13.06.2021 |
El tiempo

FIDEL LINARES / EXJUGADOR

«Mi generación era muchísimo mejor que la de Cabello, Salas, Ramiro y Escalante»

El considerado mejor ‘pulgarista’ de la historia, que comenzó jugando con latas de tomate y piedras de río, asegura que siempre llevará en su corazón a la Peña Bolística Torrelavega, donde jugó 17 temporadas en tres etapas diferentes y donde «siempre estuvo encantado»

Captura de pantalla 2021-03-21 a las 10.09.40
Fidel Linares en 1985.
«Mi generación era muchísimo mejor que la de Cabello, Salas, Ramiro y Escalante»

Leyenda viva de los bolos y caballero con una nobleza deportiva y humana incuestionable. Ramiro González era su referente. Sus comienzos en el pueblo fueron jugando con latas de tomate y piedras de río. Perdió más finales de un Campeonato de España de las que ganó. No le gustaba demasiado entrenar y Joaquín Salas fue su ‘bestia negra’. En el año 1971 ya cobró 40.000 pesetas por fichar por Comillas, un dineral para la época, y jugó 17 temporadas en la Bolística si bien en tres etapas distintas. Considerado el mejor ‘pulgarista’ de todos los tiempos, las bolas lanzadas a esa mano parecían no aterrizar nunca. Ha sido uno de los pocos jugadores expulsados durante un partido -lo recurrió y ganó el juicio a posteriori-. Se queja de que los reconocimientos a su dilatada deportiva hayan llegado un poco tarde, y nunca le agradecerá bastante a su familia y a Severino Prieto el apoyo recibido. Esta semana ALERTA charla distendidamente con Fidel Linares Sierra (Villanueva de la Peña, 24 de julio de 1937) cuyo palmarés es extraordinario con tres Campeonatos de España individuales, seis por parejas, ocho Ligas y seis Copas, más 116 Concursos de Primera.

PREGUNTA: Lo tuyo fue llegar y besar el santo. Año 1954 tu primer año en Segunda y campeón regional ¿no?

RESPUESTA: Así es. Tenía 17 años y todo indicaba que los bolos se me daban bien. Se lo gané a Servando Coterillo en La Llama y además jugué la final del Campeonato de España que me ganó un canario.

P: Y tanto que se te daban bien, porque al año siguiente eres segundo en un Campeonato de España en este caso de Primera categoría.

R: Exacto. Me ganó con solvencia Ramiro González que pasó a ser mi referente desde aquella tarde.

P: ¿Tus comienzos fueron bastante difíciles?

R: Sí. Me hacía de latas de tomate e iba al río a buscar piedras lo más redondas posible, no había otras más alternativas en aquellos tiempos de penurias.

P: Tras tu paso por Sniace, nada menos que 12 temporadas consecutivas en tu peña favorita.

R: Exacto y jugando con los mejores de la época sin duda. En la Bolística estuve encantado siempre, tanto en mi primera etapa como en las otras dos. De las ocho Ligas que gané, cinco lo fueron con esta peña que siempre llevaré en mi corazón.

P: No te dejaban marchar a Las Higueras que te ofrecía 2.000 pesetas por partido ganado y en ‘venganza’ al año siguiente pones rumbo a Comillas.

R: Exacto. Me dieron 40.000 pesetas por fichar que en el año 1971 y eso era un dineral. En Comillas quedamos segundos aquella Liga y jugamos Tete, Quintana, Cebada, Cortabitarte y yo.

P: Pero... de nuevo regresas a tu casa para jugar con ‘los cinco magníficos’.

R: Mi segunda etapa en la Bolística tuve de compañeros a grandes jugadores como Arenal, El Belga, Benito e Ingelmo. Ganamos dos Ligas más. Luego fueron llegando Marcos, Fuentevilla y otros.

P: Y... de nuevo regreso a Comillas para continuar ganando más Ligas.

R: Veo que te sabes bien mi historial. Estuve cuatro temporadas y en la última volvimos a ganar con Ventisca, Marcos, Fuentevilla, y Gómez. Ese año falleció Salas.

P: Salas fue tu ‘bestia negra’ ¿no?

R: (Ríe) Pues sí. Nada menos que me ganó cuatro Campeonatos de España. Joaquín era un gran jugador y muy difícil ganarle.

P: Tercera y última etapa en Torrelavega, y más Ligas ‘al zurrón’.

