22.11.2019 |
El tiempo
viernes. 22.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

La Comisión 8M llama a «desbordar Santander» con la manifestación

La marcha partirá mañana viernes de Cuatro Caminos, no de la plaza de Numancia, y llegará hasta el Ayuntamiento

Representantes de la Comisión 8 de Marzo en Cantabria. / J. Ramón
Representantes de la Comisión 8 de Marzo en Cantabria. / J. Ramón
La Comisión 8M llama a «desbordar Santander» con la manifestación

La Comisión 8 de Marzo en Cantabria ha llamado a las mujeres y hombres de la región a movilizarse mañana viernes por la igualdad secundando los paros convocados -de dos horas por turno en los centros de trabajo o huelga durante la jornada- y, sobre todo, la manifestación prevista por la tarde en Santander, para repetir el éxito del año pasado y «desbordar» la ciudad. Con este fin, y debido a los momentos de «presión» y «agobio» que se vivieron hace doce meses en algunos puntos y momentos del recorrido, por la afluencia de asistentes que impidió que muchas personas se movieran de la cabecera, se ha decidido ampliar el trayecto. De este modo, la marcha partirá de Cuatro Caminos -no de la plaza Numancia- y llegará hasta el Ayuntamiento. Además, se ha adelantado su salida media hora, y comenzará a las siete de la tarde.

Se trata de las principales novedades de una cita que culminará con la lectura de un manifiesto y que en la Comunidad Autónoma cumple ya 19 años, con la que se vienen reclamando durante este tiempo los derechos de las mujeres, que constituyen la mitad de la población. Con la manifestación de este ejercicio se pretende recabar, «por lo menos», el respaldo logrado en 2018, cuando miles de personas colapsaron el centro de la capital cántabra.

Así lo desean portavoces de la Comisión organizadora que presentaron las actividades con las que estarán en la calle desde por la mañana hasta la noche, con pasacalles del denominado eje educativo y otras acciones que se suman así a los paros en el trabajo (convocados por CCOO y UGT) y a la huelga laboral (convocada por CNT), que también ha de ser huelga de consumo y otras labores que suelen desempeñar las mujeres, como el cuidado de familiares. Lo ha explicado Ana Bolado, que ha ejercido junto a Marta Odriozola, Rosa Mantecón, María Ángeles Ruiz Tagle y Sinaí Gil como portavoz de la Comisión 8 de Marzo. Entre todas, han desgranado los motivos para secundar las movilizaciones previstas, como el hecho de que en el último año no haya «cambiado nada» la situación en el mercado laboral o no haber conseguido «plenamente» los derechos de las mujeres, que algunas organizaciones políticas tienen en su ideario «quitarnos».

Partidos a los que este colectivo cántabro ha recordado que fueron las mujeres las que se «cargaron» al ministro Alberto Ruiz-Gallardón por su polémica reforma de la ley del aborto. Y «no vamos a dar un paso atrás», han advertido las representantes del movimiento a «esa gente» que «se acerca al fascismo» y, también, a las instituciones, y que pretenden «quitarnos los derechos a las mujeres y a las niñas».

En este sentido, han advertido que estarán «en la calle y donde haga falta» para no «ceder» en ciertas pretensiones, más cuando desde el 8 de marzo de 2018, y dado el éxito de las huelgas en Cantabria y el resto de España, que fueron «la avanzadilla» y «un ejemplo» para Europa, se habla de feminismo «con más respeto» y ahora, «tonterías, las justas». Al respecto, han destacado que hace un año quedó «demostrado la fuerza que tenemos» y las consecuencias del lema «si paran las mujeres, para el mundo», algo que se ha «notado» hasta el punto de que cada vez que se logran avances femeninos se produce también una «reacción de la caverna» que no quiere «consentir» esos pasos adelante, pues «vivimos en un mundo patriarcal y machista». Para seguir logrando cambios, la Comisión 8M considera que la educación es «fundamental», al ser la plataforma básica para conseguir la igualdad y el respeto. En el ámbito laboral, denuncian que además del «techo de cristal» existente hay quien se las ingenia para «ponernos un suelo de pegamento» que les «impide» llegar a los mismos puestos o salarios que los hombres. Por estos y otros motivos, han incidido en la importancia de seguir trabajando en red y alianza, entre mujeres y hombres, pues si bien se ha avanzado, aún «queda mucho» por hacer.

Comentarios