09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRIBUNALES

La acusada de matar a su suegro en la localidad de Carasa lo niega

  • Recordó ayer en el juicio que cuidó al hombre durante once años, desde que murió su esposa, y aseguró que le «quería como a su abuelo»  
  • Su pareja recalcó que cree la versión de la acusada
La acusada durante el juicio. / José Ramón
La acusada durante el juicio. / José Ramón
La acusada de matar a su suegro en la localidad de Carasa lo niega

La acusada de asesinar al padre de su pareja sentimental en el verano de 2017 en la localidad de Carasa, negó ayer ser la responsable de la muerte de este hombre, de 86 años, al que recordó que cuidó durante 11 años, desde que murió su esposa, y al que ha asegurado que «quería como a su abuelo». La Audiencia de Cantabria celebró el primer día del juicio con jurado por asesinato contra esta mujer, que se enfrenta a una petición de 20 años de cárcel por parte de la Fiscalía, en el que también ha declarado la que todavía sigue siendo su pareja, quien ha recalcado que cree a la acusada. «Yo creo en ella», subrayó. Y ha manifestado que no se le ocurre ningún motivo para que matase a su padre, que «era más bien pobre». «Si hubiésemos heredado algo, ella no habría recibido ningún dinero porque no estamos casadas», ha alegado la hija del fallecido que también estuvo en un principio imputada por esta muerte.

Sin embargo, la médico que atendía al hombre y que acudió a reconocerle cuando apareció muerto, ha señalado que hubo varias circunstancias que le parecieron «extrañas» en el cadáver, como las dos heridas que presentaba en el cuello de origen desconocido o que estuviese girado, cuando el anciano no tenía movilidad, que le llevaron a concluir que su fallecimiento «no tenía cualidades de muerte natural». 

La acusada relató llorando que la tarde-noche anterior a que se localizase al anciano muerto, ella le ayudó como hacía habitualmente a acostarse y después, cuando llegó su pareja, cenaron juntas. Durante la noche, las dos han negado que entrasen en la habitación del hombre, al que oyeron roncar pasadas las cinco de la madrugada, cuando se iba a trabajar la acusada, que ha descartado que el anciano, que presentaba una lesión en las vértebras, sufriese algún tipo de accidente.

La hija, que encontró el cadáver sobre las diez de la mañana, ha confirmado la «buena» relación que mantenía su pareja con su padre, con el que ha asegurado que la acusada «era más que buena». «La quería más que a mí», apostilló.

Apuntó la posibilidad de que las dos heridas que el anciano presentaba en el cuello se las hubiese infringido él cuando sitió que se moría, una posibilidad que la médico que atendía a su padre ha puesto en duda. La doctora ha detallado que le pareció «extraño» que cuando llegó a la vivienda, después de recibir el aviso del fallecimiento, no había nadie y tuvo que acceder a la casa con la ayuda de un vecino, además de que todo estaba a oscuras.

También ha explicado que el cadáver estaba completamente rígido y frío, por lo que estima que el hombre llevaría entre 8 y 12 horas muerto, y que le llamó la atención que, en esas circunstancias, su mano derecha estuviera suspendida en el aire, lo cual es «bastante difícil teniendo en cuenta la gravedad», ha argumentado. La médico, además, volvió a mencionar los «dos puntitos rojos» que el cadáver presentaba en el mentón, cuyo origen no ha podido determinar, e indicó que también le pareció «extraño» que el fallecido apareciese ligeramente girado en la cama cuando debido a su demencia considera «casi imposible» que se pudiese dar la vuelta él solo.

Deformación. Asimismo, señaló que la parte izquierda del rostro de este hombre presentaba una deformación «mayor» que la que provocaría el apoyo de varias horas sobre la almohada, como la que se podría hacer con una mano, según apuntó. Indicó que también le llamó la atención la actitud de «neutralidad afectiva» de la hija, después de encontrar el cadáver de su padre, frente a la «espontaneidad más habitual» de su hermana mayor y de otros familiares presentes en la vivienda ese día. «Había detalles que convenía aclarar», ha resumido la doctora, quien ha explicado que por ese motivo redactó un informe para que se realizase una segunda valoración forense, que hoy, martes, a partir de las 9.30 horas darán a conocer los profesionales que la realizaron en el segundo día del juicio.

loading...
Comentarios