20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Carlos Osoro urge a no volver a otros periodos históricos

Imagen de archivo del arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.
Imagen de archivo del arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.
Carlos Osoro urge a no volver a otros periodos históricos


El cardenal arzobispo de Madrid, el cántabro Carlos Osoro, ha urgido este jueves, durante su homilía en la misa celebración del día de la Virgen de la Paloma, que la humanidad no vuelva a otros periodos de su historia en la que se implantó la idea de que "había hombres sobrantes".

Osoro ha empezado el sermón recordando que el lienzo fue encontrado por un hombre en un corral en el que se guardaba leña. Había unos niños jugando por allí y se lo regaló a ellos pero Isabel Tintero decidió comprárselo a los niños, limpió el cuadro y lo colocó en el portal de su casa. Así comenzó la devoción a la virgen y luego comenzó la venerarse en una capital para pasar en 1912 a la iglesia de la Virgen de la Paloma.

"Sabéis que este cuadro de la Virgen María no tiene gran valor pictórico, ¿quién le ha dado valor? Vuestra fe, la fe del pueblo, ahí vosotros y tantas gentes anteriores a nosotros, de ayer y de hoy, vieron y seguimos viendo a nuestra santísima madre, que nos mira, nos invita a vivir con la originalidad cristiana y a anunciar a todos los hombres dónde está el camino, la verdad y la vida del hombre. Queridos hermanos", ha señalado el obispo.

En ese punto, el arzobispo de Madrid ha pedido a la virgen que conceda a todos los hombres su capacidad contemplativa y su modo de vivir y anunciar.

"Ver a todos los hombres como imágenes de Dios que son, que ninguna imagen se estropee; descubrir y vivir que todos somos hermanos, que ya no hay distinción entre libres y esclavos, hombres y mujeres, pues todos son hijos de Dios. Urge que implantemos esta novedad radical en este mundo al que bajó Dios mismo haciéndose hombre, valiéndose para ello de la Virgen María. Y urge más que nunca, ya que estamos en unos momentos donde se quiere instaurar en la historia de la humanidad lo que en otras épocas se implantó: había hombres sobrantes. María nos dice que no hay ninguno, que todos son hijos de Dios y hemos de defender su dignidad que es la que Dios les ha dado con pasión", ha subrayado.

El cardenal ha pedido también vivir como "servidores de los hombres". "No nos servimos de ellos, nos debemos a los hermanos. Y nuestros hermanos son todos los hombres, pues todos son hijos de Dios. En un momento de la historia donde incluso esto se pone en cuestión, especialmente con las obras, acojamos el modo de vivir de la virgen María.

DESCENSO DEL CUADRO Y PROCESIÓN

Tras la eucaristía se ha procedido al tradicional descendimiento del cuadro de la Virgen, por parte del Cuerpo de Bomberos, para dar comienzo a la veneración a Nuestra Señora de la Paloma, siguiendo el orden protocolario: arzobispo, párroco, sacerdotes concelebrantes, autoridades representantes del Ayuntamiento y la Comunidad, damas de los bomberos, junta directiva de la congregación, y fieles en general.

La veneración a la Virgen se prolongará hasta las 18:30 horas de este jueves. A las 19 horas, el cardenal Osoro presidirá el rezo del santo rosario. Y a las 19:45 horas, la cantante y compositora Mari Pepa de Chamberí cantará la salve a la patrona en su templo.

A las 20 horas dará comienzo la procesión con la imagen de la Virgen, con el recorrido habitual por las calles del barrio: entronización del cuadro de la Virgen en la carroza, situada en la plaza Virgen de la Paloma, para salir por las calles Isabel Tintero, Gran Vía de San Francisco y Puerta de Toledo donde el Cuerpo de Bomberos realizará un acto en honor a su patrona la Virgen de la Paloma. Continuará por la calle Toledo y la Latina.

Este año, como novedad, a la altura de la plaza de la Cebada habrá bailes de cuatro asociaciones castizas en honor a la Virgen. La procesión continuará su recorrido por Puerta de Moros, carrera de San Francisco, plaza de San Francisco el Grande, calles Calatrava y Paloma, para regresar al templo.

A su llegada a la iglesia, el cuadro será colocado de nuevo en el retablo. Los actos litúrgicos en honor a la Paloma concluirán con la salve y el himno a la Virgen.

Comentarios