12.08.2022 |
El tiempo

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN

Buruaga a Revilla: se le ha acabado la legislatura y no hemos visto acabado nada

La presidenta del PP, Mª José Sáenz de Buruaga. / ALERTA
La presidenta del PP, Mª José Sáenz de Buruaga. / ALERTA
Buruaga a Revilla: se le ha acabado la legislatura y no hemos visto acabado nada

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, asegura que la autonomía no es hablar, es hacer y gobernar, y a Miguel Ángel Revilla se le ha pasado la legislatura sin que haya empezado a hacerlo. “Su cuarta presidencia y cada vez peor.”

Denuncia que el presidente de la comunidad ha acudido al Debate sobre el Estado de la Región a justificarse y a pedir prorroga, sin una sola solución para los cántabros y sin haber cumplido un solo objetivo de legislatura, y le advierte de que no basta con prometer lo que hará la legislatura siguiente porque han pasado ya veinte años y ya nada de lo que dice es creíble. “No ha hecho más que escaquearse y, por eso, lo único que puede presentar son excusas y culpables”.

Subraya que Cantabria no está para frivolidades y los ciudadanos no compran más motos ni aplauden más chascarrillos, sino que necesitan gestión y soluciones. “La tele distrae, la tele vende, pero algún día al otro lado de las pantallas llega la realidad y a los cántabros ya no les hace ninguna gracia ni el Hormiguero, ni el socialismo, ni el regionalismo”, afirma.

Afirma que la única orientación del Gobierno es el sometimiento al Sanchismo y advierte a Revilla que es imposible defender a Cantabria y seguir apoyando a Pedro Sánchez. “O está con Sánchez o está con Cantabria porque la dos cosas a la vez no puede ser, porque es imposible claudicar ante tanto atropello y seguir siendo presidente de todos los cántabros”, subraya.

Recuerda que el Gobierno regional ha dejado pasar todas las oportunidades y a la región en clara desventaja para la recuperación, con un crecimiento pobre y una inflación desbocada; todos los sectores productivos en la cuerda floja; contracción empresarial, creación de empleo por debajo del conjunto nacional, y una tasa de pobreza cercana al 22%, de las mayores de España.

Señala que la legislatura termina con las promesas sin cumplir, sin un proyecto tangible en marcha para transformar Cantabria y sin nuevas oportunidades de futuro porque el Gobierno no tiene ni proyecto de región, ni dirección política; carece de intereses comunes, piensa en clave de partido y tiene una visión muy corta de las cosas.

Remarca que no hay economía y sociedad que soporten los tiempos de un Gobierno que necesita siglos para sacar adelante los proyectos y recuerda que los proyectos estrella de esta legislatura y de la anterior, La Pasiega, el MUPAC y la protonterapia, ni siquiera se han empezado.

Critica la raquítica respuesta frente a la inflación de Pedro Sánchez y sus socios en Cantabria, que han cargado el peso de la crisis sobre los bolsillos de los ciudadanos y se han negado a deflactar la inflación para devolver a los ciudadanos lo que ya han pagado de más para aliviar a la economía de las familias y ayudar a cuadrar los presupuestos de las empresas. 

Considera que no es ni serio ni presentable que el Gobierno de Revilla pretenda despachar a los cántabros con unas medidas que le van a costar a penas 15 millones cuando dispone de mil millones de euros más, los ingresos en la caja de Hacienda se han incrementado en 238 millones en el primer cuatrimestre y acumula superávit en medio de una sucesión de crisis.

Avisa de que la economía de Cantabria circula a 50 cuando los demás van a cien y lamenta que, si la comunidad hubiera crecido y creado empleo como el resto de España, cada cántabro sería hoy 2.000 euros más ricos y habría 17.000 ocupados más.

Subraya que tres de cada cuatro empleos creados son públicos y vinculados al COVID. Según la EPA, el empleo privado se ha reducido en la legislatura en 1.100 personas y el público ha crecido en 6.600, mientras que, de los 6.800 trabajadores más afiliados a la Seguridad Social, 5.000 son en Sanidad, Servicios Sociales y Educación. El llamado récord de empleo del Gobierno viene de dopar la cifra con empleados públicos temporales y financiados con deuda que no se van a poder mantener.

Remarca que el Gobierno no tiene política industrial más allá de los juzgados de lo mercantil. ”No hay política de captación de inversiones productivas, ni de oferta industrial de suelo, ni un verdadero sistema regional de innovación. Nada avanza y todo esto se parece mucho a sus mil aerogeneradores, sus tres centrales de ciclo combinado, su fibroyeso o los miles de chinos que estudiarán español en Comillas”, apostilla.

Denuncia que nunca antes en la historia de la comunidad había estado en riesgo algo tan elemental como la atención sanitaria a la población y avisa de que el sistema sanitario público se cae. “Esta es la situación de tierra quemada que ustedes dejan en nuestra sanidad pública: centros sanitarios colapsados, ciudadanos a la intemperie y profesionales sanitarios a los pies de los caballos.

Recuerda que en su etapa como consejera de Sanidad terminó las obras de Valdecilla, y en  un tiempo récord, y que los gobiernos del Partido Popular destinaron 285 millones al hospital tras años de incumplimientos del PSOE.  “No sé dónde estaba usted, Sr. Revilla, pero cuando lo iguale, hablamos”, afirma.  

Asegura que hay solución, otra manera de hacer las cosas y otra política con otros resultados y subraya que el camino para enderezar el rumbo de Cantabria, sortear crisis difíciles y abrir nuevos horizontes no pasa por el socialismo y el regionalismo.

Buruaga a Revilla: se le ha acabado la legislatura y no hemos visto acabado nada
Comentarios