los 215 fallecidos por Covid virus identificado son la tercer cifra más baja de las comunidades, tras los 140 de Murcia y los 163 de Canarias. En el extremo opuesto, el mayor número de muertes se han producido en Madrid (10.210), Cataluña (8.003), Castilla-La Mancha (3.288) y Castilla y León (2.995).

Estas 215 defunciones tuvieron lugar fundamentalmente en centros hospitalarios (160) y en residencias socio-sanitarias (39).

Hogar. Además, otros siete casos se produjeron en el hogar y en 9 no consta. En cuanto a los 63 fallecidos por Covid-19 sospechoso, se trata del tercer número más reducido tras los registrados en Baleares (31), Región de Murcia (26), y similar al de La Rioja.

Estas muertes suponen una tasa del 10,8 por cada 100.000 habitantes, la sexta más baja tras las de Murcia (1,7), Baleares (2,6), Galicia (2,8), Canarias (3,5), Andalucía (6,4) y Comunidad Valenciana (10,1). Por otra parte, Cantabria es la tercera comunidad con mayor tasa bruta de mortalidad por trastornos mentales en el periodo de enero a mayo de este año, con 33,1 casos por cada 100.000 habitantes, según los datos publicados del INE.

De este modo, solo tuvieron una tasa superior por este tipo de muertes las comunidades de Galicia (40,7) y País Vasco (35,1).

Sin embargo, la principal causa de muerte en los cinco primeros meses del año en Cantabria han sido las enfermedades del sistema circulatorio, con 128 casos por 100.000 habitantes, la quinta tasa más alta del país.

Los tumores fueron la segunda causa de defunción en Cantabria entre enero y mayo, con una tasa de 115,5, la séptima más elevada de las comunidades; y las enfermedades infecciosas la tercera, con 56,6 casos por 100.000 habitantes, en este caso la séptima tasa más baja, y donde se incluye las muertes provocados por pandemia de Covid-19 y los casos sospechosos.

Las enfermedades del sistema respiratorio causaron 54 fallecidos por cada 100.000 habitantes, y las del sistema nervioso, 30.

Tres nuevos fallecidos y los positivos bajan a 44

Cantabria registró ayer tres nuevos fallecidos por coronavirus, dos mujeres de 91 y 92 años y un hombre de 85 que elevan la cifra total de muertes a 347, aunque la pandemia mantiene una «tendencia decreciente» y los casos nuevos han bajado a 44, la mitad que en la jornada anterior (88). También ha descendido el número de hospitalizados a 157 (uno menos), si bien ha crecido el de ingresados en UCI a 28 (dos más), con lo que la ocupación hospitalaria por pacientes Covid se sitúa en el 10,6% y la ocupación de camas UCI en el 24,8%. Así, Cantabria está a solo un ingreso más en Cuidados Intensivos de superar el 25% de ocupación y, por tanto, subir de nuevo al nivel de alerta 4.

Por hospitales, los ingresados se distribuyen de la siguiente manera: 92 en el Hospital Valdecilla de Santander; 34 en el de Sierrallana de Torrelavega; 8 en el comarcal de Laredo; y 21 en el Tres Mares de Reinosa. Zuloaga  ha destacado que la incidencia acumulada «sigue alta», situándose en 257 casos por 100.000 habitantes la registrada a los 14 días y en 115 a los siete días. Además, la positividad de las pruebas es del 9,8%. Con la nueva actualización de datos, hay 2.728 casos activos, de los que 2.571 se encuentran en cuarentena domiciliaria. Los acumulados positivos desde el inicio de la pandemia ascienden a 17.550 y los curados a 14.475, que son el 83% de los infectados. En total se han realizado en la región 311.259 test, lo que supone 53.546 por 100.000 habitantes. En cuanto a las residencias, el vicepresidente ha destacado que se aprecia un «pequeño respiro» y parece que el pico de esta ola ya se ha superado.

La Covid-19 fue la principal causa de muerte en la región de enero a mayo
Comentarios