R: Sí, con Ingelmo, Florentino, Fuentevilla, y Pachín, otra grandísima partida.

P: En la Mallavia no salieron las cosas y llegas a Puertas Roper donde juegas siete temporadas.

R: En Maliaño volví a compartir equipo con  grandísimos jugadores, con los que gané más títulos como Arenal y Fuentevilla. Fueron unos años muy buenos.

P: Acaba tu periplo en La Cavada.

R: Sí, allí me despedí tras 38 años jugando a un gran nivel. Ya tenía 55 años y las fuerzas comenzaban a escasear.

P: Habías perdido unos cuantos Campeonatos de España, llegas a Barreda temeroso, sin embargo, le ganas fácil a El Belga el primero de los tres que conseguiste.

R: Exacto. Me hizo una gran ilusión, porque había perdido cuatro finales antes, así que puede imaginarte cómo como estaba de alegre.

P: Tu segundo Campeonato de España, en La Llama, ya más calmado. Ganas a Manolo Sousa.

R: Cierto. Le aventajé en 33 bolos, por tanto con facilidad. Y fue muy especial porque lo hice ante mi gente, familia, amigos y compañeros de trabajo.

P: Y por fin consigue derrotar a Salas.

R: Ya lo creo. Explosión de alegría, pero me costó mucho. Le aventajaba en 40 bolos antes de la final, se me quedaron unas cuantas bolas, y me mandó a ganar a 12 bolos. Hice 16, pero me había restado 35 bolos en siete tiradas, lo pasé muy mal.

P: Tu mejor amigo Benito Fernández te gana otro Campeonato en la Plaza de las Estaciones, se había dejado las bolas en casa, pero tuviste tu recompensa al final.

R: Calla por favor. Le dejó las bolas Quintana aquella tarde y me ganó otro más por si fuesen pocos. Como era asturiano, Ramón Sánchez Mier y otras personas dijeron que había ganado porque no había podido jugar Cabello y organizaron un concurso al día siguiente entre Modesto y yo. Le gané y además me pagaron 10.000 pesetas, no estuvo mal (ríe).

P: Abándames es un pueblo asturiano del concejo de Peñamellera Baja y allí tienes buenos amigos y buenos recuerdos ¿no?

R: Ya lo creo. Allí organizaba un concurso un mexicano llamado Toluca, dotado de buenos premios. Un año lo gané yo y el premio eran 20.000 pesetas en la década de los setenta. Igual no tengo que contarte nada por Hacienda... ya pasó.

P: Ramiro, Salas, en cuatro ocasiones, Benito, Fuentevilla y Tete fueron tus verdugos en finales de Campeonatos de España. Con Tete te las prometías muy felices ¿no?

R: Ya lo creo. A falta de dos tiradas le sacaba 20 bolos y acabó con 26 bolos de ventaja sobre mi. Aquella tarde, Tete fue una auténtica apisonadora.

P: ¿Era mejor la generación de los Cabello, Salas, Ramiro, Escalante, que la siguiente con los Arenal, Linares, Tete, Fuentevilla, y otros muchos?

R: Rotundamente no. Era muchísimo mejor la que me tocó a mi, más jugadores de élite y mejores.

P: Una sola vez en tu vida en un Juzgado, y ganaste el juicio.

R: Cierto. En un partido Peñacastillo-Puertas Roper, el árbitro me anuló una bola al birlar porque según él había movido el pie. Le reclamé su decisión y me expulsó de la bolera alegando que le había insultado, cuando nunca en mi vida insulté a nadie. Me castigaron con tres partidos lo llevé a juicio y gané aquel pleito.

P: ¿Uno de tus mayores orgullos es estar en posesión de muchos reconocimientos?

R: Por supuesto. Sólo tengo una queja, y es que me han llegado un poco tarde. De todas formas me siento feliz por estas distinciones de todas las esferas sociales. Es un verdadero honor para mí.

P: Estarás agradecido toda tu vida a unas personas a las que debes todo ¿quiénes son?

R: Mi padre ante todo, Severino Prieto, y Chuchín, el de Mazcuerras. Éste me tenía horas y más horas birlando y... yo lo que quería era escapar pronto con mis amigos.

21dep50 1985 FIDEL LINARES

«Mi generación era muchísimo mejor que la de Cabello, Salas, Ramiro y Escalante»
Comentarios