29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Cantabria reducirá esta semana aún más las reuniones y los aforos ante el aumento de casos

Reunión del órgano supervisor. / alerta
Reunión del órgano supervisor. / alerta
Cantabria reducirá esta semana aún más las reuniones y los aforos ante el aumento de casos

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha informado de que durante esta semana se publicará un paquete de medidas para limitar las relaciones sociales ante el «importante» aumento de contagios de covid en Cantabria, que incluirá la reducción del número de personas que pueden reunirse y también de los aforos. Rodríguez ha explicado que ayer por la mañana se detectaron más de 130 contagios nuevos y, aunque la situación «sigue siendo contenida» en los hospitales, ha señalado que «se va notando el efecto del aumento de los positivos», que tiene «un tiempo de latencia» y no se produce en el momento.

A esos 130 nuevos contagios hay que sumar los 92 detectados el lunes. También suben las hospitalizaciones, de las 50 dadas a conocer el lunes, a las 60 de las que informó ayer por la mañana el consejero, que ha precisado también que de esas 60 personas ingresadas, 11 están en la UCI. Los datos facilitados por la Consejería de Sanidad sitúan en 1.059 las personas que tienen en estos momentos el coronavirus de las 8.961 que siguen con la enfermedad o la han tenido desde que se conocieron los primeros casos de esta pandemia en Cantabria. De este total de afectados, 7.658 se han curado, pero 244 han fallecido. También se han realizado, desde el inicio de la enfermedad, 217.209 test para detectar la covid-19 en la región, lo que supone 37.366 por 100.000 habitantes.

«Los técnicos de Salud Pública están trabajando en un paquete de medidas, que saldrán a lo largo de esta semana, y que van a limitar la actividad social porque es donde se producen fundamentalmente los contagios», ha incidido a preguntas de los periodistas, tras asistir a la reunión en la que se ha constituido el Centro Coordinador Operativo para el seguimiento de la covid en Cantabria. Sin concretar esas medidas, Rodríguez ha avanzado que se reducirá el número de personas que pueden reunirse, que actualmente es de diez en Cantabria.

coordinación con las regiones vecinas. Y ha explicado que se trabaja en estas medidas en coordinación con las comunidades autónomas vecinas, como País Vasco y Asturias, que ya las han adoptado. «No podemos ser una isla, tenemos que trabajar conjuntamente con las comunidades autónomas vecinas. Y además, es que, en nuestro caso, lo necesitamos porque se ha producido un aumento importante en el número de casos», ha dicho.

COVID EN LOS MUNICIPIOS. Sobre Villacarriedo, donde Sanidad tuvo que instalar un punto de pruebas masivas hace dos semanas por el aumento de casos, aunque se produjo un rebrote en la residencia del municipio, Rodríguez ha indicado que «va evolucionando lentamente» y sigue con una incidencia acumulada «muy alta», aunque la situación está «controlada». Lo mismo ha dicho que ocurre en Arredondo u otros «municipios pequeños».

AFOROS PARA EL FÚTBOL. Por otro lado, el consejero no entiende las críticas del PP, que ha acusado al Gobierno regional (PRC-PSOE) de «incongruencia» y «descoordinación» en la gestión de la pandemia, poniendo de ejemplo que Rodríguez llame al autoconfinamiento mientras se permite la celebración de un partido del Racing con público. «Son dos cuestiones distintas», ha aseverado Rodríguez, quien explica que ese caso «casi sería como los colegios» porque con las medidas de seguridad que se han marcado, «hay casi una nula probabilidad de que dentro del estadio se produzcan contagios».

Otra cosa es lo que ocurra fuera del estadio con los procesos de socialización de las personas, ha añadido Rodríguez, quien ha recordado que así se lo transmitieron en su momento a los responsables del Racing. Según ha dicho, «son medidas de absoluta seguridad con una distancia interpersonal que prácticamente hace imposible que se produzca la transmisión dentro del campo y de los accesos y salidas». «Nos preocupan otros ámbitos, por lo tanto no hay incongruencia», ha afirmado. De esta forma, le ha dicho al PP, mientras no haya limitaciones de movilidad, a Cantabria «puede venir cualquier persona» y lo que tiene que hacer el Ejecutivo -ha insistido- es estar «preparado para esa movilidad y asumirla». «Intentar, eso sí, que las personas que vengan a Cantabria respeten las normas. Por nuestra parte no podemos hacer nada más», ha apostillado.

PROTESTAS. Rodríguez ha señalado además que entiende las quejas de los médicos resistentes (MIR) de Cantabria, que se concentraron como protesta por su situación laboral, y su rechazo al real decreto, aprobado el 29 de septiembre, que fija los recursos humanos para el Sistema Nacional de Salud, de cara a hacer frente a la crisis sanitaria que ha ocasionado la covid-19.

