12.04.2021 |
El tiempo
lunes. 12.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Centros sanitarios que más luchan contra el tabaquismo

Los representantes de los centros galardonados con las autoridades sanitarias. / ALERTA
Los representantes de los centros galardonados con las autoridades sanitarias. / ALERTA
Centros sanitarios que más luchan contra el tabaquismo

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, reconoció a los centros sanitarios de la región que más destacan en la prevención, el control y seguimiento del tabaquismo, en un acto en el que se entregó un distintivo a los centros de salud de Vargas, María Fernández Pérez-Rasilla del Besaya, Alto Asón, Cudeyo y al Hospital Valdecilla.

En concreto, se ha distinguido al centro de salud Vargas por el compromiso e implicación de sus profesionales, promovidos por su coordinadora de enfermería, Lourdes Odriozola, miembro del grupo promotor y artífice de las mejoras que implementan año a año para fomentar la participación comunitaria en la lucha contra el tabaco.

Además, se ha reconocido al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV) por su trabajo para consolidar las zonas libres de humo, respetar «escrupulosamente» la normativa y apoyar la deshabituación de sus trabajadores. Asimismo, el consejero ha entregado el galardón a la Zona Básica de Salud (ZBS) Besaya, con el centro de Salud María Fernández Pérez-Rasilla, como centro de cabecera, por «su labor de coordinación con colegios e institutos de la zona para sensibilizar a la población más vulnerable frente al tabaco». Todos ellos forman parte de la Red Cántabra de Centros Sin Humo, que han alcanzado el ‘nivel bronce’ según los estándares de la red, que acredita su compromiso con los objetivos del proyecto de una forma constante.

Además, durante el acto, en el que también han participado el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, y el coordinador de la Red Cántabra de Centros Sin Humo, Luis Bardeci, también se han entregado acreditaciones a dos ZBS, la de Alto Asón y Cudeyo, que desde este momento pasan a formar parte de la red. La Red Cántabra de Centros Sanitarios Sin Humo forma parte de la Global Network For Tobacco Free Health Care Services, una red internacional que aúna servicios sanitarios de calidad y de la que forman parte centros sanitarios de hasta 20 países y 10 comunidades autónomas españolas (Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Murcia y País Vasco).

En Cantabria la red fue creada en 2015, está constituida por 14 centros de salud y cuatro hospitales, tres públicos y uno privado, y su finalidad es convertir a los centros sanitarios libres de humo al cien por cien, que cumplan con la legislación, que garanticen una atención integral a las personas fumadoras y en los que los profesionales dispongan de los medios adecuados para realizar esta atención. Así, cuenta con un código de certificación por niveles, en el que el primer año cada miembro es ‘asociado’ y a partir de ese momento, tras la autoevaluación anual, se puede optar a nivel bronce, plata y oro, de manera gradual.

Cada centro realiza una autoevaluación y el Comité Técnico de la Red Cántabra realiza una auditoría de los avances y otorga los reconocimientos (nivel bronce y plata), cuyos los candidatos son evaluados por pares en un proceso con un jurado internacional, desarrollado por la Red Global. Así, cada año realiza una entrega de diplomas, tanto a los nuevos miembros, como a los que cambian de nivel por sus buenas prácticas.

El Gobierno de Cantabria mantiene, desde hace años, una lucha activa contra el consumo del tabaco, «una gran lacra social, que causa más de 7 millones de muertes al año en todo el mundo».

Además de muertes, el tabaco produce sufrimiento, enfermedad, contaminación y contribuye a empobrecer a familias y países, ya que incrementa «considerablemente» el gasto sanitario. Por esta razón, la Consejería de Sanidad anima a los centros sanitarios y a sus profesionales a promover la salud cardiovascular de las personas y facilitar la implantación de todas aquellas medidas recogidas en el convenio marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para controlar el tabaquismo. Según Rodríguez, el tabaco, que es una «amenaza» para la salud, sigue estando presente en la sociedad, aunque es una «batalla» que ya «se está ganado», ha señalado, afirmando que su consumo desciende año tras año.

Centros sanitarios que más luchan contra el tabaquismo
Comentarios