18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

CIERRE 2019

Los despachos necesitan ‘fichajes’

La Peña Riotuerto Hotel Villa pasiega cierra 2019 con una reunión en la que el presidente José Antonio Abascal aseguró que «los bolos necesitan directivos con renovadas energías», haciendo un especial llamamiento a las mujeres

La ‘gran familia’ de la Peña Riotuerto Hotel Villa Pasiega, junto a las autoridades. / José Ramón
La ‘gran familia’ de la Peña Riotuerto Hotel Villa Pasiega, junto a las autoridades. / José Ramón
Los despachos necesitan ‘fichajes’

Muchas veces escuchamos decir que los bolos son algo más que un deporte, que los bolos son sentimiento y uno de los mejores exponentes de ello es la Peña Riotuerto Hotel Villa Pasiega y su entendida, exigente y entregada afición. Esta temporada no hay prácticamente nada que celebrar, pero, a pesar de ello, cerca de 70 personas se reunieron en uno de los salones de su principal patrocinador, para cerrar 2019, una temporada que en su conjunto ha sido «aceptable», en palabras de José Antonio Abascal, quién aseguró que el octavo puesto en la Liga de División de Honor «ha sido justo», después de una primera vuelta nefasta, pero «para el próximo año debemos ser exigentes con nosotros mismos, ambiciosos en el juego y humildes en los triunfos».

«Aspiramos a la victoria, pero lo decimos con profundo respeto y sencillez. No os tengo que recordar la zozobra que pasamos en la primera vuelta de esta temporada. Momentos delicados y de incertidumbre que provocaron una desestabilización en el equipo que nos abocó a los ultimos puestos de la tabla. Situaciones personales, miedos, tácticas indecisas, juego ramplón y a veces mala suerte nos hicieron pasar jornadas en permanente vilo donde la calidad de la peña no brillaba y los empates se concatenaban jornada tras jornada. Pero la clase de nuestra peña estaba agazapada y en la segunda vuelta salió la raza de siempre viviendo hermosas tardes de bolos para quedar en un digno octavos puesto que el año que viene tenemos que dinamitar».

El presidente aprovechó, como es habitual, para la ocasión para desgranar algunos momentos de especial intensidad que han jalonado el año bolístico. En relación a la renovación de Junta Directiva, Abascal mostró su preocupación, porque «esto que siempre tiene que resultar una buena noticia se transforma en una realidad preocupante para mí y para todos, al comprobar que no había candidatos que se presentasen a la presidencia, por lo que en el último momento tuve que volver a tomar el mando, pero... noto que los años se van acumulando en mi existencia vital y el cansancio se hace presente en muchos momentos de  mi vida. El mundo de los bolos necesita directivos con renovadas energías, con los conocimientos de los nuevos tiempos y con las técnicas de las nuevas redes sociales. Es urgente, que las nuevas generaciones asuman la conducción de los bolos en nuestro municipio y asuman con su saber y prudencia los retos que se plantean en la nueva era de los bolos».

El presidente está convencido que «siempre tendremos jugadores, siempre habrá aficionado y socios, siempre habrá apoyo comercial de una manera u otra, pero nos intranquiliza la falta de personas para asumir la imagen pública de la peña y cooperar en la dirección de la misma. Desde aquí pido decisión y generosidad a todos los socios para que en las próximas elecciones podamos elegir entre los mejores. Hago un especial llamada al mundo de la mujer. Vamos pasando de una sociedad patriarcal a una más matriarcal e igualitaria. Nuestra peña necesita más participación de la mujer porque estamos persuadidos que su aportación traerá cordura, sensatez y eficacia en la gestión; y éxitos, trofeos y victorias en lo deportivo».

Tras los ‘reproches’ deportivos y directivos, José Antonio Abascal dijo sentirse «orgulloso de esta peña, no solo por lo que hemos hecho en el pasado, sino porque tenemos un futuro prometedor lleno de posibilidades en su capital humano y esperanzado en conquistas deportivas».

Todos los presentes siguieron con gran atención las palabras del presidente, que siempre llevan un mensaje profundo, pero éste no enturbió para nada el buen ambiente que se vivió en esta ‘fiesta’ en la que se pusieron en valor la fidelidad, por un lado de unos de los patrocinadores de la peña, Estanco Vuelta Arriba de Maliaño con la colaboración incondicional de Mary y Berni; y el apoyo, en momentos difíciles, de una persona a la que la peña y sus gentes le han ganado y que ya se ha convertido en un colaborar activo como es el escritor Juan Francisco Quevedo, habitual articulista en ALERTA, que mejor regalo para Juan que un libro, aunque en esta ocasión tenga más fotografías que letras, pero las imágenes recogen la historia de la peña de 1966 a 2006 y eso ya tiene valor por sí mismo.

Tanto del presidente como Luis Villoslada, que en esta ocasión ejerció de ‘maestro de ceremonia’, tuvieron también palabras de exaltación para todos los colaboradores con la peña, para la Corporación municipal y para una afición «única, perseverante, entendida y fiel».

Abascal también ‘arengó’ a sus compañeros de la Junta Directiva:  «Habéis sufrido conmigo este año en muchos partidos. Hemos salvado la temporada con honra, decoro y dignidad. La próxima será mejor, brillante y exitosa. Os quiero perdir una mayor implicación, un trabajo más comprometido y una relación excelente».

El ‘baile de fichajes’ que se ha vivido esta temporada también ha ‘tocado’ a la Peña Riotuerto, que en 2020 llevará como apellido Sobaos Los Pasiegos, otra de las ‘marcas’ de los hermanos Miguel y Elías Diego. Abascal despidió a Gabriel Cagigas y Jairo Arozamena deseándoles suerte en su nueva etapa bolística; y dio la bienvenida «a esta casa, que ya es la vuestra» a Iván Gómez y Fernando Ocejo. «No venís a cumplir un contrato sino a jugar a los bolos compartiendo el carácter y filosofía de una peña que va más allá de ganar o perder un partido».  Tampoco se ‘libraron’ los ‘veteranos’ Rubén Túñez, David Abascal y Javier Cacicedo. «Vosotros sois de casa y os toca asumir el protagonismo deportivo como genuinos representantes de los bolísticos de Riotuerto. Lleváis en vuestras venas sangre de bolos de este pueblo. Dejaos gota a gota de esa noble sangre deportiva en cada bolera de Cantabria. Gracias por vuestra fidelidad».

Tras un bonito vídeo de repaso de la temporada llegó el turno de las autoridades. Serafín Bustamante, presidente de la Federación Cántabra de Bolos, destacó la capacidad de trabajo de la directiva de la Peña Riotuerto, destacando que siempre sabe estar «con la élite y con las bases».

Por su parte, el alcalde de Riotuerto, Alfredo Madrazo quiso en esta ocasión lanzar un ruego -o un deseo- a los responsables federativos para «que la Liga no se vea condicionada por cosas extradeportivas», en clara referencia al tema de los fichajes, que sin duda alguna desestabilizan cuando se producen casi al inicio de la competición.

La consejera Marina Lombó cerró el acto mostrando su sentimiento con la Peña Riotuerto, valorando «con nota muy alta» la evolución que tiene ésta y animando a las mujeres a sumarse al proyecto.

Comentarios