«Entiendo la protesta de los MIR, en el sentido de que ellos han pasado una prueba y están especializándose y por lo tanto, lógicamente, consideran que son el colectivo prioritario al que hay que dar cabida», ha explicado. Sin embargo, ha llamado también a que tener en cuenta que se está viviendo una pandemia, que la Atención Primaria tiene «muy pocos recursos» para lo que debería estar potenciándose y que en ciertas situaciones «excepcionales» se tiene que favorecer la contratación de médicos, aunque no tengan todavía el título de especialista. «En Cantabria no lo hemos hecho todavía, por lo tanto de la situación de aquí no se pueden quejar, pero entiendo que, en determinados sitios, donde la situación es verdaderamente preocupante, que no tienen médicos, pues recurren a esa opción», ha agregado.

Por último, Rodríguez ha manifestado que Cantabria está intentando «por todos los medios» buscar alternativas antes que contratar a médicos que no sean especialistas, pero ha advertido de que «eso no quiere decir» que en un futuro no haya que hacerlo. Y sobre la posible huelga de médicos a nivel nacional y de la que ayer habló el Sindicato Médico en Cantabria, el consejero ha señalado que tendrán que ser esos profesionales los que expliquen a los ciudadanos el motivo de ese paro, si al final se produce cuando se ha convocado, el 27 de octubre.

cinco nuevas aulas educativas cerradas a causa de la pandemia. Cantabria ha cerrado este martes cinco nuevas aulas, dos en centros educativos de Primaria y tres en Secundaria, en una jornada en la que se ha registrado una menor incidencia respecto a la del lunes, en la que se se vieron afectadas 19 nuevas aulas.

En Infantil y Primaria los nuevos cierres se han producido en el colegio Virgen de la Velilla de Polientes (Valderredible) y Gloria Fuertes de Muriedas (Camargo), por positivos de alumnos. Además, en el CEIP Costa Quebrada de Soto de la Marina (Santa Cruz de Bezana) se ha establecido cuarentena para tres alumnos por contacto con un docente positivo.

Con los cierres de este martes, la incidencia en este nivel educativo es de 18 aulas en cuarentena, que representan el 0,67 por ciento del total de 2.654, según datos facilitados por el Gobierno regional.

El resto de centros aulas cerradas en días anteriores corresponden a los colegios Portus Blendium de Suances; Santa María Micaela de Santander; La Salle de Santander; La Paz de Torrelavega; San Agustín de Santander; Marina de Cudeyo de Rubayo (Marina de Cudeyo); Santa Catalina de Castro Urdiales; Sagrada Familia de Herrera (Camargo); Esclavas de Santander (2 aulas); Santa Juliana de Santillana del Mar; Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús de Ceceñas (Medio Cudeyo); Pepe Alba de Laredo (2 aulas); Purísima Concepción de Santander; y Fernando Arce de Torrelavega. En cuanto a ESO, Bachillerato y Formación Profesional, las aulas cerradas se encuentran en Sagrados Corazones de Torrelavega; Apostolado del Sagrado Corazón de Ceceñas; y Purísima Concepción de Santander.

Además, se han establecido cuarentenas preventivas para cuatro alumnos de la ETP Hernán Cortés de Santander; otros cuatro del IES Marqués de Manzanedo de Santoña; y cuatro más del IES Miguel Herrero de Torrelavega.

El resto de aulas cerradas pertenecen a los centros La Paz de Torrelavega (dos aulas y 8 alumnos); Sagrados Corazones de Torrelavega (cuatro aulas); Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús de Ceceñas (Medio Cudeyo); Purísima Concepción de Santander; IES Valle de Camargo de Muriedas (Camargo); Sagrada Familia de Santander; San José de El Astillero; Compañía de María de Santander; y Apostolado del Sagrado Corazón de Ceceñas (Medio Cudeyo), para dos aulas.

Además varios grupos de alumnos siguen en cuarentenas preventivas en diferentes centros.

