06.07.2022 |
El tiempo

Los contratos "a dedo" del Gobierno regional. «No nos insulten más»

La oposición ha recordado que el candidato seleccionado, David Rebollo, «no cumplía» con los requisitos, que incluso fue «puesto en duda» por el comité de selección. Para el diputado, su reciente dimisión, «es una prueba contundente de lo que está ocurriendo»

El presidente del Consejo de Administración de la Oficina de Proyectos Europeos (OPE) del Gobierno de Cantabria, Cesar Aja. / ALERTA
El presidente del Consejo de Administración de la Oficina de Proyectos Europeos (OPE) del Gobierno de Cantabria, Cesar Aja. / ALERTA
Los contratos "a dedo" del Gobierno regional. «No nos insulten más»

El presidente del Consejo de Administración de la Oficina de Proyectos Europeos (OPE) del Gobierno de Cantabria, Cesar Aja, ha defendido que los cargos de la entidad han sido contratados «dentro de la más absoluta legalidad» y a través de convocatorias que «no incluyen la más mínima anomalía», incluido David Rebollo, que fue director gerente desde comienzos de año hasta que dimitió hace algo más de dos semanas.

«Nos enfadamos cuando vemos chanchullos de este tipo. Es toda una chapuza, un paripé». La convocatoria de la OPE como en la de la Fundación Comillas y en la de la Oficina de Fondos Europeos, «llama la atención que las tres personas seleccionadas están relacionadas entre sí, y tienen como nexo común que proceden del Tecnológico de Monterrey». Una realidad, contrastada con documentos, que evidencia que las convocatorias ya estaban decididas antes de celebrarse el concurso. «No nos insulten más»

Además, ha destacado los buenos resultados de la Oficina, ya generalmente los proyectos de este tipo de entidades tienen un porcentaje de éxito de entre un 12% y un 15%, mientras que en la OPE cántabra el número se eleva hasta el 42%. De hecho, ha asegurado que oficinas de otras comunidades se han puesto en contacto para conocer su modelo de trabajo.

«Lo que realmente me preocupa es que la Oficina genera resultados positivos. Estoy verdaderamente orgulloso de la OPE y de sus trabajadores», ha sentenciado Aja, que ha comparecido este jueves en comisión parlamentaria para responder a las acusaciones de los grupos de la oposición -en este caso PP y Ciudadanos (Cs) a través de sus diputados Isabel Urrutia y Félix Álvarez, respectivamente, ya que Vox no ha participado-, que vienen denunciando que se contrató «a dedo» a Rebollo por estar vinculado con otros dos cargos de la Consejería de Economía.

En concreto, señalan que es pareja de la directora de la Fundación Comillas, Eva González; y amigo de la directora general de Fondos Europeos, Paz Díaz, envuelta también en una polémica porque denunció a la OPE para que hiciera fijo su contrato. Además, los tres proceden del Instituto Tecnológico de Monterrey, en México, por lo que la oposición se refiere a este asunto como las «contrataciones a la mexicana».

También apuntan a «chanchullos» por estar vinculados a la Consejería de Economía cuando la dirigía la socialista María Sánchez, que dejó el cargo en abril pero desde la oposición también denuncian que antes «se creó un puesto ad hoc» en la Intervención, a «su imagen y semejanza», y se marchó «como Cenicienta, porque solo a ella le valía el zapato».

Sin embargo, el presidente del Consejo de la OPE ha negado las acusaciones y ha comparado la contratación de Rebollo con la de su antecesor en el cargo, José Luis Santiuste Palleiro, pues fueron dos procedimientos «idénticos» y del primero «nadie dice nada»: idénticos pasos para idéntico resultado, el mejor es el seleccionado», ha explicado.

Por ello, ha cuestionado que el «lío» se deba al parentesco entre Santiuste Palleiro y el portavoz de Ciudadanos, Félix Álvarez Palleiro. «Llego a pensar que usted se representa a sí mismo, no a la ciudadanía», le ha dicho, a lo que el diputado naranja ha respondido que en la primera ocasión «a nadie le extrañó que la persona consiguiese el puesto por su curriculum y trayectoria», mientras que la segunda «llama la atención porque traen a tres personas relacionadas entre sí».

Además, Aja se ha mostrado «preocupado» porque, en sus intervenciones, Álvarez ha demostrado que «en algunas cosas sabía más que el presidente del Consejo de Administración, a pesar de que los empleados tienen firmado un contrato de confidencialidad y tienen el deber de sigilo porque dar cierta información «puede perjudicar a la empresa».

En la misma línea, ha pedido a los diputados del PP y de Cs que sean «más respetuosos» y no «desprestigien» al Tecnológico de Monterrey, que es «un centro formativo de referencia vinculado al sector empresarial y para nosotros como comunidad sería interesante su establecimiento en Cantabria».

Por ello, les ha reclamado, especialmente a Álvarez, que deje de utilizar «términos despreciativos» como los que ha usado «atacar a este Gobierno». «Con poca estrechez de miras hablan de mariachis, de tequila, de rancheras. Hay empresarios con raíces cántabras que tienen intereses económicos en la comunidad y pueden verse agredidos, y nos puede perjudicar su discurso», ha sentenciado Aja, añadiendo que la Universidad de Cantabria también está trabajando para intensificar la colaboración con esta entidad.

Y mientras Urrutia y Álvarez han reiterado que «es todo un paripé» y que desde la OPE se ha montado «un circo absoluto para meter a quien les da la gana», los grupos que sustentan al Gobierno regional, PRC y PSOE, han defendido que todo se ha hecho desde la «absoluta legalidad».

La regionalista Emilia Aguirre ha vuelto a encomendar a la oposición a acudir a la Justicia, porque todos los procedimientos «son escrupulosamente legales». «Si saben de la existencia de cualquier otra cuestión que no consta en los expedientes, no solo tienen el derecho, sino la obligación de acudir a la vía legítima», ha reiterado.

Por ultimo, la socialista Noelia Cobo ha considerado que Aja ha dado explicaciones «suficientemente amplias y claras» y que el «paripé» es el que «están montando hoy y han montado en los últimos meses» desde la oposición «intentando buscar algún tipo de rédito político o consuelo familiar».

Los contratos "a dedo" del Gobierno regional. «No nos insulten más»
Comentarios