20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Apoyo psicológico a los trabajadores de residencias

Está destinado a los trabajadores de residencias, que en Cantabria se calcula que son unos 3.200
Trabajadoras de una residencia de mayores saludando. / Cubero
Trabajadoras de una residencia de mayores saludando. / Cubero
Apoyo psicológico a los trabajadores de residencias

El Gobierno regional, a través de Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass), ha puesto en marcha un servicio de atención telefónica para prestar apoyo psicológico y emocional a los trabajadores de residencias, que en Cantabria se calcula que son en torno a los 3.200.

El equipo está formado por cuatro psicólogos del centro de Evaluación, Valoración y Orientación (EVO) y del Servicio de Atención a la Infancia, Adolescencia y Familia, ambos dependientes del Icass, que atenderán todas las consultas que se realicen a través del teléfono 942 207 300 en horario de 9.00 a 14.00 horas por la mañana y de 16.00 a 18.00 de la tarde. La directora del Icass, Maria Antonia Mora, ha explicado que el objetivo de este nuevo servicio «es ayudar a regular la gestión emocional» y aliviar el estrés de los profesionales.

Psicólogos profesionales con experiencia asesorarán y ofrecerán herramientas para poder enfrentarse a la situación excepcional derivada de la expansión de la COVID-19, tanto en la lucha contra el virus (estrés, miedo, duelo y contagio, entre otras), como en las consecuencias derivadas del confinamiento. La Consejería de Políticas Sociales ha destacado nuevamente el «sobreesfuerzo físico y emocional» que están realizando los trabajadores del sector para garantizar el cuidado y la atención a las personas dependientes en las circunstancias actuales, y ha afirmado que «tienen el reconocimiento de toda la sociedad de Cantabria». «Su contribución para luchar contra el virus está siendo ejemplar ante un escenario complicado, muy duro desde el punto de vista humano», ha valorado la consejera Ana Belén Álvarez.

NUEVAS MASCARILLAS. Por otro lado, el Icass repartirá esta semana nuevo material de protección entre los centros residenciales de Cantabria. En concreto, se van a distribuir 20.000 mascarillas quirúrgicas y 800 batas que están siendo empaquetadas en el día de hoy por el personal del Instituto. Contando este material, en las últimas tres semanas el Icass habrá repartido entre las residencias privadas un total de 56.000 mascarillas -29.000 de ellas quirúrgicas-, 2.000 batas, 200 máscaras de protección y 120 geles hidroalcohólicos, a lo que hay que sumar el material repartido por Sanidad.

Además, continúan realizándose las labores de desinfección en los 82 centros residenciales de la comunidad autónoma, una tarea para la cual el Icass ha contratado a cuatro empresas especializadas y que se repite cada cuatro días. Sanidad ha realizado ya 608 test entre los trabajadores de las residencias, de los cuales el 74% ha resultado negativo. Entre los residentes se han realizado además 1.695 pruebas sobre una población de 6.800 personas, habiendo dado negativo el 70% de las mismas. El número de personas fallecidas es de 54. Con la llegada de los test rápidos, el Ejecutivo cántabro está intensificando estos días las acciones de prevención en las residencias, «consciente de que se trata de uno de los grupos más vulnerables al coronavirus». La incidencia de la pandemia es mayor en la población de más edad, y el hecho de vivir en comunidad acentúa el riesgo de contagio.

Apoyo psicológico a los trabajadores de residencias
Comentarios