31.10.2020 |
El tiempo
sábado. 31.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Cantabria dispondría de hasta 2.500 camas ante un rebrote

Comparecencia consejero Sanidad Miguel Rodriguez en la comision del covid-19 de el parlamento cantabro./ ALERTA
Comparecencia consejero Sanidad Miguel Rodriguez en la comision del covid-19 de el parlamento cantabro./ ALERTA
Cantabria dispondría de hasta 2.500 camas ante un rebrote
El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha destacado este lunes que Cantabria podría llegar a contar hasta con 2.500 camas de hospitalización convencional en caso de ser necesario si se llegase a producir un rebrote de la COVID-19, por lo que ha instado a "no bajar la guardia" en las medidas de protección individual y de distanciamiento social.

Rodríguez ha vuelto a comparecer ante la comisión no permanente de seguimiento de la pandemia por el coronavirus en el Parlamento de Cantabria, donde ha destacado que el estado de alarma "ha sido beneficioso" en la región para contener la extensión del virus y ha detallado las medidas que va a tomar la Consejería de Sanidad de cara al futuro.

Entre las medidas del plan de transición a la nueva realidad, el consejero ha destacado que se va a "fortalecer" la Atención Primaria y para garantizar la capacidad diagnóstica con PCR de todos los casos con síntomas compatibles con COVID-19.

Para ello, se dispone de equipos de intervención móviles con una capacidad de realizar 1.980 test semanales, sin contar niños y niñas menores de 10 años, que dispondrán de un circuito específico en Valdecilla y Laredo gestionado por los servicios de pediatría y que, en principio, dedicarán a citas una hora de lunes a viernes.

Además, se va a implementar la estrategia de toma de muestras en Atención Primaria con equipos específicos al haberse detectado que la mayor tasa de contagios entre el personal sanitario se produce con la manipulación de los EPIs, al tiempo que, según ha añadido, el tamaño y el número de equipos de intervención se podría ampliar en función de la demanda y en todo caso se asegura la toma de muestra y resultado en el plazo de 24 horas.

Por lo que se refiere al personal, ha explicado que se ampliarán los contratos de continuidad de los médicos de familia, para asegurar el tener un médico de continuidad por zona básica, ofreciendo contratos de un año de duración también a los residentes de esta especialidad que finalizan su formación este mes.

Para la atención hospitalaria, el plan de preparación para el incremento rápido de capacidades se centra en aspectos como la prevención de infecciones dentro del ámbito hospitalario, para lo que se implementarán medidas de prevención y control de la infección en todas las áreas, habilitando espacios para garantizar la distancia de seguridad adecuada, sobre todo en zonas comunes, pudiendo utilizar diferentes elementos para conseguir esa separación.

Cantabria dispondría de hasta 2.500 camas ante un rebrote
Comentarios