18.08.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

Adiós a Manuel Oliva, presidente de la Peña Casa Sampedro

Manuel Oliva, presidente de la Peña Casa Sampedro.
Manuel Oliva, presidente de la Peña Casa Sampedro.
Adiós a Manuel Oliva, presidente de la Peña Casa Sampedro

Nombrar a Manuel Oliva es nombrar a la Peña Bolística Casa Sampedro, porque le pese a quien le pese, la peña de Torres era Manuel Oliva. La historia reciente de esta peña, si reciente se puede considerar los últimos 45 años, es la historia de Manolo, sin ninguna duda. Cuando allá por el año 1977 llegó a esta peña, nadie hubiera pensado las cotas a las que llegaría, con el paso de los años. Manolo supo rodearse de gente fiel y trabajadora y, bajo su dirección, fueron pasando grandes jugadores del pasado, del presente y sin duda, del futuro más inminente y todo ello a base de trabajo, trabajo y trabajo.

Nunca le impresionaron los éxitos ni le decepcionaron los fracasos, que también los hubo, siempre confió en el trabajo, en el orden y en la amistad, esa que tanto enarbolaba en el lema que instauró… «El mejor deporte es la amistad… después los bolos». No es momento de entrar a resaltar los logros deportivos ni sociales que llegaron de su mano y de su buen hacer, que escritos están, pero sí resaltar que puso el nombre de un pueblo pequeño, de un barrio de la cuenca del Besaya, a la máxima altura deportiva y social. S

u reivindicación ante el «olvido de las instituciones» de Torres, como pueblo, no bien entendido por mucha gente, fue otro de esos logros que hay que poner en su haber. Trabajador incansable por y para su peña, 24 horas, 365 días, y así año tras año, temporada tras temporada, con victorias y derrotas, ilusiones y fracasos, pérdidas humanas y emocionales pero siempre con la mirada al frente y con la idea de trabajar para que sus jugadores se sintieran los verdaderos protagonistas de este espectáculo tan nuestro que llamamos Bolos.

Y dentro del mundillo bolístico siempre se tuvo a la peña Casa Sampedro como referente del bien hacer. Todo se debe a Manolo, sin ninguna duda. Los bolos en general y los de Torres muy en particular pierden a su referente. Manuel Oliva Zubimendi falleció ayer, a los 78 años. El funeral por su eterno descanso será hoy, viernes, a la una y media de la tarde, en la Iglesia Parroquial de Torres, siendo a continuación su inhumación en el cementerio de dicho pueblo.

Adiós a Manuel Oliva, presidente de la Peña Casa Sampedro
Comentarios