18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRIBUNALES

Las acusadas de traer venezolanas a prostituirse dicen que vinieron "libremente" y trabajaban "por su cuenta"

Compañeras de las tres chicas denunciantes apuntan en el juicio que denunciar es una forma "fácil" de conseguir papeles

Las dos acusadas en el momento del juicio. / J. RAMÓN
Las dos acusadas en el momento del juicio. / J. RAMÓN
Las acusadas de traer venezolanas a prostituirse dicen que vinieron "libremente" y trabajaban "por su cuenta"

Las dos mujeres acusadas de organizar el viaje a España de tres jóvenes venezolanas para ejercer la prostitución, han asegurado en el juicio que se ha celebrado contra ellas que las chicas vinieron "libremente" al país, versión que han contradicho las denunciantes y que, sin embargo, otras testigos han corroborado.

Así, las acusadas han negado que hubieran convencido y engañado a las jóvenes para venir a España, sino que éstas lo hicieron "libremente" debido a la situación de su país, y que cada una trabajaba "por su cuenta".

Sin embargo, dos de las tres chicas que denunciaron han explicado que lo hicieron porque, al marcharse del piso en el que ejercían la prostitución, una de las acusadas puso en fotos suyas de una web comentarios diciendo que "cobraban poco porque tenían enfermedades".

Por el contrario, otras jóvenes venezolanas que vivían también en el piso, han contado que un conocido suyo les dijo que poner una denuncia era una forma "fácil" para conseguir los papeles de residencia.

Para una de las acusadas, este es el precisamente el motivo de la denuncia, dado que "la situación en Venezuela es abominable" y por ello las chicas que vienen a España "buscan la manera de salir y tener papeles a costa de lo que sea".

De hecho, una de las denunciantes, que ha declarado como testigo protegido, ha reconocido que actualmente tiene tarjeta de residencia y que la obtuvo a raíz de poner la denuncia.

Tras la declaración de las acusadas y los testigos, que han comparecido esta mañana en la Audiencia Provincial de Cantabria, la Fiscalía, que inicialmente solicitaba 22 años de cárcel para cada una de ellas, ha rebajado siete años la petición de pena para una.

En concreto, el fiscal consideraba los hechos tres delitos de trata de seres humanos en concurso con otros tres de determinación al ejercicio de la prostitución, pero ha retirado uno de los tres de trata a una de las acusadas, por lo que la petición se ha quedado en 15 años.

SABÍAN "PERFECTAMENTE" A LO QUE VENÍAN Durante el juicio, todas las chicas han declarado que sabían "perfectamente" a lo que venían, aunque dos de ellas --las que pusieron la denuncia, junto a una tercera que no ha testificado al no haber sido posible localizarla-- han mantenido que las condiciones que pactaron con una de las acusadas en Venezuela cambiaron cuando llegaron a España.

En concreto, han señalado que tenían condiciones como trabajar las 24 horas durante todos los días de la semana, salir del piso solo una hora al día y pagarse gastos como los de la comida. Además, han criticado que sus tarifas --según ellas fijadas por una de las acusadas-- eran "muy bajas", de 20 euros por media hora, y que ellas no recibían directamente el dinero de los clientes.

Por estas razones, han relatado que se fueron del piso y que las acusadas les amenazaron con contar a su entorno de Venezuela que se dedicaban a la prostitución y pusieron comentarios en fotos suyas colgadas en una web a través de la que contactaban con los clientes, diciendo que "cobraban tan poco porque tenían sida", por lo que decidieron denunciar.

Por el contrario, otras chicas han corroborado la versión de las acusadas y han asegurado que cada una trabajaba "por su cuenta", tenía sus propios clientes y sus propias tarifas, y que además la mayoría de ellas ya ejercían la prostitución en Venezuela.

Por otro lado, han testificado otros conocidos de las acusadas, como los responsables de dos locutorios y uno de sus clientes, además de dos policías que tomaron declaración a las chicas que pusieron la denuncia.

Los policías, de la Brigada de Extranjería y Fronteras, han explicado que a raíz de la denuncia corroboraron que la acusada que supuestamente se encargó de traer a las chicas había entrado en el país seis veces entre 2015 y 2019.

Además, han dicho que las denunciantes les contaron que el objetivo de esta acusada era captar jóvenes venezolanas en su país para prostituirse, ofreciéndoles unas condiciones que cambiaban al llegar a España. "Decían que prácticamente no veían nada de dinero y que tenían problemas para comer", han manifestado.

El juicio continuará el día 24 de octubre, a las 9.30 horas, día en el que las partes informarán de sus conclusiones, aunque la Fiscalía ha elevado a definitivas su modificaciones de hoy y la defensa mantiene la petición de libre absolución.

Comentarios