20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Antes de construir la mina de zinc hay que determinar el estado de las aguas subterráneas

Arranca en la sede de Torrelavega el Curso de Verano de la UC centrado en aspectos de la ingeniería geotécnica de minas y energía

Falko Schmidt, ingeniero de Minas, consultor y codirector del curso ‘Modelización numérica aplicada a la ingeniería geotécnica de minas y energía’. / ALERTA
Falko Schmidt, ingeniero de Minas, consultor y codirector del curso ‘Modelización numérica aplicada a la ingeniería geotécnica de minas y energía’. / ALERTA
Antes de construir la mina de zinc hay que determinar el estado de las aguas subterráneas

El proyecto de construcción de una nueva mina para explotar el yacimiento de zinc que existe en la comarca del Besaya, actualmente en fase de sondeos previos, es "todo un hito y un reto", pero previamente habrá que hacer "un análisis exhaustivo del estado y flujo de las aguas subterráneas".

Así lo ha advertido el ingeniero de Minas Falko Schmidt, consultor y codirector del curso 'Modelización numérica aplicada a la ingeniería geotécnica de minas y energía' que esta semana se imparte en la sede de Torrelavega de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC).

Schmidt ha recordado que el agua fue, precisamente, uno de los "problemas" de la antigua mina de Reocín, al existir un flujo continuo de 1.300 litros por segundo que mana del subsuelo y que, durante la etapa de actividad minera en esta explotación, obligó a mantener de forma constante su bombeo hacia el exterior. Una vez cesada dicha actividad, las bombas dejaron de funcionar, encontrándose actualmente tanto las galerías subterráneas como la explotación a cielo abierto totalmente inundadas, ha dicho.

De cara a la apertura de esta explotación de zinc en la comarca, Schmidt ha apuntado como aspectos claves la tramitación y la rentabilidad. Así, por un lado, ha indicado que los proyectos deben superar una serie de permisos de las distintas partes implicadas, especialmente de carácter medioambiental y de la Autoridad Minera, contando también con "las personas que viven en el entorno, cómo les afecta y el impacto de la actividad", ha dicho. Una tramitación que puede prolongarse en el tiempo "entre dos meses y año y medio".

Y respecto a la rentabilidad, el ingeniero de Minas ha señalado que no sólo dependerá del precio del metal en el mercado (actualmente el zinc tiene una alta cotización), sino también de la situación del yacimiento y del coste de su explotación, aspectos actualmente en Cantabria en proceso de análisis a través de los sondeos iniciados hace unas semanas.

Comentarios