17.08.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

HUELGA DEL TRANSPORTE

La cadena agroalimentaria avisa: no podrá aguantar otra huelga del transporte

Los cargadores aseguran que un nuevo conflicto en las carreteras sería insoportable para sus sectores, la sociedad y la economía

Los transportistas cántabros volverán a la movilización si no hay más ayudas

Camioneros, agricultores, ganaderos y pescadores volverán la huelga por el insostenible precio de la gasolina

Otra huelga del transporte pondrá a prueba a los supermercados. / castro
Otra huelga del transporte pondrá a prueba a los supermercados. / castro
La cadena agroalimentaria avisa: no podrá aguantar otra huelga del transporte

Las protestas de marzo motivaron problemas de abastecimiento en mercados, supermercados y en la industria, además de dificultar la salida de mercancías de los puertos y del campo. A la protesta de la plataforma, terminaron sumándose asociaciones como Fenadismer, Fetransa y Feintra, colectivos del taxi, de vehículos de alquiler, empresas de ambulancias y autobuses de transporte discrecional. La situación rozó el caos.

Ahora amenazan nuevos días críticos que afectarán muy negativamente a todos estos sectores, si finalmente los transportistas convocan un nuevo paro.

Las asociaciones empresariales y organizaciones agrarias han recordado que el abastecimiento de productos de alimentación, y el propio acceso a esos bienes, son derechos y servicios esenciales.

La inacción del Gobierno central propició que la huelga se alargara más de lo necesario, contribuyendo a que finalmente los ciudadanos sufriéramos las consecuencias con falta de alimentos esenciales como la leche.

También se remarca que los productores agrarios se encuentran en plena campaña de fruta de verano y que puede verse afectada la exportación con el consiguiente impacto en el prestigio. Además, existe el riesgo de pérdida de productos alimenticios y carencias de los mismos en todo el país en plena temporada alta para el turismo.

La cadena agroalimentaria destaca que la inflación desbocada afecta a toda la economía y hogares, haciéndose «un gran esfuerzo para tratar de repercutir lo menos posible al consumidor el alza de los precios de la energía, del coste del combustible y sus derivados como los fertilizantes, del precio y la dificultad de acceso a las materias primas, de la presión fiscal y el coste regulatorio que sufre el sector», y se añade que «algunas cadenas de suministro no han podido aún recuperarse» de los efectos del anterior paro del transporte.

Los firmantes concluyen pidiendo a todo el sector del transportes «que no sometan a la sociedad a una nueva amenaza y que tengan en consideración la difícil situación en la que se encuentra un sector esencial, como es el agroalimentario, que trabaja para garantizar en todo momento el abastecimiento de alimentos y de productos esenciales a toda la sociedad en cualquier rincón del país».

Si no hay más ayudas el transporte cántabro irá a la movilización

La asamblea de la Asociación de Empresarios del Transporte de Cantabria (Asemtrasan) ha acordado hoy celebrar una nueva asamblea el 9 de julio para decidir su postura sobre una posible vuelta a la movilización en base a las ayudas que, en dicho periodo, presente el Gobierno.

Así lo han informado a Europa Press fuentes de la asociación, que han explicado que en la reunión celebrada hoy se ha decidido esperar los 15 días que solicitó el Gobierno de España al Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), en el encuentro que han mantenido este viernes, para ver «cómo se desarrollan los acontecimientos».

De este modo, se convocará otra asamblea el 9 de julio en la que los socios decidirán «lo que hay que hacer» en base a la propuesta que realice en dicho periodo Ministerio de Transportes.

«Transcurrido ese tiempo, y si los transportistas no tenemos más ayudas que las que tenemos en la actualidad», se podría decidir volver a la movilización pero «serán las bases las que tomen esa decisión», ha subrayado Asemtrasan.

La asociación --integrada por 470 miembros--, ya convocó un paro indefinido en el sector el 14 de marzo por el elevado precio del carburante, que suspendió el día 30 del mismo mes después de que el Gobierno pusiera en marcha una serie de medidas como el descuento de 20 céntimos por litro en el precio del combustible.

No obstante, Asemtrasan advirtió entonces que las ayudas eran insuficientes para solucionar la situación y que habría que seguir negociando.

Ayudas para el sector

Para la plataforma en defensa del transporte de mercancías son insuficientes las medidas que ha adoptado el Ejecutivo, como la bonificación de los 20 céntimos o las ayudas directas dependiendo del tipo de vehículo, y solicitan aplicar con carácter inmediato los principios de la Ley de la cadena alimentaria para asegurar una utilización justa de la subcontratación y la rentabilidad de su trabajo desde el próximo 30 de junio -fecha a la que se comprometió el Gobierno en abril-.

Una ley que está trabajando con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), que ha logrado un nuevo acuerdo con el Gobierno para mitigar el aumento de los precios en el bolsillo de los camioneros con un acuerdo para aumentar del 30% al 40% el peso de esta cláusula de revisión de precios en los contratos.

La cadena agroalimentaria avisa: no podrá aguantar otra huelga del transporte
Comentarios