14.10.2019 |
El tiempo
lunes. 14.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

SEMANA BOLÍSTICA 2019

Campeón con récord

Víctor González se proclama por primera vez Campeón de España de primera, estableciendo una plusmarca absoluta ‘estratosférica’ de 755 bolos  

Brillante subcampeonato para Carlos García  

Salmón y Saro completaron el podio

Víctor González, exultante de alegría, celebra el título y el récord aupado por su tío José Herreros. / José Ramón
Víctor González, exultante de alegría, celebra el título y el récord aupado por su tío José Herreros. / José Ramón
Campeón con récord

Décimo segundo día y último de la Semana Bolística 2019. No sabemos si cuando el 8 de julio de 1994 vino al mundo, sus padres, Visi y Nel, tuvieron una premonición. Víctor es un nombre que proviene del latín ‘Victoris’, que quiere decir ‘el vencedor’. Lo hizo popular en el siglo XIX la familia Saboya através del Duque Víctor de Saboya. Además también un rey italiano contribuyó a que ese nombre creciese como la espuma. Pues bien, desde ayer, a las nueve y 13 minutos de la noche, aquí, en Cantabria, tenemos al ‘vencedor’, al ‘gran duque’, al nuevo ‘rey’ de los bolos y su nombre es Víctor González Fernández.

Muchos son los adjetivos que podíamos acompañar a lo conseguido ayer por este joven jugador de la Peña Peñacastillo Anievas Mayba. ‘Estratosférico’, ‘galáctico’, ‘extraterrestre’ son algunos de los calificativos que acompañan habitualmente las gestas de los grandes deportivos internacionales, pero no sabemos con cuál quedarnos para describir la hazaña histórica conseguida ayer por Víctor González, que no solo conquistó su primer Campeonato de España de Primera categoría, haciendo doblete -también logró el Regional-, al margen de todos los éxitos con su equipo y con su pareja, Jesús Salmón, sino que lo hizo como un campeón con letras mayúsculas, consiguiendo no solo batir del extraordinario récord que había establecido Óscar González el año pasado en Torrelavega (735), sino que acabó con la plusmarca absoluta que el mismo poseía, también desde el Regional (Cueto) de 2018 con 751 bolos. 

Aquel día algunos hablaban de la facilidad de bolera y de que esa marca iba a estar mucho tiempo en vigor, pues bien, ayer la bolera estaba, al menos según las opiniones de los jugadores, «nada fácil, había que jugar bien» y el récord se ha incrementado en cuatro bolos más, situándose en 755 bolos, lo que supone una media de 151 bolos, algo que no está al alcance de todos.

Víctor González Fernández representa el relevo generacional. Es la nueva ‘figura’ de los bolos. Hace tres años que ya irrumpió con fuerza en la máxima categoría y entonces decíamos que había nacido una ‘estrella’. Pues bien tras el segundo puesto de 2017 y el tercero de 2018, aquí está el nuevo campeón de España. Su progresión, su juego, su cabeza y un sinfín de cualidades nos permiten asegurar que hay campeón para rato. Que esto no ha hecho nada más que empezar, bueno, más bien ya comenzó hace bastante tiempo, porque el palmarés del jugador de Guarnizo es ya muy destacado, aunque lo conseguido este 30 de agosto de 2019 le coloca en el ‘olimpo’ bolístico.

Lo cierto es que Víctor González dejó muy encarrilado este Campeonato de España tras las dos primeras vueltas (302 bolos, mejor registro de la historia), pero todavía quedaba mucho. A cuartos de final llegó con una notable ventaja sobre Carlos García (21 bolos) y supo mantener el tipo, aunque ésta bajó a los 17 bolos, pero en semifinales volvió a meter un arreón, entrando en la final con +35. Esa diferencia fue clave, porque le dio la tranquilidad suficiente para saber que tenía, salvo ‘catastrofe’, el título asegurado y había que lanzarse para hacer historia y así fue. Entró en la última mano de la final a cinco bolos del récord del campeonato: tres con la primera bola y dos con la segunda; récord conseguido que se anuncia por megafonía y gran aplauso. Última bola desde el tiro con otros tres. 5, 6 y 5 desde el birle. Récord absoluto y de nuevo ovación con el público en pie.

Mención especial merece también Carlos García, el subcampeón de España, que ha realizado un torneo espléndido, concluyendo con una cifra de 691 bolos, que en muchas ocasiones hubiese servido para hacerse con la medalla de oro. El jugador de la Peña Roper Bahía Real lo intentó todo, pero enfrente tenía un ‘monstruo’, que ayer era invencible.

El podio del Campeonato de España lo completaron un veterano, Jesús Salmón y un joven de 20 años, Marcos Saro. Ambos se ‘marcaron’ una competición espléndida. El jugador de la Peña Peñacastillo Anievas Mayba no comenzó bien, pero supo sobreponerse, realizando dos buenos concursos en octavos y cuartos de final. Lanzar a por el emboque en las últimas manos le privó de un registro más alto, pero los 129 fueron suficientes para asegurarse una muy meritoria medalla de bronce. Salmón, un señor dentro y fuera de las boleras, que también sufrió un toque de atención por parte del árbitro Ruiz Marcos, invitó a compartir el ‘cajón’ con el cuarto clasificado, el joven Marcos Saro, actual jugador de la Peña Comercial Santiago Gajano, que la próxima temporada jugará en Sobarzo, en División de Honor. El debutante puede estar muy orgulloso del campeonato realizado, aunque los nervios, lógicos por otra parte, y la inexperiencia, le impidieron en semifinales lograr un registro un poco más para, al menos, haber presionado un poco más a Jesús Salmón, pero lo dicho, Marcos Saro puede estar muy satisfecho de su primera participación en un Nacional de la máxima categoría.

La nota negativa de este Campeonato de España fue la eliminación de Óscar González en cuartos de final. El jugador de la Peña Hermanos Borbolla Villa de Noja no ha estado bien en ningún momento del torneo, ha ido sacando a ‘trancas y barrancas’ las eliminatorias, pero esto se había puesto demasiado caro y con 121 bolos pocas opciones, por no decir, ninguna quedaban. Finalizó sexto (385 bolos) y además vio como su récord se esfumaba.

Comentarios