26.08.2019 |
El tiempo
lunes. 26.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Sinfín carga pilas antes de su exigente recta final

Disfruta de unos días de descanso antes de su exigente recta final de campeonato. No juega hasta el día 19 en Irún por Gol tv

Rodrigo Reñones, en el banquillo del DS Blendio en La Albericia. / J.R.
Rodrigo Reñones, en el banquillo del DS Blendio en La Albericia. / J.R.
El Sinfín carga pilas antes de su exigente recta final

La Asobal para prácticamente veinte días. Tras la jornada disputada el pasado fin de semana, ahora habrá otros dos sin competición. El primero de ellos se debe a la disputa de la fase final de la Copa del Rey y el segundo a una concentración de selecciones. Es mucho tiempo sin partido oficial y, para no convertir este paréntesis en algo muy pesado y, sobre todo, para que los jugadores recarguen pilas, fuerzas y motivaciones, Rodrigo Reñones ha dado unos días de descanso a sus hombres. Sobre todo, porque sabe que la recta final de temporada que le queda al equipo es altamente complicada y lo va a tener que afrontar con cinco derrotas consecutivas acumuladas ya en la mochila. Y empiezan a pesar.

Corre el peligro el DS Blendio de cerrar una temporada histórica de mala manera, ya que en los seis partidos que le quedan por disputar, le va a tocar hacer frente a retos altamente complicados. Para empezar, cuatro de esos seis compromisos que le quedan por disputar serán lejos de La Albericia, que es donde verdaderamente logró cimentar su gran trayectoria manteniéndose imbatido en su pabellón entre septiembre y febrero. Le quedan por completar cuatro desplazamientos y sólo dos partidos ante su afición que, además, será ante dos rivales de enorme nivel como son el Logroño primero y el Ademar después.

Y es que, dentro del camino repleto de curvas que le queda por completar al conjunto santanderino, sabe que todavía tiene que jugar contra cuatro de los primeros cinco clasificados. Eso va a hacer muy complicado sumar puntos por mucho que este tramo lo librara de manera brillante el equipo de Reñones en la primera vuelta. De hecho, fue capaz de ganar a Bidasoa y Granollers aprovechando incluso para dar un impulso definitivo a su situación clasificatoria. Lo que sucede es que, desde que alcanzó los 22 puntos y cortó su notable racha como local con la derrota ante Cuenca en La Albericia, el DS Blendio no es el que venía siendo. Y necesita recuperar su mejor versión para que, cuando menos, pueda bajar el telón al curso y marcharse de vacaciones con un buen sabor de boca que no deje demasiado lejos los buenos momentos.

Si algo han perdido los hombres de negro en el último mes y medio es intensidad, algo que siempre se deja notar más en defensa. Y es esa una de las patas sobre las que siempre se ha apoyado el conjunto cántabro. Sin eso, el Sinfín es un poco menos. Al final, ahí estuvo la principal diferencia entre el DS Blendio y el Cangas en el último desplazamiento del equipo de Reñones. Uno necesitaba ganar como el comer y el otro ya tenía los deberes hechos. Y, al final, eso se nota. Por eso los hombres de negro han dejado pasar dos buenas jornadas en las que podían haber cortado su mala racha para afrontar esta recta final con mejores garantías. El partido en tierras gallegas y la visita del Benidorm, rival directo por un objetivo (quedar entre los ocho primeros) que sigue estando ahí pero que se antoja complicado alcanzar viendo el calendario que queda por delante, parecían oportunidades para superar la barrera de los 22 puntos, pero el conjunto cántabro se ha quedado sellado en esa cifra. Como si le hubieran echado cemento en los pies y no se pudiera mover.

Por eso este parón le puede venir bien para resetear y afrontar la recta final con su mejor versión para no desperdiciar el mes y medio de competición que queda por delante. Y necesita el DS Blendio recuperar su nivel más competitivo porque, para empezar, le toca afrontar dos desplazamientos consecutivos. El primero será a Artaleku para medirse al sorprendente Bidasoa, que le recibirá con ganas tras su derrota en La Albericia en la primera vuelta, y el segundo a Guadalajara, que cuando pasó por Santander era segundo pero que ahora sobrevive en la zona media baja de la tabla. Después, tocará recibir a Logroño para jugar contra Anaitasuna en Pamplona y despedir siete días más tarde a la afición santanderina con el partido ante Ademar. El fin de fiesta llegará el 25 de mayo en Granollers.

La esperanza que tiene todo equipo que deja para el final sus partidos ante los mejores equipos de la categoría es que, cuando le toque medirse a ellos, tengan ya sus objetivos cumplidos y esté todo el pescado vendido. Sin embargo, mucho han de cambiar las cosas para que suceda eso porque, a día de hoy, sólo hay dos puntos entre el segundo clasificado y el quinto. Y a todos esos que están metidos en esa pomada se han de medir los jugadores del DS Blendio.

El parón terminará para el equipo de Reñones el próximo 19 de abril, que será Viernes Santo. Ese día jugará el equipo cántabro en Irún porque el encuentro será televisado por Gol. Será el segundo de los hombres de negro por dicho canal, ya que el primero fue la visita del Barça a La Albericia. También se han televisado los encuentros ante Granollers y Cangas pero por la aplicación de LaLigaSports. Y no es lo mismo. Bueno es para el Sinfín tener visibilidad y más aún ahora que está ya en plena elaboración del proyecto de la próxima temporada.

Comentarios