29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Reinosa espera que la CHE tenga una solución a las inundaciones

El alcalde confía que la Confederación aporte soluciones en la cita prevista para el próximo 11 de noviembre | PSOE de Reinosa y afectados por las inundaciones se reúnen hoy con Quiñones

Aspecto que presentaba el Híjar el miércoles a primera hora de la mañana. / A. Queimadelos
Aspecto que presentaba el Híjar el miércoles a primera hora de la mañana. / A. Queimadelos
Reinosa espera que la CHE tenga una solución a las inundaciones

El alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio, ha confiado en que el 11 de noviembre, cuando acuda a Reinosa la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual, para analizar la situación de los ríos dependientes de esa cuenca, traiga una solución para evitar de nuevo los problemas con la inundación de los cauces, que pudo volver a ocurrir este martes en la comarca.

Barrio se ha referido a la situación que se generó el pasado martes con la crecida del río Hijar, en el que ya se produjo en diciembre de 2019 un desbordamiento que ocasionó inundaciones en Reinosa.

En una rueda de prensa celebrada este jueves en el Parlamento de Cantabria para presentar el Día de las Letras, el alcalde ha recordado que el 11 de noviembre tendrá lugar una reunión en Reinosa para abordar el problema de las inundaciones en el municipio, en la que participará el Ayuntamiento, la CHE y el Gobierno de Cantabria.

Asimismo, espera que en el encuentro también haya representación de la Plataforma de Afectados por las Inundaciones de Reinosa, puesto que «se han movido especialmente y tienen muchos estudios».

Barrio, quien ve «pasarse la bola unas administraciones a otras», ha reconocido que está «muy preocupado» de que la responsabilidad recaiga en la administración local porque, según ha lamentado, carece de medios técnicos y financieros para acometer esas obras necesarias en el río Híjar «para evitar que vuelva a suceder lo de diciembre del año pasado».

«Algunos en Madrid dijeron que la responsabilidad de la limpieza de los parques, de los ríos y del terreno urbano corresponde a los Ayuntamientos y esto es una barbaridad si no se matiza», ha denunciado el regidor, quien ha señalado que Reinosa puede acometer «pequeñas limpiezas del río», pero ha matizado que es «inviable» tener una partida presupuestaria para obras «del nivel de los cauces».

Por ello, considera que las obras «las tiene que realizar quien tiene medios económicos y técnicos para decidir lo que hay que hacer» y espera que la CHE colabore con el Gobierno de Cantabria y «tome decisiones para que los problemas de Reinosa se solucionen de una vez para siempre».

Tras mencionar que en la crecida del martes «se vivieron momentos de una tensión brutal» al no saberse si el río «iba a volver a inundar todos los barrios de la zona», el alcalde ha recordado que en diciembre del año pasado «no hubo más que desgracias materiales». Y ha alertado de que «están en juego vidas humanas y pueden suceder desgracias personales»

Barrio ha agradecido al consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, su «efectividad total y compromiso especial» con los problemas de Reinosa, y a la responsable del 112 y consejera de Presidencia, rior, Paula Fernández, por estar «siempre presente y atenta a cualquier necesidad» del municipio.

cita con la delegada del gobierno. Por su parte, el PSOE de Reinosa y la plataforma de afectados por las inundaciones de este municipio y toda la comarca se reunirán este viernes con la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones y con el diputado nacional del PSOE, Pedro Casares. La reunión, organizada por el portavoz del grupo socialista en Reinosa, Sergio Balbontín, surge a propósito de la preocupación por las inundaciones y por los daños ocasionados a los vecinos y vecinas en las anteriores crecidas del Río Hijar, y Ebro, así como sus posibles soluciones.

Balbontín ha señalado en una nota de prensa que «el PSOE de Reinosa está trabajando para encontrar soluciones a las inundaciones producidas por la crecida de nuestros ríos e insta a las instituciones competentes a solucionar el problema y no mirar hacia otro lado».

Asimismo, ha destacado que las «inundaciones recurrentes en los últimos tiempos» y la falta de soluciones rápidas y reales a las mismas, han supuesto una «angustia añadida» a los vecinos de Reinosa y comarca que ven como el Ayuntamiento de Reinosa y la Consejería de Medio Ambiente «no han aportado ninguna solución eficaz al problema después de casi un año».

«Existe una autentica falta de empatía por parte del Ayuntamiento de Reinosa con los vecinos afectados», ha afirmado Balbontín y ha añadido que «un buen ejemplo de ello es que las ayudas anunciadas para los damnificados todavía no han sido ni aprobadas ni adjudicadas casi un año después de su anuncio, ni un solo euro han tenido a bien meter en el río.»

Por su parte, el portavoz de la plataforma de afectados, Chewar Román, ha agradecido la ayuda, disposición y la búsqueda de soluciones del PSOE local y espera que la reunión con la delegada del Gobierno pueda aportar también nuevas soluciones para acabar todos juntos con esta gravísima situación que vivimos en nuestra ciudad y comarca.

Manifestación el día 1 de la Plataforma de Afectados

La Plataforma de Afectados por las Inundaciones de Reinosa y Campo, que se ha reunido ayer tras la crecida del río Híjar en la madrugada del miércoles, cuando estuvo a punto de desbordarse de nuevo, ha anunciado movilizaciones y una gran manifestación por las calles de Reinosa el 1 de noviembre bajo el lema ‘Ya no podemos aguantar más’. La Plataforma ha denunciado la «noche de pánico» que «centenares de vecinos» que residen en la margen izquierda del río Híjar vivieron el miércoles, tras la «una enorme crecida» del río, que estuvo a punto de desbordarse «y crear una nueva tragedia» como la vivida hace 303 días. Según ha informado la Plataforma, miembros de la Asociación de Afectados, que estuvieron en permanente contacto con técnicos de Madrid, dieron la señal de alarma a través de llamadas telefónicas y redes sociales, y en los barrios de Sorribero, avenida de la Naval y la Florida se retiraron los vehículos hacia otras zonas más altas de la ciudad. También se sacaron apresuradamente los objetos más valiosos de los garajes. En las plantas bajas de los barrios, el agua estuvo a punto de entrar de nuevo porque el cauce del río no soportó el caudal y volvió a desbordarse por la ribera y los parques cercanos. «Faltó muy poco para que inundara las viviendas como aquel desgraciado 19 de diciembre del pasado año».

Reinosa espera que la CHE tenga una solución a las inundaciones
Comentarios