01.02.2023 |
El tiempo

TRANSPORTES

"Con Revilla el tren a Bilbao siempre fue charlatanería e improvisación"

“Tras los estrepitosos fracasos y las oportunidades perdidas, no podemos confiar la defensa de los intereses de Cantabria a Miguel Ángel Revilla”, afirma la presidenta María José Sáenz de Buruaga

Subraya que Cantabria tiene un último cartucho en Europa y augura un nuevo fracaso si Pedro Sánchez no da prioridad al tren a Bilbao

Nuevo acto propagandístico de Revilla. El tren a Bilbao

María José Sáenz de Buruaga acompañada acompañada por la diputada nacional Elena Castillo. / ALERTA
María José Sáenz de Buruaga acompañada acompañada por la diputada nacional Elena Castillo. / ALERTA
"Con Revilla el tren a Bilbao siempre fue charlatanería e improvisación"

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha anunciado hoy que el partido ha promovido sus propias enmiendas en el Parlamento Europeo para incluir a Cantabria en el Corredor Atlántico ferroviario porque tras sus estrepitosos fracasos y todas las oportunidades perdidas, no puede confiar la defensa de los intereses de la región a Miguel Ángel Revilla.

La dirigente popular ha subrayado que, en 16 años como presidente, Revilla no se ha tomado este asunto en serio jamás, se ha dormido en los laureles y llega siempre a Bruselas tarde y mal, en el tiempo de descuento, por lo que, en un ejercicio de responsabilidad y eficacia, el PP ha decidido tomar la delantera en el Parlamento Europeo, donde, a diferencia del PRC, sí tiene representación.

“Nosotros no necesitamos intermediarios para defender los intereses de Cantabria y gestionar las legítimas reivindicaciones de esta tierra”, ha afirmado Buruaga en una rueda de prensa acompañada por la diputada nacional Elena Castillo, en la que ha explicado que el PP va a buscar la unidad de acción también con el PSOE para que las enmiendas salgan adelante al margen de quien las haya presentado.

En concreto, el PP ha promovido tres enmiendas del Grupo Popular Europeo para incluir en la red transeuropea de transporte mediante la conexión al Corredor Atlántico tanto el tramo ferroviario de trasporte de pasajeros y mercancías Santander-Bilbao, como el Puerto de Santander.

La presidenta ha advertido de que el procedimiento a seguir a partir de ahora, que supone el último cartucho que tiene Cantabria, es complicado, puesto que las enmiendas deben pasar varios filtros hasta su aprobación por el pleno del Parlamento antes del verano.

Después, se abrirá un proceso de negociación entre el Parlamento Europeo y el Consejo de Europeo en el que va a tener un papel fundamental el Gobierno de Pedro Sánchez que, hasta ahora, no ha defendido a Cantabria, ha relegado a la comunidad una y otra vez y da a la región golpe tras golpe en todos los proyectos fundamentales.

Y ha recordado que la Comisión Europea no ha podido ser más clara: Cantabria solo tendrá alguna oportunidad si logra que los estudios del tren a Bilbao avancen de manera significativa y el Gobierno central decide dar prioridad a este proyecto, pero de momento, sigue perdido en estudios mientras Revilla aplaude y dice que todo está bien.

“Se necesita agilidad, influencia y un compromiso firme, el de los hechos”, ha dicho.

Y ha hecho hincapié en que Revilla ha pedido y tiene el apoyo de los diputados del PP en el Congreso; de la delegación española y los eurodiputados del PP, y del Parlamento de Cantabria, a instancias del PP, que promovió un acuerdo para hacer un frente común que ha dado lugar al viaje de los portavoces parlamentario a Bruselas que se inicia hoy, pero lo que no tiene –ha añadido- es el apoyo del Gobierno de España.

La presidenta ha subrayado que por el PP no va a quedar y va a ayudar al Gobierno por el bien de los cántabros, pero también ha advertido de que el Parlamento Europeo no hace magia.

Según la presidenta, aunque la última palabra la tiene Europa, el Gobierno de Pedro Sánchez tiene que querer, ejercer su influencia y presionar y para eso, Revilla tiene que cumplir su misión y hacer valer su pacto de Gobierno porque, de lo contrario, el fracaso será seguro.

Y ha advertido de que Revilla y el PSOE se equivocan si piensan que van a poder repartir culpas y diluir su responsabilidad, porque de momento son los únicos responsables de que Cantabria esté hoy fuera del Corredor Ferroviario Atlántico.

Así, ha recordado los dos primeros estrepitosos fracasos en Europa de Revilla, el primero entre 2009 y 2011, cuando con José Luis Rodríguez Zapatero se negociaron los trazados y se tramitaron los reglamentos y Cantabria quedó excluida de la red, y el segundo en 2021, cuando viajó a Bruselas por primera vez, dos años después de que empezara la revisión de los trazados y reglamentos, y volvió con las manos vacías.

“Veremos si son capaces de revertirlo ahora, pero el fracaso será suyo en exclusiva si no hacen lo que tienen que hacer, algo tan sencillo como reivindicar de verdad, hacer cumplir el acuerdo de Gobierno y hacer valer su condición de socio de Pedro Sánchez, que para algo está sentado en el Consejo de Gobierno”, ha concluido.

"Con Revilla el tren a Bilbao siempre fue charlatanería e improvisación"
Comentarios