09.05.2021 |
El tiempo
domingo. 09.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRIBUNALES

La víctima: «Entró como un loco y le dio un puñetazo»

El acusado de agredir sexualmente a su ex pareja reconoce los hechos

Vista de los juzgados de Santander. / Hardy
Vista de los juzgados de Santander. / Hardy
La víctima: «Entró como un loco y le dio un puñetazo»

El acusado de agredir sexualmente su expareja coaccionándola en varias ocasiones bajo amenazas, ha reconocido los hechos que se le imputan, con lo que a Fiscalía y la acusación particular han reducido la petición de pena de 40 años y 9 meses de cárcel, a 35 y 7 meses. El juicio que se ha celebrado en la Audiencia de Cantabria comenzó con el reconocimiento de culpabilidad del acusado, que únicamente ha pedido al tribunal que se le permita volver al centro penitenciario de Villabona (Asturias) donde actualmente sigue un programa de desintoxicación de drogas.

A preguntas de la Fiscalía, el acusado ha reconocido que coaccionó a su expareja, de la que tenía una orden de alejamiento, para mantener varios encuentros en los que la obligó a mantener relaciones sexuales, bajo la amenaza de agredir a su nueva pareja, como había hecho ya en dos ocasiones cuando se encontró con ellos en dos establecimientos de hostelería. El acusado ha reconocido que envió a la chica diversos mensajes con amenazas y, en cuanto a los detalles sobre los que ha sido interrogado en relación al contenido de los mensajes y sobre cómo fueron las agresiones sexuales, aunque ha afirmado que no lo recuerda, ha añadido que «si ella lo recuerda así, será así».

También ha reconocido que pegó en dos ocasiones al novio de la chica y, aunque no recuerda que ella le dijera que no quería mantener relaciones sexuales cuando se encontraban en los hoteles a los que la obligaba a acudir y a pagar la habitación, ha aceptado que ella «tenía miedo» de que volviera a agredir a su nueva pareja. La víctima ha relatado que después de mantener una relación de dos años con el acusado y cuando ya había una orden de alejamiento entre ellos, en una primera ocasión la escupió cuando se cruzaron por la calle; y, posteriormente, al saber que tenía novio, el acusado lo agredió en un bar en el que «entró como un loco y le dio un puñetazo». A partir de ahí, ha explicado la joven, empezó a recibir mensajes de su expareja para que se viera con él si no quería que volviera a agredir a su novio. La chica ha explicado que bajo estas amenazas mantuvieron encuentros en hoteles.

La víctima: «Entró como un loco y le dio un puñetazo»
Comentarios