03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

La Asociación de fotoperiodistas cántabros denuncia la situación "hostil para hacer su trabajo"

Con respecto a la situación que los medios de comunicación están experimentando en su trabajo, en relación con el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, la Asociación Profesional de Fotoperiodistas Cántabros, se pronuncia a través del siguiente comunicado:
Vista de uno de los patios del Hospital Marqués de Valdecilla. / ALERTA
Vista de uno de los patios del Hospital Marqués de Valdecilla. / ALERTA
La Asociación de fotoperiodistas cántabros denuncia la situación "hostil para hacer su trabajo"

Es notorio que desde el mes de marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia, los medios de comunicación han experimentado numerosas dificultades para hacer su trabajo en una situación abiertamente hostil, especialmente los medios gráficos, a pesar del estatus conferido por el gobierno de la nación al periodismo como “servicio esencial”.

En este periodo son numerosas las peticiones que han recibido los hospitales de nuestro país, por parte de los diversos medios de comunicación para articular una manera de acceder a las instalaciones médicas e informar de los sucesos, sobre todo en las instalaciones UCI que tanta importancia han cobrado.

Pasado el trance inicial, y el quebranto de la actividad diaria que esta situación sanitaria supone, los diversos hospitales a lo largo de la geografía nacional han ido accediendo a la realización de variados reportajes informativos sobre los acontecimientos médicos, sometido eso sí, a un estricto protocolo sanitario y una gestión de dichas peticiones.

Sin embargo en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que da servicio a la comunidad de Cantabria, ignoramos el motivo, o las directrices que pudieran tener desde la Consejería de Sanidad autonómica, ya que se ha seguido y continúa en estos días, una política de reiterada denegación del acceso a sus instalaciones, tanto a medios gráficos como a redactores y se ha sustituido por la oferta de imágenes, textos, y declaraciones, confeccionadas por una subcontrata a una agencia de comunicación, como único vehículo de obtener “información” sobre lo que ocurre dentro, aduciendo a una dificultad de gestionar el acceso de los medios a dicho Hospital.

Desde la Asociación Profesional de Fotoperiodistas Cántabros, nos pronunciamos públicamente en contra de esta actitud, por todo lo que conlleva. No debería ser necesario, pero recordamos que cualquier “noticia” o “información” ofrecida por la parte interesada, sin posibilidad de contrastarla profesionalmente, no es digna de tal nombre. Cualquier hecho o noticia, debería poder ser transmitido por los canales periodísticos habituales establecidos a tal efecto; estos aseguran la necesaria pluralidad informativa, sin la cual la noticia no es tal, sino un mensaje sesgado, abundaríamos en ello, máxime en tiempos en que tantas libertades se están viendo afectadas por causa de fuerza mayor, pero el derecho a la información es básico siempre, y más en situaciones como esta, donde la ciudadanía debería estar realmente informada por los poderes públicos.

Consideraríamos pues, como positivo un cambio de actitud por parte de dicha institución, y entre nuestras acciones futuras, está la de trasladar estas inquietudes directamente a los órganos gestores del Hospital y autoridades competentes, en caso de que fuera necesario.

Por supuesto, la APFC queda a disposición de todo aquel organismo o institución pública que lo requiera, con ánimo de colaborar y aportar su conocimiento y profesionalidad en el ejercicio del fotoperiodismo.

La Asociación de fotoperiodistas cántabros denuncia la situación "hostil para hacer su trabajo"
Comentarios