21.09.2020 |
El tiempo
lunes. 21.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

‘Fumata blanca’ en la Apebol

  • Las catorce peñas con derecho a disputar esta temporada la liga de división de honor confirman su participación  
  • La competición, si las condiciones sanitarias lo permiten, comenzará el próximo día 4 julio
Jesús Salmón, José Manuel González, Rubén Haya y Víctor González, en la bolera Mateo Grijuela. / José Ramón
Jesús Salmón, José Manuel González, Rubén Haya y Víctor González, en la bolera Mateo Grijuela. / José Ramón
‘Fumata blanca’ en la Apebol

Tras varios días de muchas reuniones entre presidentes, directivos y jugadores; tras analizar los pros y los contras de una temporada, que ya será histórica -por desgracia y por la pandemia de la Covid-19-, la Asociación de Peñas de Bolos (Apebol) ha dado un ejemplo de unidad, a pesar de que algunos ‘desde fuera’ piensen todo lo contrario. Todos a una. Las catorce peñas -Peñacastillo Anievas Mayba (Santander), Hermanos Borbolla Villa de Noja (Noja), El Pendo Bahía Real (Maliaño-Camargo), Riotuerto Sobaos Los Pasiegos (La Cavada-Riotuerto), Los Remedios (Guarnizo-Astillero), Torrelavega Siec (Torrelavega), Sobarzo (Penagos), Comillas, J. Cuesta (Cerrazo-Reocín), Ribamontán al Mar Construcciones Cárcoba (Loredo), La Rasilla ASV (Los Corrales de Buelna), Casa Sampedro (Torres-Torrelavega), San Jorge Ganados Tierra Cántabra (Santillana del Mar) y Mali (Puente Arce-Piélagos)- con derecho a participar en la Liga de División de Honor confirmaron su intención de competir.

La mañana de ayer fue un constante goteo de ‘sies’ hasta que a primera hora de la tarde ya todos los presidentes habían dado el OK, es decir, no iba a haber ninguna baja y todos estarán el próximo día 4 de julio, si las condiciones sanitarias lo permiten, dispuestos a iniciar una competición en la que recordamos no habrá descensos -ni en caso de que una peña tenga que retirarse por circunstancia derivadas del coronavirus-. La decisión ha sido unánime y la respuesta positiva de las catorce peñas también, abriendo así un camino que ahora ya pueden ir tomando los clubes de otras categorías, aunque las circunstancias de unos y otros sean diferentes.

José Manuel González, presidente de la Peña Peñacastillo Anievas Mayba y secretario de la Apebol, ha sido uno de los principales activos para llegar a este punto, luchando por sacar adelante la Liga y el «resto de competición que se pueda». «Estoy muy satisfecho de la decisión que hemos tomado y agradecido a todas las peñas. Pienso que es lo más correcto y lo que debíamos hacer».

«Ahora, dice ‘Nel’, espero que todo salga bien y que el virus no afecte a nadie. Debemos seguir con el plan de entrenamientos y  ser muy estrictos con la normativa sanitaria para que podamos llegar al día 4 con todas las garantías».

La directiva de Apebol tiene por delante la tarea de elaborar los protocolos sanitarios para el desarrollo de los partidos y preparar los detalles de la competición, de cara a la Asamblea General que se celebrará el próximo sábado, día 13, en la que se proclamará presidente a Fernando Soroa. Además, en esta reunión, las peñas deberán decidir, entre otros temas, el número mínimo de jornadas para conformar la clasificación final.

Opinión contraria a la de José Manuel González ha tenido hasta el último momento, José Manuel Borbolla, vicepresidente de la peña nojeña, que a pesar de haber decidido finalmente jugar, sigue «pensando lo mismo que anteriormente», es decir, «que no hubiese pasado nada por haber dejado en blanco esta temporada», pero... después de hablar con los jugadores (el jueves los de Hermanos Borbolla y el viernes los de Ribamontán al Mar), que mostraron su disponibilidad total y absoluta a lo que la peña decidiese, su reflexión fue que había que tirar para adelante, principalmente porque el equipo «de los chavales»,  es decir, Ribamontán al Mar, tienen ganado el derecho a disputar la Supercopa y eso, «después del esfuerzo que han realizado para estar en División de Honor, ya es un premio que no podía usurparles, porque quizás nunca vuelvan a estar en esta situación y aunque saben que el rival (Peñacastillo) es difícil, el solo hecho de disputar un título ya es un orgullo».

Sin duda alguna, una razón de peso la que expone Pepe Borbolla, que espera contar con el apoyo del Ayuntamiento de Noja para hacer frente a una temporada complicada económicamente, algo que también conocen ya los jugadores.

La unanimidad que ha demostrado la División de Honor no parece que exista en el resto de categorías. Días pasados tuvo lugar una reunión de las peñas de Primera categoría y la división es máxima. Solo seis -Renedo, Tanos, Quijano, Andros La Serna, Pontejos y Gajano- parece que están a favor de disputar la liga, aunque el número se nos antoja escaso para dar validez a una competición tan importante. El resto no está por la labor, aunque tampoco la negativa ha sido definitiva, ya que algunas están a la espera de conocer la normativa que marca la Federación Cántabra en esta ‘atípica’ temporada para tomar una decisión.

En cuanto a la Segunda categoría, Edu Ingelmo informó ayer que el próximo día 14 (domingo), a las 11.00 horas, en Torrelavega está prevista la reunión de 36 peñas para decidir sobre su futuro.

Cantabria entrará mañana, lunes, en la Fase 3 de la desescalada y el protocolo en cuanto a los entrenamientos no varía mucho, aunque sí podrá haber ya más de un jugador dentro de la bolera, pero siempre que se respeten los dos metros de distancia. El material tendrá que seguir siendo utilizado únicamente por cada ‘propietario’; y los que sí varía es el aforo que se amplía en número.

‘Fumata blanca’ en la Apebol
Comentarios