12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Vecinos de Pombo, Cañadío y El Ensanche crean un decálogo para "una mejora real" de la convivencia

La alcaldesa ha asegurado que el documento "se valorará" como cualquier solicitud de las asociaciones vecinales

Vecinos de Pombo, Cañadío y El Ensanche crean un decálogo para "una mejora real" de la convivencia

La Asociación de Vecinos de Pombo, Cañadío y El Ensanche de Santander ha aprobado por unanimidad un decálogo de medidas con la que considera que se puede alcanzar una "mejora real" de la convivencia en la zona entre vecinos, comerciantes, hosteleros y visitantes.

La entidad vecinal ha dado a conocer este 'Decálogo de convivencia' en un comunicado y ha avanzado que en los próximos días lo enviará a los partidos políticos con representación municipal con el objetivo de que "puedan incorporarlo a sus programas electorales y comprometerse de este modo con el bienestar de los vecinos de este barrio de Santander".

El decálogo contempla mejora la recogida de basuras, el reciclaje y la limpieza viaria y apuesta por vehículos menos ruidosos y más sostenibles. En su primer punto, también pide realizar un control de las poblaciones de palomas y gaviotas, así como de las heces de perros, las colillas o los chicles depositas en la vía pública, y además reclama el cumplimiento de las ordenanzas que prohíben beber y orinar en la calle.

En el segundo punto, esta asociación solicita recuperar el servicio de policía de barrio y, en el tercero, pide la elaboración de una ordenanza reguladora de bicicletas y que en ella se incluayn también los patinetes y los sigways.

En cuanto a las terrazas hosteleras, estos vecinos exigen horarios "más reducidos que los de los locales" para poder tener abiertas las terrazas. Así, proponen que en zonas "saturadas" --quieren que así se declare el Ensanche y que no se permitan nuevas licencias-- el horario sea hasta las 23.00 horas en días laborables" y que se señale en el suelo la zona permitida de terraza.

En este punto, también piden que se obligue a los hosteleros a colocar gomas en las patas de las sillas y las mesas y que éstas queden recogidas dentro del local durante el horario de inactividad de la terraza.

El quinto punto del 'Decálogo de convivencia' solicita más árboles, más frondoso y de hoja perenne y que estos "se poden solo lo estrictamente necesario" y en el sexto se reclama que, en el marco del servicio de la OLA, haya una zona verde para que aparquen los residentes. También solicitan aparcamientos disuasorios para coches y autocares para reducir el uso del coche en el centro.

La contaminación acústica se aborda en el séptimo punto y en él se pide al Ayuntamiento elaborar "un mapa de ruido real" y en él declarar El Ensanche "zona acústicamente saturada". Los vecinos también piden mejorar la calidad del aire y aumentar el arbolado urbano y las zonas verdes.

En los puntos 8 y 9, la Asociación de Vecinos de Pombo, Cañadío y El Ensanche solicita que los semáforos tengan tiempos más amplios para el paso de peatones, que las calles y plazas de la zona sean para el peatón y no para "carpas y tenderetes".

Finalmente, el punto 10 del decálogo, exige el cumplimiento de las ordenanzas en vigor o, en su caso, modificar algunos artículos.

Desde la Asociación han indicado que están preparando un calendario de reuniones con otras entidades vecinales con similares problemas para darles a conocer este decálogo y poder incorporar sus propuestas o "apoyar con más fuerza las ya establecidas".

Ricardo Alea, presidente de la Asociación Vecinal, ha manifestado en el comunicado que "este decálogo pretende ser una hoja de ruta para conseguir una mejora real de las condiciones de vida de los residentes del Ensanche, a la vez que servir de compromiso de las fuerzas políticas en detener el progresivo deterioro que sufre esta zona de Santander, especialmente durante los meses de verano y los fines de semana".

EL DECÁLOGO "SE VALORARÁ"

Preguntada sobre este decálogo, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha señalado en declaraciones a la prensa que en el equipo de Gobierno "aún no conocemos" ese documento pero sabe que "tienen previsto trasladárnoslo", por lo que no lo ha valorado pero sí ha dicho que "se valorará" como cualquier solicitud de las asociaciones vecinales.

No obstante, ha asegurado que, "como es habitual" con las peticiones que trasladan las asociaciones vecinales, "se evalúa en el Ayuntamiento y se intenta mejorar" aunque "evidentemente habrá cosas que se puedan hacer y habrá cosas que no competen", y también "habrá que atenerse a la legalidad".

Y ha enfatizado que a las asociaciones de vecinos "se les escucha continuamente" y junto a ellas "estamos mejorando" la ciudad.

Comentarios