16.01.2021 |
El tiempo
sábado. 16.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

CORONAVIRUS NAVIDAD

La situación en Cantabria "es muy grave"

Que una cena de Navidad no se convierta en unos Reyes en la UCI, ha declarado la directora Paloma Navas

La directora general de Salud Pública de Cantabria, Paloma Navas durante la rueda de prensa ofrecida hoy. / ALERTA
La directora general de Salud Pública de Cantabria, Paloma Navas durante la rueda de prensa ofrecida hoy. / ALERTA
La situación en Cantabria "es muy grave"
La directora general de Salud Pública de Cantabria, Paloma Navas, ha recomendado que este año "no haya ninguna cena de Navidad" ni fiestas de pandillas de amigos en esas fechas, porque advierte de que una cena de Navidad puede convertirse "en unos Reyes en la UCI".

Navas ha hecho esas afirmaciones al ser preguntada por los periodistas sobre el plan para las navidades que el Gobierno central pretende consensuar con las comunidades y del que no ha querido hablar porque ha señalado que es "un borrador".

Ha recordado que existe una comisión, a nivel nacional, que es la que está trabajando para fijar un "acuerdo de mínimos" entre las comunidades autónomas sobre qué va a ocurrir en las fiestas navideñas para evitar la propagación de la covid, ya que ha señalado que en cada región la situación es diferente.

Y en Cantabria, según su directora general de Salud Pública, la situación es "muy grave", aunque también reconoce que espera que esté mejor dentro de treinta días cuando se celebran las fiestas navideñas.

"Dentro de 30 días la situación será mejor, pero no será una situación como para llegar a una Navidad normal, en absoluto, y la recomendación, por supuesto, es que no haya ninguna cena, solo en convivientes", ha aseverado Navas, quien insiste en que esa celebración no se puede convertir "en unos Reyes en la UCI".

Paloma Navas ha recordado que este año no se ha desarrollado ninguna festividad y también la Navidad "está afectada" por esta pandemia y ha destacado la decisión de algunas familias que están abogando por posponer la celebración de la Navidad al mes de agosto.

"Nos juntaremos cuando estemos seguros", ha considerado Navas, quien insiste en que "lo prudente y razonable" es que las familias no organicen cenas de Navidad, ni las pandillas de amigos encuentros en esas fechas festivas, porque advierte de que si eso ocurre habrá "un enero muy complicado".

No ha respondido a la pregunta de si es partidaria de mantener medidas restrictivas para la hostelería y la movilidad también en Navidad, pero sí ha señalado que la Dirección General de Salud Pública de Cantabria aboga "por tener la Navidad lo más controlada posible", con el mínimo contacto entre las personas no convivientes, para que hay "un enero tranquilo". 

La situación en Cantabria "es muy grave"
Comentarios