13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

REACCIONES AL CONFIAMIENTO

Los alcaldes de los municipios confinados: «Estamos viviendo un momento sanitario duro"

Todos los alcaldes lamentan la situación que acatarán que hoy previsiblemente anunciará la consejería de Sanidad.
La alcaldesa de Laredo, Rosario Losa;  La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz; El alcalde de Colindres, Javier Incera; El alcalde de Santa María de Cayón, Francisco Javier Viar. / ALERTA
La alcaldesa de Laredo, Rosario Losa; La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz; El alcalde de Colindres, Javier Incera; El alcalde de Santa María de Cayón, Francisco Javier Viar. / ALERTA
Los alcaldes de los municipios confinados: «Estamos viviendo un momento sanitario duro"

El alcalde de Santa María de Cayón, Francisco Javier Viar, ha asegurado que se han llevado «un pequeño disgusto» por lo que supone que el municipio tenga que ser cerrado perimetralmente, ya que conlleva el cierre del comercio y la hostelería. «Conlleva un añadido como es el cierre de los comercios, de los bares y restaurantes, de todo lo que no sea esencial aunque la única buena noticia es que el colegio y el instituto continuarán abiertos», ha señalado en declaraciones.

Viar dijo que ayer habló en en dos ocasiones con el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y ha sido cuando ha conocido la decisión de Sanidad de cerrar perimetralmente el municipio durante 14 días por la alta tasa de positividad en las pruebas, que supera el 10 por ciento. Cayón tiene 60 casos activos entre sus cerca de 9.000 habitantes, lo que supone una incidencia acumulada a catorce días de 578 contagios por cada cien mil habitantes, aunque el alcalde asegura que ha habido otras ocasiones en las que han tenido el doble de contagios.

Por su parte, la alcaldesa de Laredo, Rosario Losa, ha apelado a la responsabilidad individual de los ciudadanos para frenar el aumento de casos de Covid en el municipio, que quedará confinado desde este miércoles, y ha reiterado la «posible necesidad» de llevar a cabo un cribado masivo en el mismo. Losa también ha anunciado que solicitará al Gobierno de Cantabria ayudas específicas para los sectores que más pérdidas han sufrido a causa de las restricciones derivadas de la crisis sanitaria.

«No es el momento de buscar culpables sino soluciones», ha dicho la alcaldesa, que ha asegurado que el Ayuntamiento va a concentrar «todos sus esfuerzos» en solventar esta complicada situación.

La alcaldesa se ha mostrado «muy preocupada» por la elevada tasa de incidencia del coronavirus en la villa y se ha comprometido a llevar a cabo todas las medidas sanitarias que se establezcan para hacer frente al incremento de casos de Covid. «Laredo no tiene un foco concentrado en un sector concreto», ha asegurado Losa.

Polanco. Mientras, la alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, ha lamentado que las llamadas a la prudencia y a la responsabilidad no hayan dado sus frutos, y que, a pesar de que la «inmensa mayoría» de los vecinos han seguido las recomendaciones, el municipio tenga que ser cerrado perimetralmente para que no aumenten los casos de la covid.

En declaraciones, Díaz ha explicado que ha conocido la decisión de la Consejería de Sanidad esta mañana y ha precisado que el confinamiento del municipio se debe, sobre todo, a la alta tasa de positividad en las pruebas, que ha crecido de forma «constante» en todos los rangos de edad desde el 10 de enero. Polanco tiene 45 casos activos entre sus 5.942 vecinos, lo que supone una incidencia acumulada en catorce días de 690 contagios por cien mil habitantes, menos que otros municipios que no se van a cerrar, según su alcaldesa. Díaz, que hoy, miércoles, asistirá a la rueda de prensa en la que se concretarán las medidas a adoptar, ha afirmado que el Ayuntamiento sigue el avance de la covid-19 con preocupación, y ha avanzado que se seguirá «a rajatabla» lo que dicte Sanidad.

Colindres. Por último, el alcalde de Colindres, Javier Incera, ha apelado a la «unidad» política y vecinal en estos «momentos duros» con altos índices de contagios por coronavirus en el municipio, que ha obligado a la Consejería de Sanidad a aplicar medidas restrictivas como el cierre perimetral durante dos semanas.

Si bien esa será la principal determinación sanitaria, Incera ha explicado a los medios que el Gobierno de Cantabria detallará el resto de medidas «más específicas», que podrían conllevar el cierre total del comercio, hostelería y otras actividades no esenciales. «Estamos viviendo un momento sanitario duro por el número de contagios entre los vecinos y lógicamente estas posibles restricciones afectará ahora al aspecto económico», ha añadido. Para mitigar ese revés, la junta de portavoces se ha reunido de urgencia y ha aprobado por unanimidad la preparación de una batería de ayudas municipales, una vez que se conozcan esas restricciones autonómicas, que se aprobarán en el próximo pleno municipal. «La única manera de vencer al virus es que estemos todos juntos y poniendo cada uno nuestro grano de arena para que, cumpliendo las normas, logremos bajar la incidencia», ha subrayado Incera.

Los alcaldes de los municipios confinados: «Estamos viviendo un momento sanitario duro"
Comentarios