31.07.2021 |
El tiempo

Vuelta a los corros

Los jugadores federados de las cuatro modalidades de bolos que se juegan en Cantabria podrán hoy regresar a la actividad de forma individual y con unos claros y exigentes protocolos sanitarios

Víctor González podrá abandonar el entrenamiento ‘casero’ para enfrentarse a una bolera ‘de verdad’.
Víctor González podrá abandonar el entrenamiento ‘casero’ para enfrentarse a una bolera ‘de verdad’.
Vuelta a los corros

Cantabria entra hoy en la Fase 1 del desconfinamiento y con ello regresa la actividad deportiva a todas las instalaciones al aire libre. También todos los federados de las cuatro modalidades de bolos que se juegan en Cantabria podrán acercarse a las bolos, siempre y cuando éstas no tengan «ni techo ni paredes», como recoge la normativa del Consejo Superior de Deportes. A esto hay que añadir una serie de claros y exigentes protocolos, que harán, como ocurre en el resto de disciplinas deportivas, las cosas no sean iguales que otras temporadas.

La Federación Española de Bolos, a través de una Circular, recuerda que todos los protocolos son de «obligado cumplimiento», porque están encaminados a la reactivación de los bolos «manteniendo la seguridad sanitaria» para lo que se activarán las medidas que garanticen el menor riesgo en el desarrollo de la actividad, mitigando la aparición de nuevos casos de coronavirus y su propagación. «Nuestro objetivo prioritario es la protección y seguridad de nuestros deportistas», asegura la FEB.

Desde hoy, como ya hemos señalado, los jugadores federados, árbitros y personal técnico federativo podrán volver a las instalaciones al aire libre. En el caso de los menores, estos deberán ir acompañados de un adulto, pero siempre manteniendo la distancia de seguridad de dos metros y las medidas de protección e higiene establecidas. Además cada deportista podrá ir acompañado de un entrenador y/o de un auxiliar técnico (armador), porque los jugadores no podrán realizar, mientras entrenan, la doble función de jugador y armador.

No habrá restricción de horarios, estando en todo caso obligados los deportistas a concertar cita previa con la entidad gestora de la instalación público y privada donde se vayan a llevar a cabo los entrenamientos.

La actividad deportiva se organizará de manera individualizada, sin contacto físico, por turnos previamente estipulados y de manera que se evite la acumulación de personas en los accesos, tanto al inicio como a la finalización del turno.

Solo habrá un armador por deportista.

Las medidas de higiene también serán muy estrictas:

- Los deportistas y armadores deberán ir provistos de mascarilla, guantes y gel hidroalcohólico, no siendo obligatorio el uso de guantes una vez dentro de la bolera para los jugadores, pero sí para los armadores.

- Antes de entrar en la instalación deberán lavarse o desinfectarse las manos.

- Se mantendrá en todo momento la distancia de seguridad de dos metros entre personas.

- Las bolsas de bolas y cualquier material deportivo no podrá ser tocado ni compartido por persona distinta de su propietario.

- Utilizar toallas desechables.

- No compartir botellas de agua ni similares.

- No tocarse la cara durante el transcurso del entrenamiento, ni acercar la bola a la misma.

- Los armadores, para los que es obligatorio el uso de mascarilla y guantes, deberán lavarse o desinfectarse las manos a la finalización de cada entrenamiento.

Por lo que respecta a las boleras, el titular de las mismas deberá asegurar que se adoptan las medidas de limpieza y desinfección adecuadas: limpieza y desinfección a fondo de la instalación una vez al día, a la finalización de la sesión de entrenamiento. Se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características. Tras cada limpieza, los materiales empleados y los equipos de protección utilizados se desecharán de forma segura, procediéndose posteriormente al lavado de manos. Asimismo, a la finalización de cada turno de entrenamiento se procederá a la limpieza de las zonas comunes y, en cada turno, se deberá limpiar y desinfectar el material compartido después de cada uso. En ningún caso se abrirán los vestuarios por lo que los deportistas deberán ir debidamente uniformados. Los clubes y entidades deportivas se responsabilizarán de que exista la necesaria disponibilidad de material sanitario y de seguridad a que se refiere el protocolo del CSD.

Vuelta a los corros
Comentarios