23.11.2020 |
El tiempo
lunes. 23.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Exhibición en Orejo

Víctor González y Jesús Salmón dan a Peñacastillo el segundo campeonato consecutivo de peñas por parejas tras brindar un espectáculo de estrategia y juego ante unos inconmensurables Carlos García y José Manuel Lavid

Jesús Salmón y Víctor González muestran orgullosos los trofeos que les acreditan como campeones regionales. / Sergio Iturbe
Jesús Salmón y Víctor González muestran orgullosos los trofeos que les acreditan como campeones regionales. / Sergio Iturbe
Exhibición en Orejo

Si la exhibición de Iris Cagigas en Quintana de Toranzo nos dejaba sin calificativos, prácticamente lo mismo nos ocurrió ayer en Orejo. Jesús Salmón y Víctor González, por un lado, y Carlos García y José Manuel Lavid, por el otro, ofrecieron un auténtico espectáculo en la final del Campeonato Regional de peñas por parejas de Primera categoría. A ver quién se atreve a decir ahora que esta modalidad está en decadencia y que no gusta. Esto es como todo en el deporte, depende de los protagonistas y su actuación, porque ayer ambas parejas lo dieron todo sobre el cutío de El Ferial, ante un público entregado, que ovacionó cada una de las tiradas y vibró mano a mano.

Jesús Salmón y Víctor González dieron a Peñacastillo Anievas Mayba el segundo título consecutivo, mientras que para Andros La Serna es el primer subcampeonato. La tercera posición fue para unos valientes Manuel Domínguez y Carlos Gandarillas (El Pendo Bahía Real), a los que las bolas quedas les pasaron factura, lo mismo que a Ángel Velasco y Alberto Díaz, de Hermanos Borbolla Villa de Noja, que tuvieron que conformarse con la cuarta posición.

Fue dura la competición, que este año se jugó en un solo día, lo que obligó a disputar cuatro concursos con la máxima exigencia. Jesús Salmón y Víctor González entraron en la final con 26 bolos de ventaja, una cifra suficiente pero no definitiva teniendo en cuenta que enfrente estaban Carlos García y José Manuel Lavid, dos jugadores con solvencia, que habían ido de menos a más en la competición y que no tenían nada que perder, lo que sin duda podía hacerles jugar mejor, como así fue. En dos manos, los de Andros ya les habían ‘comido’ siete bolos y a raya alta, con una última tirada espectacular de 41 bolos y a pesar de una queda -en la tercera- se ponían a tiro, porque los de Peñacastillo habían fallado. Ya solo tenían tres de renta.

Desde el tiro largo y con la raya al medio, García y Lavid seguían en su línea, apretando al máximo, pero en ese momento, tanto Salmón, que ayer estuvo fenomenal, como González se pusieron el mono de trabajo y sacaron a relucir todo un arsenal que parecía que tenían guardado para cuando la ocasión lo requiriese. Si Andros hacía 34, Peñacastillo sumaba 35; si Carlos García y José Manuel Lavid sumaban otros 37 (con un emboque); Jesús Salmón y Víctor González respondían con 38; si los de Las Fraguas subían 15 y birlaban 24 (39), los santanderinos subían 14 y birlaban 25 (39); y si los de Andros finalizaban con 33 -mandando a 29 para ganar- los de Peñacastillo Anievas Mayba se lucían subiendo 13 y birlando 23 para firmar una última mano de 36, que les daba el título. Jesús Salmón y Víctor González se abrazaban efusivamente cuando todavía quedaban bolas en el birle y repetían el gesto al final del torneo como prueba de lo importante que era conseguir el título y lo díficil que había sido.

Si un sobresaliente se merecen los cuatro protagonistas de la final, matrícula de honor hay que poner a la Peña Orejo Metálicas Llama por la organización, que fue extraordinaria, con Justo San Emeterio a la cabeza de un grupo de personas, entre las que hay que incluir a los armadores, que cuidaron hasta el más mínimo detalle. Y hablando detalle, significar el bonito homenaje que la Peña Orejo quiso rendir a Fernando de la Hoz ‘siempre en nuestra memoria’, presidente de la Peña Gajano, fallecido de forma repentina. Su viuda, Rosa Campo, recibió un bonito ramos de flores de manos de Justo San Emeterio, mientras los numerosos aficionados que se había dado cita en la bolera la brindaban una cariñosa ovación.

Exhibición en Orejo
Comentarios