22.11.2019 |
El tiempo
viernes. 22.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

MINA ZINC

Emerita Resources empezará a buscar zinc en el Besaya a principios de 2019

La empresa canadiense Emerita Resources empezará las prospecciones en la antigua mina de zinc de la comarca del Besaya a principios de 2019, con una inversión de 17 millones de euros, y si los resultados que obtiene en estas perforaciones son positivos, comenzará la construcción de una nueva mina en 2020.

Emerita Resources empezará a buscar zinc en el Besaya a principios de 2019

Son los plazos que ha ofrecido hoy en Santander David Gower, director ejecutivo de Emerita Resources, la empresa que ha obtenido el primer permiso de investigación en los terrenos de la antigua Azsa que ha concedido el Gobierno de Cantabria, después de un año y medio de trámites.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel, ha anunciado, en rueda de prensa, que, antes de que acabe el año, está previsto conceder un segundo permiso, a la australiana Slipstream Resources.

Y ha lamentado que el Gobierno haya tenido que sacar adelante, en solitario y sin apoyos, la reforma de la ley del suelo que hace posible este proyecto.

En total son seis las empresas adjudicatarias de las cuadrículas mineras en las que han sido divididos los terrenos, que se reparten por varios municipios del Besaya.

El objetivo de las prospecciones es estudiar la viabilidad de extraer los 20 millones de toneladas de mineral bruto que, según la información histórica, hay en el subsuelo de la antigua mina, que no se siguió explotando por la profundidad a la que se encuentra el zinc y porque su precio no resultaba rentable, ha apuntado Revilla.

Reabrir la mina del Besaya, que cerró en 2003, es uno de los grandes proyectos por los que ha apostado el Gobierno PRC-PSOE en esta legislatura, por el impacto que prevé que tendrá en la economía regional y el empleo.

Emerita Resources tiene previsto invertir más de 500 millones de euros en la construcción de la mina, que calcula que generará más de 2.500 empleos directos e indirectos.

David Gower ha detallado el cronograma que maneja la empresa junto a Joaquín Merino, su presidente en España y director de Cantábrica de Zinc, la firma que se ha creado para el proyecto de la mina del Besaya.

Merino ha concretado que las primeras perforaciones se harán a finales de enero o comienzos de febrero, inicialmente a unos 6.000 metros de profundidad.

En un principio se utilizarán dos máquinas, que perforarán unos 40 metros diarios cada una, y se espera obtener los primeros resultados "en dos o tres meses", de forma que si se confirma la información histórica sobre la reserva de zinc, se continuará perforando hasta llegar a identificar la masa de mineral.

En esta fase de investigación se prevé que trabajen unas 75 personas.

El siguiente paso será la construcción de la nueva mina, que será subterránea y sin impacto visual, ha destacado Revilla.

Y según la empresa, el municipio donde tendrá la entrada la nueva explotación se decidirá más adelante.

Revilla ha subrayado la "ilusión" con la que el Gobierno ha afrontado este proyecto desde que analizó en detalle con esta empresa la posibilidad de extraer el mineral que aún hay en el subsuelo.

Y ha lamentado que no haya tenido un apoyo "más allá de la abstención", cuando este, ha dicho, es uno de los proyectos más importantes que ha podido llegar a la región desde que él tiene "uso de razón" y supondrá "un antes y un después" para la comarca del Besaya.

Además cree que, en unos días, va a pasar lo mismo con La Pasiega. A su juicio, el principal partido de la oposición, ha señalado, seguirá sin dar su apoyo a proyectos con los que se puede cambiar "el destino de la región".

El director ejecutivo de Emerita Resources ha destacado la importancia que tiene para una empresa extranjera contar con los apoyos necesarios de la comunidad autónoma a la hora de obtener los permisos necesarios para desarrollar su actividad.

Su responsable en España ha apuntado que en otros lugares del país proyectos como este "se enfangan y no salen".

Y se ha mostrado optimista porque además de que en este caso se parte de información sobre la reserva de mineral que existe en lugar de "modelos muy teóricos" como en otros, lo que reduce el riesgo, también cree que el riesgo social o político es "prácticamente inexistente".

Para el consejero de Industria, Francisco Martín, cuanto más grande es un proyecto, más grandes son "los enemigos" y los "tropiezos" que hay que salvar.

Ha justificado el tiempo que se ha tardado en conceder este primer permiso en la necesidad de "hacer un proyecto robusto en lo jurídico" y ha subrayado la disposición del Gobierno a salvar los obstáculos que se presenten con "solvencia jurídica administrativa", consciente de que habrá colectivos y empresas que presenten sus alegaciones.

Preguntado si comparte la visión de Martín de que existen francotiradores en Medio Ambiente que disparan a los proyectos de Industria, Revilla ha respondido que él no tramita expedientes y que el consejero sabe más que él sobre este asunto.

Martín he reconocido que así lo ha dicho y lo mantiene aunque refiriéndose a la existencia de francotiradores "en muchas almenas" y además no solo a este proyecto.

En ese sentido ha aludido a que hay también "otros colectivos que hablan de exceso de celo" y ha recordado que no ha salido adelante ninguno de los once proyectos de parques eólicos que se habían presentado.

Comentarios