27.02.2020 |
El tiempo
jueves. 27.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

La medalla de oro y Tokio esperan a los Hispanos

La selección española, que está a un paso de hacer nuevamente historia tras alcanzar su tercera final continental seguida, y Croacia pelean Hoy, en Estocolmo (16.30 horas/La1), por los dos premios mayores en la final del Europeo

Gedeón Guardiola celebrando el triunfo frente a Eslovenia. / EFE
Gedeón Guardiola celebrando el triunfo frente a Eslovenia. / EFE
La medalla de oro y Tokio esperan a los Hispanos

La selección española de balonmano tratará de convertirse hoy (16:30 horas/La1) en leyenda revalidando ante Croacia el título continental que conquistó hace dos años en Zagreb, algo que sólo ha logrado Suecia, campeona en los años de 1998, 2000 y 2002.

Un logro que situaría a los Hispanos, si es que no lo están ya, tras encadenar tres finales consecutivas, a la altura de equipos legendarios como los ‘Bengan Boys’, la selección sueca que dominó el balonmano mundial a finales de los noventa, o los ‘Experts’, el imbatible equipo francés, que reinó en la primera década de este siglo.

Y todo ello sin perder ese aspecto de normalidad, que convierte a los de Jordi Ribera en un equipo cercano, en el que la fuerza del colectivo está siempre por encima de cualquier tipo de estrellatos o individualidades.

«Lo bueno de este equipo es que su fuerza reside en el colectivo, en cada partido cualquier jugador puede ser el protagonista», señaló Ribera.

Una fortaleza colectiva que España tratará de imponer ante un conjunto croata, que a diferencia de los Hispanos apenas ha rotado en el torneo, ante la diferencia existente entre los teóricos titulares y suplentes.

Factor que puede ser determinante ante el cansancio acumulado por ambos conjuntos, que no sólo han tenido que disputar ocho intensos partidos en apenas dos semanas, sino que además se han visto obligados a realizar largos desplazamientos por media Europa.

Un cansancio que el conjunto español, como reconocieron los propios internacionales españoles, ya comenzó a acusar en los minutos finales de la semifinal ante Eslovenia, en los que los Hispanos se complicaron un encuentro que tenían perfectamente encarrilado.

Pero si a España ya comienza a hacérsele un poco largo el torneo, mucho peor llegará a la final la selección croata, tras el tremendo esfuerzo que tuvo que realizar para imponerse en la semifinales a Noruega, en un encuentro que no se resolvió hasta la segunda prórroga.

Esfuerzo que acabó por pagar en forma de lesión el central croata Luka Cindric, una de las piezas claves en los esquemas del conjunto balcánico, y que tendrá muy difícil poder disputar la final tras resentirse de la lesión muscular que ya le había impedido disputar con normalidad los últimos partidos.

Circunstancia que dejará el juego croata en manos de los también centrales Domagoj Duvnjak e Igor Karacic, que ya fue fundamental en el empate (22-22) que los croatas ‘arañaron’ a España en el partido que ambos conjuntos disputaron en Viena en la segunda fase.

Un encuentro que, pese a que careció de la tensión que tendrá la final de hoy, ya que ambos conjuntos lo afrontaron con la clasificación para las semifinales ya asegurada, sí que dejó alguna que otra lección de las que España deberá aprender.

Empezando por no dar nunca por vencido a un equipo croata, que si por algo se ha caracterizado a lo largo de la historia y más en este Europeo, es por su carácter irreductible.

Tal y como pudieron comprobar los Hispanos en Viena en un choque en el que los de Jordi Ribera, que pese a llegar a contar con una renta de hasta seis goles (14-20) mediada la segunda mitad, acabaron viendo como los balcánicos dispusieron de un último balón para alzarse con la victoria.

Si España demostró en la capital austríaca que cuando el encuentro fue una mera cuestión balonmanística se encuentra un escalón por encima de los croatas, cuando el corazón, la pasión y el carácter se hicieron los dueños de la pista, los de Lino Cervar igualaron la contienda.

El mismo error en el que cayeron los noruegos en las semifinales y en el que los Hispanos deberán volver a incurrir, si quiere revalidar un oro, que no sólo les otorgaría el ansiado billete para los Juegos Olímpicos de Tokio, sino que les aseguraría un lugar en la leyenda.

Ficha técnica:

España: Gonzalo Pérez de Vargas (1), Jorge Maqueda (5), Ángel Fernández (6), Raúl Entrerríos (9), Alex Dujshebaev (10), Dani Sarmiento (11), Rodrigo Corrales (12), Julen Aginagalde (13), Ferrán Solé (14), Iosu Goñi (15), Adriá Figueras (17), Joan Cañellas (21), Viran Morros (24), Aleix Gómez (28), Aitor Ariño (29) y Gedeón Guardiola (30).

Entrenador: Jordi Ribera

Croacia: Marin Sego (55), Matej Asanin (60), Marino Maric (3), Domagoj Duvnjak (5), Matej Hrstic (6), Luka Stepancic (7), Zlatko Horvat (13), Josip Sarac (17), Igor Karacic (18), Zeljko Musa (28), Marko Mamic (30), Luka Cindric (33), Ilija Brozovic (34), Vlado Matanovic (36), David Mandic (39) y Marin Sipic (53).

Entrenador: Lino Cervar.

Pabellón: Tele2 de Estocolmo.

Hora: 16.30

Comentarios