17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

CORONAVIRUS HOSTELERÍA

Buruaga exige a Revilla que abra la Hostelería

"La hostelería es segura si regulamos su actividad en condiciones seguras", ha aseverado la  presidenta del PP de Cantabria, Maria José Sáenz de Buruaga
La presidenta del PP de Cantabria, Maria José Sáenz de Buruaga durante la rueda de prensa. / ALERTA
La presidenta del PP de Cantabria, Maria José Sáenz de Buruaga durante la rueda de prensa. / ALERTA
Buruaga exige a Revilla que abra la Hostelería

 La presidenta del PP de Cantabria, Maria José Sáenz de Buruaga, ha exigido al Gobierno regional la "apertura inmediata" de los establecimientos de Hostelería, con las medidas de seguridad exigibles y todos los controles, porque considera que no hay justificación para mantener el cierre.


La líder de los populares cántabros ha opinado este miércoles, en rueda de prensa, que con los actuales datos de incidencia del covid en la región, seguir con la hostelería cerrada "no es una decisión técnica, sino una decisión política con mayúsculas".

A su juicio, "no hay evidencia científica" para mantener el cierre, una medida que considera "desproporcionada y extraordinariamente lesiva para el sector" y que "con los datos en la mano, no se sostiene".

Buruaga cree que el Gobierno de Cantabria "ha optado por la vía más fácil y más cómoda, el cierre generalizado", en lugar de buscar soluciones intermedias y mucho más equilibradas para "un sector que ya no puede más", porque desde que el pasado 6 de noviembre entró en vigor el cierre del interior de la hostelería "lleva casi cuatro meses cerrado, a un coste altísimo".

"Desde entonces, Cantabria ha ido en solitario y en dirección contraria", ha lamentado Sáenz de Buruaga, incidiendo en que "fue la primera en adoptar la medida más extrema y va a ser la última que reabra el interior sin haber flexibilizado las medidas a lo largo de estos meses para aliviar al sector".

Para Buruaga, "con cada prórroga, se ha ido estrangulando un poco más, sin ninguna tregua" a un sector que, recuerda, ha sufrido una caída media de la facturación superior al 50 % y una pérdida de 8.000 empleos desde agosto. Todo ello sin contar, claro está, a los trabajadores en ERTE QUE, según datos de la Seguridad Social, superaban al cierre del año pasado los 6.000.

"Se ha desplomado la facturación, se ha perdido empleo, se han comido sus ahorros y se están endeudando de forma insoportable", ha añadido, augurando que "un tercio de los bares y restaurantes de Cantabria se van a ir por el desagüe con esta crisis". Y ha opinado que, "una semana o un fin de semana puede ser la diferencia entre estar o no estar, algo que el Gobierno de Cantabria se niega a ver".

Además, ha apuntado que no hay ninguna otra comunidad autónoma en la que la hostelería haya estado cerrada tanto tiempo, y todas las que han estado en la misma situación epidemiológica, o incluso peor, han optado por "fórmulas intermedias", como el establecimiento de franjas horarias, reducción de aforos y de número de comensales por mesas o cierres totales solo en los municipios con riesgo extremo.

En su opinión está "claro" que la curva de la tercera ola subió en Cantabria "a pesar del cierre de la hostelería", lo que indica que "la causa no era y no es la hostelería".

Buruaga ha insistido en que "no hay un patrón en la relación entre las medidas restrictivas en la hostelería y la evolución de datos sanitarios", por lo que se ha preguntado "en base a qué criterios objetivos y a qué informes técnicos continúa totalmente cerrado el interior de los locales de hostelería".

También se cuestiona "dónde está escrito" que para abrir el interior de bares y restaurantes haya que estar en un nivel de riesgo 2, porque "todas las comunidades están relajando las restricciones y permitiendo actividad en el interior con una incidencia acumulada a 14 días por debajo de 250 casos, más elevada que Cantabria".

Buruaga ha considerado que cuando, el pasado 19 de enero, el Gobierno de Cantabria decidió levantar las restricciones en los centros comerciales tambien "debió acordar la apertura condicionada y controlada del interior de la hostelería".

Y ha pedido al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que "no le tiemble el pulso" y decrete la apertura porque "no hay ningún informe que diga que no, que no pueda ser contrarrestado por otro que diga sí", insistiendo en que "el cierre generalizado de un sector productivo tiene que ser siempre la última opción".

También ha considerado que el Gobierno de Cantabria tiene la obligación de buscar el equilibrio en la lucha contra el virus, porque "quien enfrenta salud y economía no hace más que demostrar su incapacidad para gestionar las dos cosas". 

 

Buruaga exige a Revilla que abra la Hostelería
Comentarios