Constituido el Centro de Coordinación Operativa 

La Delegación del Gobierno en Cantabria ha constituido este martes el Centro de Coordinación Operativa (Cecor) para seguir la situación de la covid-19 en la comunidad y organizar las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para cumplir las medidas que adopte la Consejería de Sanidad. Se va a intentar que las reuniones de este órgano sean cada quince días, aunque si hay circunstancias excepcionales que así lo aconsejen, se podrá convocar de manera inmediata.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, preside este órgano en el que participan la consejera de Presidencia, Paula Fernández; y el de Sanidad, Miguel Rodríguez; el coronel jefe de la Guardia Civil de Cantabria, Luis del Castillo; el jefe regional de Operaciones de la Jefatura Superior de Policía, Miguel Ángel Ramos; la secretaria general de la Delegación del Gobierno, Carla Orcajo; y el jefe del Servicio Jurídico de Sanidad, Joaquín Cayón. En el encuentro, Quiñones ha destacado que con la constitución del Cecor se pretende «no sólo actuar de forma coordinada», que ya se viene haciendo desde que comenzó la pandemia, sino poder mantener una interlocución «periódica y puntual de las diferentes situaciones que se vayan dando para actuar lo más rápido y eficazmente posible».

La delegada del Gobierno ha señalado que estas reuniones son «fundamentales» para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad puedan conocer en detalle la evolución sanitaria y las previsiones del Gobierno autonómico y, así, «poder estar preparados para actuar con la máxima inmediatez a la hora de establecer los dispositivos policiales ante posibles confinamientos». «En esta crisis el papel que desarrolla la sanidad pública es elemental, el más importante para salvar vidas que es el fin último de todas las actuaciones que desarrollemos, pero las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desempeñan un papel clave para lograr que las medidas que se establezcan, que muchas tienen que ver con restricciones y con limitaciones en la movilidad, se cumplan en todo el territorio de la región», ha señalado.

De la misma forma, Quiñones ha afirmado que, en la actual situación sanitaria, el Gobierno central quiere que se empleen todos los mecanismos para articular una mayor cooperación y colaboración para frenar la propagación del virus y evitar nuevos contagios. A su juicio, la coordinación entre la máxima autoridad sanitaria, la autoridad en materia de protección civil y coordinación local y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado debe ser «de primer orden», porque la «única» prioridad de todas las administraciones ahora debe ser afrontar la crisis sanitaria, garantizar la salud pública y proteger a los ciudadanos de Cantabria». El consejero de Sanidad ha señalado que el Centro de Coordinación Operativa va a servir para «la coordinación de todos los ámbitos» que intervienen en algún momento en esta pandemia, y desde los que hay que trabajar conjuntamente para aplicar y controlar el cumplimiento de las medidas sanitarias. La titular de Presidencia ha considerado «muy importante» que se celebre el Cecor.

Los sindicatos siguen con sus concentraciones e insisten en tener una reunión con Rodríguez

Los sindicatos CCOO, UGT y CSIF se han concentrado de nuevo para denunciar el «lamentable estado» de la Sanidad en Cantabria, esta vez frente a los hospitales de Sierrallana, Valdecilla, Laredo y Tres Mares, donde han insistido en reclamar una reunión con el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, para trasladarle sus reivindicaciones.

201020 santander
Los sindicatos CC.OO, UGT y CSIF convocan concentraciones frente a los hospitales cántabros (Valdecilla, Sierralllana, Laredo y Tres Mares) para denunciar la situación de la sanidad pública
Foto nacho cubero

Concentración sindical ante Valdecilla. / hardy

Las organizaciones sindicales denunciaron ya el pasado martes, frente a todos los centros de salud de Cantabria, la situación que los profesionales sanitarios están sufriendo debido al aumento de la demanda y la falta de personal. «Viven una situación de saturación, sobrecarga y agotamiento», han indicado en un comunicado.

Esta vez han acudido a hospitales porque según denuncian, este aumento de la demanda está provocando saturación en los centros de salud, por lo que la población está acudiendo a las urgencias hospitalarias en lugar de a la Atención Primaria, aumentando así la presión también en los hospitales.

Los sindicatos han acusado a Rodríguez de negarse a participar en una reunión con las organizaciones sindicales, después de que el pasado martes el consejero asegurara que el ámbito de negociación sindical era la mesa de negociación del Servicio Cántabro de Salud (SCS), aunque no se negara a reunirse «para hablar».

Los sindicatos reclaman la creación de empleo estable y de calidad, la negociación de una Oferta de Empleo Público (OPE) para 2020 que estabilice a una mayoría de personal, la mejora del sistema de movilidad del personal y la elaboración de un plan de seguridad contra las agresiones al personal de los centros sanitarios ante la escalada de estos incidentes, así como la garantía de las medidas de seguridad y equipos de protección para todo el personal de la Sanidad ante el Covid-19.

CCOO, UGT y CSIF piden también la retirada del Real Decreto Ley 29/2020 que permite la contratación de personal que no es especialista y destacan la urgencia de trabajar de cara a los Presupuestos Generales de Cantabria de 2021 en lo referente al desarrollo de acuerdos y una mayor inversión en Sanidad. 

Cantabria reducirá esta semana aún más las reuniones y los aforos ante el aumento de casos
Comentarios