06.07.2020 |
El tiempo
lunes. 06.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

CASTRO URDIALES

4 años por intentar matar a joven de un disparo

Vista del hombre que ha sido sentenciado a cuatro años de prisión por disparar a un joven a la cabeza con un revólver en las inmediaciones de una discoteca de Castro Urdiales. EFE/Pedro Puente Hoyos
Vista del hombre que ha sido sentenciado a cuatro años de prisión por disparar a un joven a la cabeza con un revólver en las inmediaciones de una discoteca de Castro Urdiales. EFE/Pedro Puente Hoyos
4 años por intentar matar a joven de un disparo
 Las acusaciones y la defensa han acordado una pena de cuatro años de prisión para un hombre que se enfrentaba a diez años y medio de cárcel por disparar a un joven a la cabeza con un revolver en las inmediaciones de una discoteca de Castro Urdiales, aunque la bala acabó impactando en la mano de la víctima.

Ambos han declarado este martes, con mascarillas y medidas de distancia social, en el juicio por asesinato en grado de tentativa que se he celebrado en la Audiencia de Cantabria, y que ha quedado visto para sentencia tras el acuerdo de conformidad alcanzado por las partes.

En sus conclusiones, la fiscalía ha calificado los hechos de homicidio en grado de tentativa, en lugar de asesinato, con las atenuantes de drogadicción y reparación del daño, delito por el que ha pedido tres años de cárcel, además de otro año más de condena por tenencia ilícita de armas, y doce de alejamiento.

El ministerio público ha aplicado la atenuante de reparación del daño porque, antes de la vista, el acusado ha ingresado 5.000 de los 7.415 euros de indemnización acordados para la víctima.

El fiscal ha afirmado que el acusado tenía la intención de matar y disparó a una zona vital, la cabeza, y de ahí la acción de la víctima al tapársela con la mano, donde recibió al balazo. Así lo acreditan también los informes forenses que se han aportado.

No obstante, ha señalado que era adicto a las drogas, ya era de madrugada cuando ocurrieron los hechos y "tenía sus facultades mermadas".

Según su relato, en la madrugada del 27 de abril de 2019 el acusado se encontró con el joven, al que relacionó con una agresión que había sufrido tiempo atrás, en la que había perdido un ojo y se dirigió a él para decirle que le iba a matar.

Este le respondió levantando el pulgar y entonces sacó repentinamente el arma, la empuñó con las dos manos y le apuntó a la cabeza a una distancia de tres o cuatro metros.

El encausado ha reconocido que disparó con un revolver pero ha asegurado que "en ningún momento" tuvo intención de matarle ni tampoco le apuntó a la cabeza.

Además ha dicho que había bebido alcohol y "distintas sustancias estupefacientes", cocaína, hachís y anfetaminas, ha detallado, y también estaba tomando "una medicación muy fuerte".

"No estaba en mis cinco sentidos", ha declarado, inmediatamente después de pedir perdón: "Estoy arrepentido, pido perdón, no lo quise hacer con intención".

La víctima del disparo ha explicado que conocía a su agresor, y que este había tenido problemas anteriormente con unos amigos suyos.

Según ha relatado, esa madrugada estaba sentado en un muro cerca de la discoteca cuando llegó el acusado y le dijo que le iba a matar, amenaza a la que respondió haciendo un gesto de "ok" con la mano.

Entonces sacó un arma, "una de tambor, plateada" y le disparó. "No me esperaba que me iba a pegar un tiro", ha dicho la víctima, que en esa momento, ha recordado, levantó la mano mientras saltaba del muro.

Un testigo ha declarado que oyó el disparo y vio al acusado con "una 22" en la mano apuntando al joven, que recibió el tiro en la mano al saltar del muro en el que estaba sentado.

4 años por intentar matar a joven de un disparo
Comentarios