17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRIBUNALES HOMICIDIO

El conductor que mató a otro circulando en sentido contrario "no recuerda nada"

Un momento del juicio celebrado hoy. / José Ramón
Un momento del juicio celebrado hoy. / José Ramón
El conductor que mató a otro circulando en sentido contrario "no recuerda nada"

El acusado de causar la muerte de un conductor contra el que chocó frontalmente su vehículo, tras haber recorrido más de 9 kilómetros bajo los efectos del alcohol por la Autovía de la Meseta (A-67), ha declarado hoy que no recuerda nada de lo ocurrido ese día.

"Se que estuvimos en Bilbao y no me acuerdo de más hasta que aparecí en la UVI de Valdecilla", ha testificado el acusado ante el Jurado Popular que desde este martes juzga en la Audiencia de Cantabria al joven de 30 años que en agosto de 2016 condujo en sentido contrario por A-67 hasta que chocó contra otro vehículo cuyo conductor, de 34, falleció.

El acusado ha relatado que había quedado con un amigo en la Hostería de Boo y desde allí se desplazaron a las fiestas de Bilbao, donde no recuerda haber bebido más de una cerveza, aunque tras el accidente, tenía un nivel etílico en sangre de 1,93 gramos de alcohol por litro.

"No me acuerdo de nada...no puedo llegar a entender lo que pasó" ha afirmado el acusado, que desde el accidente estuvo en prisión provisional hasta agosto de 2018.

Tampoco recuerda si ese día tomó la medicación que tenía prescrita, pero que, según ha señalado, no ingería cuando iba a salir porque en caso de que bebiera "hace daño". Y ha apuntado que tanto en la ida a Bilbao como al regresar fue su amigo quien condujo "porque le gusta".

Además, ha afirmado que cuando salía y bebía, aunque hubiese ido conduciendo, le iba a buscar "algún amigo" o "alguien" de su familia. "No me gustaba beber cuando conducía", ha declarado, añadiendo que no conocía la hostería en la que recogió a su amigo y se separó de él ya de madrugada, en principio para dirigirse ambos hacia Liencres para dormir algo y luego hacer surf.

Antes del testimonio del acusado, el fiscal se ha dirigido al jurado para señalar, en sus alegaciones previas, que se le acusa de un delito contra la seguridad vial en concurso con otro de homicidio, porque "no fue una imprudencia o una conducción temeraria", ya que, "hubo intención".

"Atacó la seguridad del tráfico y de la vida", con una acción que "la sostuvo, porque tuvo posibilidad de rectificar en 9,5 kilómetros".

Y es que, para cuando se produjo el choque, a la altura de Barreda, el acusado ya había sido avisado varias veces por vehículos que iban en la dirección correcta, que le dieron las luces y le pitaron.

Según el fiscal, que solicita 13 años de prisión además de una indemnización de 195.000 euros para la familia y la pareja del fallecido, el acusado sabía que "era probable matar a alguien".

Por su parte, la acusación particular que ejerce el entorno de la víctima, también pide 13 años de cárcel y eleva la petición de indemnización a asumir por él y su compañía aseguradora a 258.000 euros.

"Manifiesto desprecio a la vida de los demás, además de imprudencia temeraria", es lo que aprecia en el acusado la letrada de la acusación, así como "contradicciones" en su testimonio.

La defensa ha comenzado su exposición reconociendo que su representando "no es absolutamente inocente", porque aquel día "tuvo una actitud reprobable y merece un castigo por ello", de ahí que solicite dos años y medio de cárcel y cuatro de privación del permiso de conducir por un delito contra la seguridad vial en concurso con otro de homicidio imprudente.

No obstante, ha hecho hincapié en que su defendido es "completamente inocente" de la acusación de haberse introducido en la autovía de forma intencionada "por el carril de salida".

"Es inocente de que lo hiciera con intención de causar daño a otras personas", ha añadido la defensa y ha recordado que el acusado "ha logrado reunir" 25.000 euros que ha puesto a disposición de la familia del fallecido, a la que la aseguradora del vehículo ya ha abonado cerca de 200.000 euros.

Comentarios