07.08.2020 |
El tiempo
viernes. 07.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Muchas ganas, pero sensación «rara» en el primer día de bolera

La fase 1 de la desescalada permite los entrenamientos individuales, con la presencia de un armador, y con cita previa

Benjamín Noriega, jugador de la Peña El Cierru de Abanillas, de Tercera categoría, entrenó ayer en la bolera La Revilla de San Vicente. / David
Benjamín Noriega, jugador de la Peña El Cierru de Abanillas, de Tercera categoría, entrenó ayer en la bolera La Revilla de San Vicente. / David
Muchas ganas, pero sensación «rara» en el primer día de bolera

Hay ganas, al menos en la ‘élite’, pero la lluvia del domingo por la noche y del lunes por la mañana impidió que la mayoría de los jugadores y jugadoras que estaban dispuestos a reencontrarse con las boleras pudieran hacerlo, aunque algunos sí que tuvieron la suerte de volver a sentir la bolera entre las manos y a disfrutar más que nunca -como lo hemos hecho con el sonido de los pájaros durante el confinamiento- con el retinglar de los bolos.

La entrada en la fase 1 de la desescalada permite a los deportistas federados el entrenamiento individual -con la posibilidad de contar con un armador- y con cita previa en las boleras descubiertas.

El campeón de España, Víctor González Fernández, se acercó hasta la bolera exterior de El Parque de Maliaño. «La verdad es que ha perdido la forma muchísimo, pero poco a poco estoy seguro que la iré recuperando», comentaba el jugador de la Peña Peñacastillo Anievas Mayba, que tiene ya muchas ganas de entrenar con normalidad en la Mateo Grijuela, sobre todo, pero él es un hombre muy disciplinado y «ahora esto que nos van dejando nos va animando».

Víctor González tiene cerca de su casa la bolera de Muslera, por donde se pudo ver a su hermano José Manuel, preguntando por la posibilidad de entrenar allí. La Peña Los Remedios realizará una planificación para facilitar las necesidades, en la medida de lo posible, tanto de sus jugadores, de la Escuela y del resto de interesados para cumplir, sobre todo, con el protocolo marcado por el Consejo Superior de Deportes.

Jesús Salmón también tenía intención de tirar unas bolas, pero «la bolera estaba muy mojada y he preferido esperar. Hoy lo intentaré, si el tiempo me deja, porque ya tengo ganas».

Tampoco Rubén Haya se ha ‘estrenado’. El jugador de la Peña Peñacastillo Anievas Mayba se está recuperando de una pequeña lesión y tiene la intención de empezar en la bolera de Bezana «poco a poco». «Tengo muchas ganas de empezar y dar normalidad a esta situación tan difícil, así como dar alegrías a todos los seguidores de los bolos, que en su mayoría son personas mayores, que lo están pasando mal».

«Buenas sensaciones» ha tenido Óscar González, que «cerquita» de casa ha lanzado sus primeras bolas tras el confinamiento. El jugador de la Peña Hermanos Borbolla Villa de Noja espera «con ganas el inicio de la Liga».

José Manuel Lavid es un jugador que acostumbra a entrar mucho, por eso no ha querido dejar pasar ‘ni un minuto’ para volver a la bolera. «Me he encontrado muy a gusto, pero sí que se nota mucho el parón», asegura el jugador de la Peña Andros La Serna para el que lo más positivo es la temperatura, bastante más alta que cuando comienza la pretemporada habitual (enero), lo que «te permite tirar desde tiros más largos de lo esperado».

Su compañero Carlos García, uno de los que se ha manifestado con mayor claridad y contundencia sobre la reanudación de la competición, también lanzó su primeras bolas. «Las sensaciones han sido buenas, pero se notan los dos meses de inactividad, sin embargo, las ganas lo suplen todo. Tengo mucha ilusión de seguir entrenando para estar a tope al inicio de la Liga».

En la bolera del Grupo Ateca (Monte) o la auxiliar de Maliaño tiene la intención de comenzar hoy Rubén Rodríguez. El jugador de la Peña Camargo Bahía Real tiene «mucho ánimo y ganas de ir recuperando poco a poco la normalidad después del obligado parón por la pandemia, aunque también con algo de incertidumbre y respeto por la situación tan delicada en la que estamos inmersos».

David Abascal fue el único integrante de la Peña Riotuerto Sobaos Los Pasiegos que ‘pisó’ cutío. Lo hizo en la bolera del Barrio de Arriba. «La sensación ha sido rara, porque parecía enero, pero lo importante es que ya he entrenado un poquito», lo mismo que hicieron Eduardo Herrera y Óscar Cianca, ambos de Los Remedios.

Por último, Laura Abascal (Torrelavega Siec) y Naomi Solórzano esperar hoy tirar sus primeras bolas. Ambas tienen muchas ganas. «Sabía que me gustaban los bolos, pero no tanto. Un verano sin ellos no es verano», asegura la jugadora de la Peña Peñacastillo Anievas Mayba.

Muchas ganas, pero sensación «rara» en el primer día de bolera
Comentarios