13.10.2019 |
El tiempo
domingo. 13.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Unos 200 mayores trasladan propuestas para mejorar el entorno y los servicios públicos

El programa ‘Cantabria, territorio amigable con las personas mayores’, puesto en marcha en diciembre de 2017, tiene como objetivo promover el buen trato y la generación de entornos que favorezcan el envejecimiento activo y saludable

La vicepresidenta Díaz Tezanos con representantes de los ayuntamientos. / ALERTA
La vicepresidenta Díaz Tezanos con representantes de los ayuntamientos. / ALERTA
Unos 200 mayores trasladan propuestas para mejorar el entorno y los servicios públicos

Cerca de 200 personas mayores han trasladado a sus municipios propuestas de mejora del entorno y los servicios públicos, dentro del programa ‘Cantabria, territorio amigable con las personas mayores’, puesto en marcha por la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social en diciembre de 2017 con el objetivo de promover el buen trato y la generación de entornos que favorezcan el envejecimiento activo y saludable.

Los 18 municipios participantes han pasado, además, a formar parte de la Red mundial de ciudades amigables dirigida por la Organización Mundial de la Salud para favorecer la incorporación de la perspectiva de las personas mayores en la planificación municipal, teniendo en cuenta sus necesidades y la mejora de su calidad de vida, ha informado el Gobierno en nota de prensa. Según ha explicado la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, el proyecto del Gobierno trata de que los municipios en Cantabria sean ciudades y pueblos amigables con el envejecimiento, y que las políticas, los servicios y las infraestructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad se diseñen y reorganicen para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud, y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa.

El programa se ha puesto en marcha en los municipios de Laredo, en la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, la Mancomunidad de los valles de San Vicente y la Mancomunidad del Alto Asón, aunque el objetivo es ir incorporando a toda la comunidad.

En total, en esos 18 ayuntamientos se han constituido 33 grupos de debate, en los que han participado 500 personas entre profesionales, asociaciones, proveedores de servicios comerciales, servicios públicos y asociaciones de personas mayores, que han elaborado un documento en el que plantean a sus corporaciones locales su visión sobre los puntos débiles del entorno en el que viven las personas mayores. «En ese documento se expone cómo se podrían mejorar esos municipios para hacer más fácil y confortable la vida a las personas mayores que viven en él y promover su participación en la vida social, cultural y política», ha explicado Díaz Tezanos. Además, se han realizado cuestionarios y entrevistas para recoger las opiniones, necesidades y demandas de las personas mayores de estos territorios en áreas de gran importancia para la población, como son los espacios al aire libre y edificios, transporte, vivienda, redes y apoyo social, comunicación e información, servicios sociales y salud.

Entre las propuestas, destacan la mejora de la accesibilidad y la eliminación de barreras arquitectónicas en zonas y edificios de uso cotidiano con dificultades o imposibilidad de acceso, y la instalación y mantenimiento de aseos públicos en zonas de paseo y tránsito habitual de las personas mayores. Además, en zonas alejadas se ha planteado la necesidad de contar con apoyos económicos para autobuses o taxis que les permitan tener más participación en las actividades sociales y culturales de su comunidad y mejorar el acceso a los servicios, especialmente importante para las personas que en situación de vulnerabilidad.

Una demanda constante en todos los grupos ha sido la creación de espacios con una mayor oferta de actividades tanto para mayores como intergeneracionales, más abiertas a la participación asociativa y a promover el envejecimiento activo.

La vicepresidenta ha explicado que el programa ha dado apoyo técnico a estos ayuntamientos y mancomunidades para que entren a formar parte de la Red de Ciudades Amigables de la Organización Mundial de la Salud.

Según ha precisado, con el apoyo de los cinco profesionales que desarrollan el programa y de los grupos focales que han participado, están ya finalizando la fase de planificación, y han conseguido la aprobación de la OMS de su proceso de adhesión a la Red.

La OMS plantea como condición necesaria para participar en esta Red la creación de entornos y servicios que promuevan y faciliten un envejecimiento activo y saludable e ir incorporando la perspectiva de las personas mayores en la planificación municipal. Para lograr y mantener la adhesión a la Red es necesario que la política municipal aborde de manera integral los aspectos que afectan al día a día de las personas mayores, teniendo en cuenta sus necesidades, percepciones y opiniones a lo largo de todo el proceso de análisis y mejora del municipio a través de los grupos focales.

distintas fases. Los municipios podrán permanecer en la red mientras demuestren que van cumpliendo las distintas fases de desarrollo del proyecto, manteniendo los espacios de participación, remitiendo los documentos e informes requeridos y demostrando que se realizan progresos con respecto a los indicadores definidos. Díaz Tezanos ha explicado que, en el caso de Laredo, ya se ha presentado el informe con las conclusiones, para que la Corporación tome la iniciativa de acometer aquellas medidas y acciones que los mayores le han propuesto, y el resto de municipios están a punto de presentar los informes que han elaborado con ayuda del equipo del programa, «lo que permitirá contar en un futuro próximo con iniciativas municipales palpables y coherentes que mejoren el bienestar de los mayores».

Comentarios