17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

El PP de Torrelavega critica la «inaudita mala gestión» del corte en la A-67

El alcalde de la capital del Besaya, Javier López Estrada, señala que el carril hundido de la A-67 no se abrirá, probablemente, antes del fin de semana

El PP de Torrelavega critica la «inaudita mala gestión» del corte en la A-67

La portavoz del grupo popular de Torrelavega, Marta Fernández-Teijeiro, ha criticado la «inaudita mala gestión» llevada a cabo por la Delegación del Gobierno, el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega con motivo del corte total del tráfico en la autovía A-67, dirección a Torrelavega, tras el argayo registrado a la altura de Barreda. Para Fernández-Teijeiro, ha habido «una dejación clarísima y una incompetencia» que ha costado «muchas horas de trabajo perdidas» y ha causado un aumento de la contaminación por el «continuo atasco», tanto en la A-67 como en la Nacional 611. «Se ha mantenido a la gente durante horas en auténticas ratoneras sin dar información fidedigna al usuario ni soluciones de tráfico», ha criticado en nota de prensa.

A su juicio, «lo más lógico» hubiera sido dar instrucciones a Tráfico para desviar hacia Solares los vehículos que iban a Torrelavega desde Santander, Bezana o Boo de Piélagos, y hacia Renedo-Zurita-Sierrapando o Gornazo-Polanco-Sierrapando a aquellos que se querían incorporar desde más al sur». «No había ninguna necesidad de mantener a las personas atrapadas durante horas y horas», ha asegurado. Según la portavoz popular, ha existido «cierta dejación» del Ayuntamiento de Torrelavega, ya que este episodio afecta a los vecinos y a las empresas del municipio de forma «muy importante», además de a la calidad del aire en Barreda, y no se ha «visto» una acción municipal «ágil ni dinámica para intentar minimizar el impacto de esta mala gestión». «Torrelavega se ha bloqueado y no hemos visto in situ a nadie del equipo de gobierno», ha señalado. Fernández-Teijeiro considera también «muy preocupante» que no se tomaran medidas previas en la zona afectada por el argayo. «La composición del terreno es conocida; que suele llover mucho en Cantabria, también». Por ello se ha preguntado si ante los avisos de la Agencia de Meteorología, AEMET, que «no dejaban lugar a dudas» era «realmente imposible» haber tomado más precauciones, sobre todo cuando hay viviendas muy próximas a esta infraestructura.

«Hay que calificar a la Delegación del Gobierno con un suspenso por el modo en que ha gestionado este problema, y por su parte la reacción del Ayuntamiento de Torrelavega ha sido inexistente, y la del Gobierno de Cantabria ha sido mínima, limitándose a las redes sociales».

En este sentido se ha preguntado «quién puede leer mensajes en las redes sociales cuando está al volante de su vehículo», y ha concluido que «no se ha dado la sensación de estar preparados y organizados para estos cortes de tráfico en vías de gran capacidad».

Por su parte, el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, ha avanzado que la solución técnica para el hundimiento que se produjo en el carril de la A-67 a la altura de Barreda ya está «diseñada y dimensionada», aunque ha señalado que su apertura «probablemente» no se produzca antes del fin de semana. Así, indicó que «es difícil avanzar plazos» pero que la autovía puede reabrirse «durante el propio fin de semana o durante la semana que viene». Según señaló, el Ayuntamiento está haciendo su labor de información para dar a conocer el corte del carril tanto a los cántabros como a los visitantes que vayan a circular por las carreteras de la región este fin de semana, ya que «probablemente por la dificultad de obtener esa información a nivel local veamos incrementados los problemas» de circulación, ha vaticinado. El regidor explicó que se ha tratado de una «causa sobrevenida» que ha ocurrido mientras están en ejecución las obras de la ampliación del tercer carril en la A-67 en la entrada a Torrelavega. Así, ha indicado que el Consistorio entiende las «dificultades intrínsecas» a este tipo de obras y se ha puesto «a disposición» de Fomento «para lo que necesite». Asimismo, ha explicado que este incidente «dificulta muchísimo el día a día» a los torrelaveguenses porque afecta a la entrada a la ciudad. «Somos los que más estamos sufriendo el problema», ha sentenciado. No obstante, indicó que, a pesar de ser un problema para los cántabros, «no lo es tanto porque todos conocemos qué caminos podemos utilizar para ir de una ciudad a otra», aunque haya que «sumar unos minutos» a las rutas. 

«Los trabajos para recuperar la normalidad en la Autovía de la Meseta A-67», cerrada al tráfico por un desprendimiento que provocó el hundimiento de la calzada a la altura de Barreda, «continúan sin descanso, aunque todavía no hay una fecha prevista para la reapertura de la vía». Así lo ha indicado el delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, en un comunicado en el que recuerda que existen vías alternativas para evitar el tramo afectado y cortado a la circulación, desde Polanco y en sentido Santander-Torrelavega. En este sentido, el representante del Estado en la Comunidad ha indicado que se convocará a los medios de comunicación en cuanto haya datos que permitan establecer una fecha y plazo de reapertura de la A-67. Mientras, ha destacado que se trabaja para garantizar la reapertura del tramo cerrado al tráfico «en condiciones de seguridad» para los usuarios de la autovía. 

Hasta entonces, ha solicitado «precaución y calma» ante las distintas informaciones que apuntan a fechas de reapertura y que pueden generar «confusión» en la ciudadanía. A este respecto, el delegado del Gobierno en Cantabria ha insistido en que en cuanto se conozca el plazo de las obras necesarias se comunicará debidamente. Para finalizar, ha recordado que existen distintas alternativas que pueden elegir los conductores para realizar sus trayectos hasta la capital del Besaya desde la cántabra, y eludir así posibles retenciones.

GOCHICOA. El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, ha asegurado que el Ministerio de Fomento está «trabajando muy fuerte» para reparar el desprendimiento ocurrido el martes en la A-67, a la altura de Barreda, que ha obligado al corte total de la vía desde Polanco. A preguntas de la prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), el consejero ha explicado que su departamento se ha puesto en contacto tanto con la Jefatura Provincial de Tráfico como con la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria y, en principio, se considera que el hundimiento ha sido provocado por las intensas lluvias caídas el lunes por la tarde y madrugada del martes, que han incidido «en un momento muy malo de las obras».

De hecho, Gochicoa ha asegurado que «la situación era la peor posible». «Si esto sucede dentro de 20 días o un mes, con el muro terminado, posiblemente la situación no hubiera sido la mismo», ha sostenido, en referencia al profundo socavón que ha causado el desprendimiento en una zona que se encontraba en obras. 

COORDINACIÓN. El consejero también ha señalado que su departamento se ha coordinado con la Dirección General de Tráfico para establecer los recorridos alternativos mientras se prolongan las obras de reparación de la vía, que son por Solares, para tráficos de media distancia, y para los más locales, la rotonda de Polanco con opciones hacia la CA-330 hacia Los Ochos, o la nacional N-611.

Comentarios