17.06.2021 |
El tiempo

El cierre perimetral de Cantabria blindado por 900 agentes

Casi 900 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional vigilarán en los puentes festivos de San José y Semana Santa que se respete el cierre perimetral de Cantabria
Un agente de la Guardia Civil durante el cierre perimetral de Laredo durante su confinamiento. / REGUERA
Un agente de la Guardia Civil durante el cierre perimetral de Laredo durante su confinamiento. / REGUERA
El cierre perimetral de Cantabria blindado por 900 agentes

Casi 900 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional vigilarán en los puentes festivos de San José y Semana Santa que se respete el cierre perimetral de Cantabria, con unos 800 controles en las principales vías de acceso a la región, en medios de transporte y en los municipios más turísticos de la costa y el interior. La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha dado a conocer este dispositivo en una rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo con el jefe superior de la Policía Nacional en Cantabria, Héctor Moreno, y el coronel jefe de la Guardia Civil en la comunidad autónoma, Luis del Castillo, para ultimar el despliegue.

Quiñones ha apelado a la «prudencia» y a la «responsabilidad» de los ciudadanos para respetar las normas sanitarias frente a la Covid-19, alertando sobre el peligro de una cuarta ola, y ha detallado que el incumplimiento de estas medidas ha llevado a la imposición en lo que va de año de 2.600 sanciones en Cantabria. Para controlar que se respeta el cierre perimetral de la región durante el puente de San José, que será festivo en País Vasco y Madrid, dos comunidades de las que tradicionalmente proceden muchos visitantes de Cantabria, y en Semana Santa, se desplegarán casi 700 guardias civiles y más de 200 policías nacionales.

En este dispositivo se contará también con el apoyo del helicóptero de la Guardia Civil con base en Asturias y con dos drones, uno de ellos dedicado a labores de vigilancia del tráfico. De esta forma, en los puentes de San José y Semana Santa, se dispondrán 658 guardias civiles para llevar a cabo alrededor de 600 controles en las vías de acceso a la región y en las principales zonas turísticas. Se presentará especial atención a las localidades de la zona oriental o la comarca de Liébana, así como a las autovías A-8 y A-67 para captar a quienes traten de acceder a la región desde el País Vasco, Castilla y León y Asturias.

Por su parte, la Policía Nacional, que tiene presencia en Santander y Torrelavega, realizará 200 controles de vigilancia, con especial presencia en los nudos de transporte de autobuses y trenes. Se desplegarán 230 agentes para controlar las principales vías de entrada y salida a ambas ciudades, las estaciones de transportes y los lugares que habitualmente tienen afluencia turística.

Ainoa Quiñones también ha destacado la colaboración que existe entre la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Ertzaintza para vigilar los accesos a Cantabria desde el País Vasco, con controles coordinados entre ambas comunidades autónomas limítrofes. La delegada del Gobierno ha trasladado, además, un «mensaje de tranquilidad» a los alcaldes de los municipios más turísticos de la región y que tiene abundancia de segundas residencia, a los que ha pedido la colaboración de sus policías locales para detectar la presencia de ciudadanos de otras comunidades durante los dos próximos puentes festivos.

«Sabemos que hay muchos alcaldes que están preocupados porque haya ciudadanos que de forma irresponsable intenten acudir a sus segundas residencias, pero les quiero desde aquí trasladar que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dispondrán dispositivos para intentar evitarlo por todos los medios», ha añadido.

Hasta ahora, Ainoa Quiñones ha asegurado que no existe constancia de que en la región durante el tiempo que ha estado implantado el cierre perimetral se haya producido una gran afluencia de ciudadanos de las regiones limítrofes, lo que, según ha asegurado, refrendan los alcaldes de los municipios afectados, entre ellos, los más cercanos al País Vasco.

Lo que sí se ha detectado durante la pandemia, según ha precisado, es un aumento de los empadronados en municipios de Cantabria. Tampoco existe constancia de un incremento del turismo extranjero, con especial incidencia de ciudadanos franceses, ha asegurado la delegada del Gobierno a preguntas de los periodistas.

El cierre perimetral de Cantabria blindado por 900 agentes
Comentarios